• Registrarse
  • Iniciar sesión

Tres en uno

17 Comentarios Enviar Print

La Trinidad y otras derrotas

Con el vídeo de Chávez, Fidel y Raúl pasado recientemente, le pasa a uno como con el pensamiento: cada vez más lo asalta la sensación de que no sirve de nada.

Una Trinidad. Naturaleza viva sobre naturaleza muerta. Figuritas silentes gorjeando (una mímica del gorjeo). Lo concreto, sin embargo, es que todo se mueve, o debería moverse, hacia alguna parte. Luego entonces, ¿hacia dónde navega la Trinidad castrobolivariana?

Chávez y Raúl halagan a Fidel. Escuchándolo durante unos segundos seguramente interminables para el anciano dictador. Fidel debe ser escuchado. Necesita ser escuchado. La vida se le va en ello (la vida que ya se le iba). Cabe imaginar el inmenso poder gratificante de la Trinidad proyectada, desde un televisor en colores, sobre la mirada absorta del núcleo duro de la Trinidad. Vídeo que se repite una y otra vez. Núcleo blando. La Trinidad navega aguas arriba, hacia el amanecer de la gratitud de El Compañero.

No cabe imaginar, por supuesto. Es mucho más penoso de lo que parece.

Un artículo sobre Obama

En el blog de Ichikawa un muy recomendable artículo sobre Obama de Armando de Armas. De Armas argumenta en torno a un sector de opinión del exilio cubano que, de alguna manera, ve con buenos ojos la candidatura del demócrata. Reproduzco un fragmento:

“Algunos en sus entusiasmos obamianos apuntan que de llegar a la presidencia el senador por Illinois pudiera producirse en la isla una sublevación de negros que, de repente iluminados desde Washington, diera al traste con el sistema imperante en la isla.

“Pecan al menos de un exagerado racionalismo, ese que, manual de por medio, pretende explicarlo todo, y en el caso específico de la dictadura cubana de una ingenuidad sin límites al presuponer motivaciones morales en el discurso al uso de los comunistas insulares”.

El artículo completo, repito, en el blog de Emilio Ichikawa. http://www.emilioichikawa.blogspot.com

Fernandina de Jagua

Pocas horas antes de Cuba Inglesa, se ha estrenado un blog de temas cubanos que seguramente va a dar guerra: Fernandina de Jagua, editado por el poeta Denis Fortún. Les recomiendo pasar por ahí.

Denis ha escrito también sobre este blog, cosa que le agradezco sinceramente. Por supuesto que también les recomiendo esa crónica. La dirección es http://fernandinadejagua.blogspot.com



Crónicas de Thamacun (I)

14 Comentarios Enviar Print

La historia es relativamente conocida. Tras conquistar La Habana en 1762 y permanecer en ella durante once meses, los ingleses pactaron con España el canje de Cuba por la Florida. El artículo 19 del Tratado de Versalles, de febrero de 1763, especificaba que “el rey de la Gran Bretaña devolverá a Su Majestad todo el territorio que ha conquistado en la Isla de Cuba”.

Lo que no ha recogido la historia es que tras bambalinas, sin que figurara en el documento, ingleses y españoles acordaron dejar fuera de las negociaciones –o mejor: dejar por incorregible- el islote de Thamacun, luego rebautizado como “Cuba Inglesa”. El debate en torno al islote bien pudo dinamitar el Tratado de Versalles, pero a fin de cuentas los ingleses se salieron con la suya.

El Reducto, eventualmente ocupado por los británicos, sería finalmente abandonado por éstos. Al momento de su retirada –a finales del siglo XIX, cuando la independencia de Cuba tocaba a las puertas-, la población del islote, de mayoría inglesa -aunque tampoco faltaban descendientes de africanos, holandeses y españoles-, no sobrepasaba los diez mil habitantes.

Tras bordear la República y observar, a prudente distancia, el ascenso al poder del castrismo, el antiguo Thamacun sobreviviría como comunidad virtual. Ello no ocurrió sino hasta bien entrado el siglo XX, cuando la institucionalización del totalitarismo en Cuba dividió al país y desató uno de los más populosos éxodos de que se tenga noticia.

Los ciudadanos de Cuba Inglesa, salvo raras excepciones, sostienen que la patria es un hijo, una mujer, la familia, los amigos. Un invento como éste. Una ventana al mar.



Buscar en este blog

Sobre este blog

El Reducto que los ingleses se negaron a canjear por la Florida

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Armando Añel

Armando Añel

Escritor, periodista y editor. Reside en Miami, Florida.
letrademolde@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031