Actualizado: 01/07/2020 19:56
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Testimonio

¿Mambises o Manicatos?

Las tristemente célebres fuerzas parapoliciales de la Universidad de Oriente.

Comentarios Enviar Imprimir

Dos hechos marcaron negativamente la memoria de la vida universitaria de los jóvenes que ingresaron y estudiaron en la santiaguera Universidad de Oriente, allá por los años noventa del pasado siglo, pero ¿ha cambiado algo? Lo primero fue ver la depauperada situación habitacional, alimenticia y de desamparo a que estábamos sometidos los internados en la beca de Quintero de la mencionada sede.

En medio de la algarabía gubernamental, siempre con la educación como punta de lanza, daba estupor ver el endemoniado trueque de prebendas a que eran sometidos (aún hoy) los estudiantes del Alma Mater oriental.

Las brigadas (o grupos, o destacamentos) eligen a sus líderes en un alarde democrático que fracasa tras la primera mueca que hacen los estudiantes ante cualquier intento del recién elegido por adoctrinarlos (o darles "muela"). Un líder que no va más allá del listón que les pone la mil veces penetrada cadena de mando de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Los diferentes niveles de organización (véase: brigada, facultad, secretariado general) son ordenados a punta de informes, decretos y cuestionamientos que exigen los instructores de la UJC, PCC, y la omnipresente Seguridad del Estado.

La FEU que yo viví en la medianía de los noventa se deshacía en gritos por igualar el folklórico barullo logrado por Roberto Robaina un lustro antes como dirigente de la UJC junto a sus adláteres. En el ambiente universitario oriental se goza lo mismo en la apertura de sus juegos deportivos, un festival cultural, el homenaje a la conga de Los Hoyos, que la anual subida a la Loma del Intendente, rememorando el conocido (por sangriento) "Levantamiento del 30 de noviembre".

La FEU convoca y hay que ir, subir, bajar, chapear, gritar, correr, ad infinítum. Así lo exige el buró del Partido, entusiasmo piden los hijos traviesos, armados de pulóveres con la foto del Che Guevara o el Martí surrealista pintado por Garrido, alegría si acaso entre el furor y el entusiasmo.

Privilegios para extranjeros, prebendas para miembros

En esos años, la beca se caía a pedazos, mientras el edificio G-H, sede de los estudiantes extranjeros, lucía su esplendor: pintura reciente, frecuentes reparaciones exteriores, etc. Mientras estos tenían el alivio de un estipendio en divisas, hacía más de una década que a nosotros se nos había retirado el mínimo sostén de veinte pesos en moneda nacional desde los años ochenta.

Mientras las autoridades de la beca nos acosaban constantemente por la utilización de las salvadoras hornillas criollas, aquéllos gozaban de una impunidad tal, que hasta les permitían traer y llevar a novias y esposas cubanas a vivir en la residencia, siempre tan vigilante del "personal ajeno a la instalación". Allí, en sus confortables habitaciones, vivían por lo menos cinco años su vida de "mentiritas". Esto sucedía mientras a los nacionales se nos convocaba machaconamente a protestar contra el "bloqueo", la guerra y la hegemonía norteamericana por el mundo.

En cuestiones de protestar, la FEU no tiene límites, ni se respeta horario docente alguno. Confiados en la decisión de sus estudiantes de ganar a toda costa un aval satisfactorio al final de sus carreras, y con el fin de obtener una buena plaza laboral, lanzan sus convocatorias en las que obtienen todavía altísimos índices de participación.


« Anterior12Siguiente »

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.