Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 12/06/2024 15:05

Rusia

Fallece el escritor y disidente Alexandr Solzhenitsyn


El escritor y disidente Alexandr Solzhenitsyn, quien narró los horrores del gulag soviético y ganó el Premio Nobel de Literatura en 1970, falleció el domingo en Moscú a los 89 años, reportó la AP.

Stepan Solzhenitsyn, hijo del escritor, indicó que su padre murió a consecuencia de una insuficiencia cardiaca, pero no quiso hacer más comentarios.

Solzhenitsyn reveló al mundo la realidad de los campos de concentración soviéticos en obras como Un día en la vida de Iván Denisovich (1962), El primer círculo (1968) y especialmente Archipiélago Gulag, un documentado análisis del sistema de prisiones soviético, el terrorismo y la policía secreta. Su más reciente libro fue 200 años juntos, editado en 2001, un polémico ensayo sobre la difícil convivencia entre rusos y judíos, reportó el diario español El País.

Nacido el 11 de diciembre de 1918, en Kislovodsk, ciudad del Cáucaso Norte, se crió en la zona del Don, en Rostov, y estudió Matemática y Física en la Universidad de esa ciudad, donde obtuvo la licenciatura en 1941, el mismo año en que la Alemania nazi atacó a la Unión Soviética.

Solzhenitsyn se incorporó entonces al Ejército y combatió como oficial de artillería en el frente de Leningrado. Sus acciones en la Segunda Guerra Mundial le valieron dos medallas, que no fueron obstáculo para que en 1945 fuera condenado a ocho años en un campo de trabajo forzado, por criticar a Stalin en una carta dirigida a un amigo.

En marzo de 1953 fue puesto en libertad, aunque todavía siguió varios años desterrado en Siberia. Allí empezó a escribir y en ese periodo fue curado de un cáncer, experiencia que dejó plasmada en Pabellón de Cancerosos (1965).

En 1957, durante el gobierno de Nikita Jruschov, logró una plaza de profesor de Matemáticas en la ciudad de Riazan. En 1962 terminó su segunda novela, Un día en la vida de Iván Denisovich, en gran medida autobiográfica, que narra la historia de un preso en un campo de trabajo.

Por su Archipiélago Gulag, el gobierno de Leonid Brezhnev le privó de la ciudadanía soviética en 1974 y le expulsó de la URSS bajo la acusación de "traición a patria".

En el exilio vivió en Alemania, Suiza y Estados Unidos. Recuperó la ciudadanía soviética en 1990, durante la perestoika de Gorbachov, pero no volvió a Rusia hasta cuatro años más tarde, cuando la URSS ya no existía.

"En Rusia no hay democracia", dijo el escritor, un gran crítico del desaparecido presidente ruso Borís Yeltsin, nada más llegar a Moscú, desatando una fuerte polémica.

Con Vladimir Putin en la presidencia, el Kremlin le condecoró con el Premio Estatal de Rusia, una de las más importantes distinciones del país.

Poco después de conocerse la noticia de su muerte, el actual presidente, Dimitri Medvédev, presentó sus condolencias a la familia, según informó la portavoz del Kremlin, Natalia Timakova.

Bajo la presidencia de Putin (2000-2008), la visión de Solzhenitsyn de Rusia como un bastión del cristianismo ortodoxo, como un lugar con una cultura y un destino únicos, volvió a destacarse.

Ahora Putin argumenta, como lo hizo Solzhenitsyn en un discurso en la Universidad de Harvard en 1978, que Rusia tiene una civilización distinta a la de Occidente, que no puede reconciliarse ni con el comunismo ni con la democracia liberal al estilo occidental, sino que requiere un sistema adaptado a su historia y tradiciones.

"Cualquier cultura autónoma antigua con raíces profundas, especialmente si está extendida por una parte amplia de la superficie de la Tierra, constituye un mundo autónomo, lleno de enigmas y sorpresas para el pensamiento occidental", afirmó Solzhenitsyn en su discurso. "Durante mil años Rusia ha pertenecido a una categoría así", añadió.

© cubaencuentro

7 Comentarios


7 by ¿Y donde está el paraguas? (Usuario no autenticado) 08/08/2008 18:00

Quien antes decidia a quien se le disparaba tras el muro de Berlin, hoy saluda al escritor. ¡Es un milagro que no llevara paraguas en esta cita!.

6 by Comunismo cruel, sanguinario y racista (Usuario no autenticado) 06/08/2008 23:20

El comunismo chino es racista, al igual que todos los comunismos que han sido. Pero poco a poco todos han ido cayendo y desapareciendo, incluyendo el chino, que está en vías de extinción, a pesar de sus siniestro coletazos postreros mientras agoniza y da sus últimos suspiros. Los comunismos siempre han estado en contra de las religiones, y así les ha ido: guerras cruentas saldadas con millones de muertos y gulags soviéticos en los que asesinaron a millones de personas que nunca quisieron comulgar con sus piedras de molino.

