• Registrarse
  • Iniciar sesión

Ichikawa: La entrevista de Añel

64 Comentarios Enviar Print

Antes que nada, un aviso: Fernandina de Jagua, el blog del poeta Denis Fortún, se ha mudado de sitio. Pueden encontrarlo ahora en: http://www.denisfortun.blogspot.com/

El artículo a continuación no constituye exactamente una respuesta al cuestionario sobre Obama –Tres preguntas sobre Obama- que en su momento también envié al profesor Emilio Ichikawa. Sin embargo, éste tuvo la gentileza de enviárnoslo a propósito del asunto. Su comentario sobre los comentarios blogueros –sobre la proporción de comentarios y su orientación, sobre su incidencia en la calidad o el renombre del blog en cuestión, etcétera- sin duda da mucha tela por donde cortar.

Una observación al margen: He creído detectar, a lo largo de estas semanas de ajetreo bloguero, que algunos escritores necesitan acumular considerables dosis de tolerancia, y hasta de arrojo, para exponer sus escritos donde los comentarios no son moderados, o aparecen instantáneamente. Pero la exposición pública también puede ser benéfica, “autopedagógica” en el sentido del crecimiento interior que generaría “resistir” la opinión contraria por más crítica que sea o, incluso, por más destructiva que pretenda ser.

Claro, no se encaja igual el golpe cuando se recibe tras un seudónimo que cuando se expone uno con nombre y apellido -como me indica un amigo, residente en Buenos Aires, que insistentemente se niega a enviarme sus artículos. En cualquier caso, parece comprensible la actitud de quienes prefieren permanecer al margen del ejercicio. En mi caso, me consuela el viejo proverbio: lo que no mata, alimenta.

La entrevista de Añel

un artículo de Emilio Ichikawa

Hace un tiempo atrás diseñamos una situación artificial: ¿Qué tiene más prestigio: un blog donde Einstein deje un comentario o un blog donde Einstein deje dos comentarios? Creo que el segundo. Pero antes de creer debo hacer notar que se ha preguntado por el "prestigio", que es un valor de rango parecido al "éxito". Y aquí ya hay que tomar en cuenta una especificidad.

Si se trata de un ambiente como el cubano, el caché de un blog o un espacio electrónico en general dependerá de la "calidad" (sin sentido axiológico esta palabra aquí) del comentarista; por eso Cubadebate ha pasado a ser en la isla el Blog de los blogs, la Web de las webs: el Comandante en Jefe postea allí. Da lo mismo si "Comandante en Jefe" o "Compañero Fidel" sean identificaciones reales o seudónimos que utiliza Raúl, Balaguer o Machado Ventura. En los términos actuales es indiferente, como da igual verificar las identidades que cobijan los rebautizos que se han dado algunos de los "opinadores" de los blogs al uso.

Ahora bien, en una sociedad democrática (vamos a hablar así), el asunto tiene que ver más bien con la cantidad: de ahí el ejemplo de los Einstein. Son las reglas de juego: un blog que recibe dos comentarios es mejor que el que recibe (o cuando recibe) un solo comentario. Si imaginamos que se trata del mismo blog y del mismo comentarista es una situación muy fácil de explicar (si hay pizarra y tiempo).

Pero enlodemos este análisis abstracto con un poco de cualidad. Imaginemos otro esquema ideal. Dos blogs, el mismo post en cada uno, el mismo autor, un comentario en cada caso. Pues bien, en este ejemplo de empate cuantitativo, podemos decir que es mejor el autor (el mismo) en el contexto en que recibe un comentario favorable. Porque de eso se trata (o ha llegado a tratar) un blog:

-Primero: exhibir la mayor cantidad de comentarios.

-Segundo (aunque no tan importante como lo primero): exhibir la mayor cantidad de comentarios positivos.

Lo anterior, por cierto, no tiene sólo una importancia moral o teórica. Cuando usted va a persuadir a un anunciante, incluso a un amigo para que le envíe una colaboración, si no le paga, el argumento más convincente es la cantidad de visitantes que puede conseguir en el espacio que se le ofrece.

De ahí que cuando el amigo Armando Añel hace una pregunta sobre las elecciones en Estados Unidos (o sobre los niños en Latinoamérica, o los viajes a Cuba, o el medio ambiente, o el bloqueo, o etcétera) para su blog Cuba Inglesa, el entrevistado debe tomar en cuenta que en un blog se publica para hacerse popular con los elogios o con los insultos, para recibir "mucha" atención, particularmente en sentido positivo. Una vez que uno ha precisado estos objetivos, se da cuenta que ya no se trata de opinar con sinceridad sino de opinar con eficiencia. De opinar se trata, de "Doxa". Y ahí cambian entonces las reglas.

Sucede que los problemas que plantea el medio son tan interesantes, que uno prefiere pensar sobre el canal antes de elaborar el mensaje. Deseo que el amigo Añel considere que, en el fondo, este embaraje vale también como respuesta y atención a su persona.

Cortesía http://www.emilioichikawa.blogspot.com/



Buscar en este blog

Sobre este blog

El Reducto que los ingleses se negaron a canjear por la Florida

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Armando Añel

Armando Añel

Escritor, periodista y editor. Reside en Miami, Florida.
letrademolde@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031