• Registrarse
  • Iniciar sesión

Cuba, España y la solución anexionista

66 Comentarios Enviar Print

¿Ha cuajado realmente el fenómeno cubano -resulta crecientemente tentador llamarlo “fenómeno”- en nación? ¿Llegó a ser alguna vez Cuba una nación? El tema se ha llevado a debate en múltiples ocasiones, tanto como lo ha sido una posible anexión de la Isla a Estados Unidos.

En cambio, la figura de la anexión a España, luego de más de un siglo de “independencia nacional” –no cabe más alternativa que entrecomillar el concepto- ha sido mucho menos debatida. Incluso, a muchos les parecerá una broma de mal gusto. Sin embargo, el pintor y bloguero cubano José Ramón Morales se la toma muy en serio, como deberíamos tomárnosla todos, en su blog Cuba Española.

Escribe José Ramón Morales en su artículo Partido Autonómico Cubano, una opción de futuro:

“Se debe crear el Partido Autonómico Cubano con miras a una integración de Cuba al estado español. Sería como continuar una obra inconclusa que comenzó primero el 25 de noviembre de 1897, al equipararse las leyes reinantes en la España peninsular e islas españolas de Europa con las que existían en la isla. En enero de 1898 se crea un gobierno provisional autónomo, en abril de ese año se hacen las elecciones parlamentarias cubanas, en mayo se reúne el Parlamento Autónomo Cubano Definitivo y en diciembre España pierde a Cuba mediante la guerra hispanoamericana. El 1 de enero de 1899 se arriaba la bandera española y se izaba la norteamericana.

“Creo que este es un trabajo en conjunto con España, que tiene que estar de acuerdo con el reto. Han pasado muchos años y me imagino que habrá cierto temor por parte de la población española. Esto lleva un periodo de estudio y análisis.

“Para España, la unión equitativa con Cuba supone, además de ampliar su territorio, para nada extranjero, pues España fue quien la creó después que la isla fue un gran bosque por más de 400 años, un lugar con todos los ingredientes para desarrollarse muy rápidamente”.

Desde un punto de vista sociológico, y partiendo del presupuesto de que Cuba no ha conseguido cuajar como país independiente, la anexión a España podría llegar a constituir una alternativa razonable para el nacionalismo cubano. El punto (y apunto que, en lo personal, la opción que nos ocupa no me parece la idónea) es que, ya se sabe, los cubanos o “no llegamos o nos pasamos”. La racionalidad no es precisamente un rasgo distintivo de la cultura nacional.

¿Nacional? Mejor les recomiendo leer el artículo completo de José Ramón Morales directamente en su blog. Que lo disfruten.



Buscar en este blog

Sobre este blog

El Reducto que los ingleses se negaron a canjear por la Florida

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Armando Añel

Armando Añel

Escritor, periodista y editor. Reside en Miami, Florida.
letrademolde@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
   1234
5      
 67891011
12      
 131415161718
19      
 202122232425
26      
 2728293031