5 by Comunismo cruel, sanguinario y racista (Usuario no autenticado) 06/08/2008 23:20

El comunismo chino es racista, al igual que todos los comunismos que han sido. Pero poco a poco todos han ido cayendo y desapareciendo, incluyendo el chino, que está en vías de extinción, a pesar de sus siniestro coletazos postreros mientras agoniza y da sus últimos suspiros. Los comunismos siempre han estado en contra de las religiones, y así les ha ido: guerras cruentas saldadas con millones de muertos y gulags soviéticos en los que asesinaron a millones de personas que nunca quisieron comulgar con sus piedras de molino.

4 by HONOR A QUIEN HONOR MERECE (Usuario no autenticado) 06/08/2008 16:20

Que ironia.....Putin dandole la mano a Solzhenitsyn. No estuvo este mismo hombre (hoy primer ministro de Rusia) al frente de la KGB. No creo que el siniestro aparato de represion ruso sea del agrado de tan ilustre escritor MUY CONOCIDO POR LOS CUBANOS PENSANTES. HONOR A QUIEN HONOR MERECE. ESTE ESCRITOR DESTERRADO Y DESPOJADO DE SU CIUDADANIA RUSA POR DISENTIR DEL OFICIALISMO Y DENUNCIAR LOS CRIMENES DEL COMUNISMO MERECE ESTAR EN UN SITIO ESPECIAL DE LA LITERATURA UNIVERSAL. POR CIERTO ME GUSTARIA VOLVER A VER EL ARTICULO DONDE SE AFIRAMABA QUE ERA UN ESCRITOR DESCONOCIDO CON LOS COMENTARIOS CORRESPONDIENTES. EQUIVOCARSE ES DE HUMANOS, RECTIFICAR ES DE SABIOS.

3 by Niños de Chernóbil (Usuario no autenticado) 05/08/2008 11:40

No es de extrañar que los niños de Chernóbil se queden impresionados con los regalos y con todo lo que ven por aquí, por Occidente, ahora que vienen por aquí a pasar sus vacaciones en familias que les acogen. De otra manera no podía suceder. Aunque allí el comunismo ya desapareció hace unos años, pasar de un sistema a otro radicalmente distinto lleva su tiempo. En algunos lugares las cosas no seguirán muy distintas a como eran hace unos años. Poco después de la tragedia de Chernóbil, estuve unos meses por esa zona, por esos pueblos del entorno, y también me quedé impresionado. La miseria era enorme. En la entonces Unión Soviética se vivía justamente -injustamente viene mejor- todo lo contrario de lo que entonces contaba El País, periódico que entonces yo leía y que tenía prácticamente como diario de cabecera. El diario de Prisa contaba las excelencias que nunca pasaban ni pasaron nunca allí. Les tenían allí tan engañados como nos tenían aquí, en España, los que se encargaban de dar propaganda a un régimen dictatorial sanguinario, de muerte y de oprobio. Recuerdo que un día me llevaron a un supermercado, una especie de galerías comerciales de cuatro o cinco pisos. Supongo que era para que me quedara impresionado por el nivel tan alto y el grado de desarrollo que habían alcanzado en esa tierra comunista. ¡Y claro que me quedé impresionado! Estaba totalmente desabastecido, igual que todos los comercios y tiendas estatales que había visitado y visité después. Aún recuerdo y retengo nítidamente en la memoria una estantería de zapatos enorme, gigantesca, de tres o más metros de altura y de unos quince metros de larga. Y en toda esa mole sólo habia tres pares de zapatos, y horribles además. ¡Escalofriante! Y esto es sólo una anécdota.

2 by Daniel Anagrama (Usuario no autenticado) 05/08/2008 5:40

En los estados comunistas siempre existió la pena de muerte. Todos eran esclavos de la cúpula comunista, a los disidentes los mandaban a campos de concentración, como al fallecido ayer Alexander Solzhenitsyn. Y pocos lograban salir vivos de esos mortales gulags. Biografía de Alexander Solzhenitsin http://www.larazon.es/58836...%EDa_de_Alexander_Solzhenitsin Un libro relata la historia de los países comunistas del Este de Europa a través del humor. Todo fue un gran chiste. http://www.elpais.com/artic...epirdv/20080720elpepirdv_8/Tes En Occidente ya no existe la esclavitud, salvo la que logran introducir las mafias de la inmigración con el consentimiento de la izquierda con el pretexto de la libertad de acción.

1 by Daniel Anagrama (Usuario no autenticado) 05/08/2008 5:40

En los estados comunistas siempre existió la pena de muerte. Todos eran esclavos de la cúpula comunista, a los disidentes los mandaban a campos de concentración, como al fallecido ayer Alexander Solzhenitsyn. Y pocos lograban salir vivos de esos mortales gulags. Biografía de Alexander Solzhenitsin http://www.larazon.es/58836...%EDa_de_Alexander_Solzhenitsin Un libro relata la historia de los países comunistas del Este de Europa a través del humor. Todo fue un gran chiste. http://www.elpais.com/artic...epirdv/20080720elpepirdv_8/Tes En Occidente ya no existe la esclavitud, salvo la que logran introducir las mafias de la inmigración con el consentimiento de la izquierda con el pretexto de la libertad de acción.

Subir


Relacionados

Despedida a un escritor desconocido

Michael H. Miranda , Houston | 05/08/2008

19 Comentarios

Subir


Subir