Actualizado: 11/12/2019 10:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

La Opinión de...

«Se abre una oportunidad única»

Carmelo Mesa-Lago, Domingo Amuchástegui y Joaquín Roy. Analistas opinan sobre la situación actual en Cuba.

Enviar Imprimir

Es sumamente improbable imaginar a Fidel Castro liderando una contracorriente de oposición a las iniciativas de su hermano en medio de estas circunstancias.

En cualquier caso, la sucesión ya está aquí. Y lo que debería centrar nuestra atención ahora es qué tipo de acciones políticas, reformas y cambios tomará Raúl Castro en su propósito de modelar el régimen y de ganar el grado de legitimidad nacional e internacional que le permitiría garantizar una solución de continuidad. Nada de esto ocurrirá de la noche a la mañana. El tiempo y las circunstancias determinarán el ritmo de estas acciones.

Joaquín Roy
Catedrático Jean Monnet y director del Centro de la Unión Europea de la Universidad de Miami.

El embargo, la asignatura pendiente. La Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre había publicado un segundo informe para Bush. Era otra invitación a la irritación del régimen cubano, tan necesitado de las torpezas norteamericanas como en el caso histórico de la Ley Helms-Burton, relegada en naftalina en su décimo aniversario.

La web de la propia Comisión (www.caft.gov) no la menciona insólitamente como parte de la legislación del embargo, cuando es su estricta codificación, al transformar lo que estaba al libre albedrío del presidente en ley federal. Esta neutralización parecía un guiño a la Unión Europea, en continuación del compromiso de 1998. Pero quizá se trate de un intento de esconder los aspectos más oscuros e intervencionistas que exigen la devolución de todas las propiedades expropiadas por la revolución, lo cual es económica y socialmente inviable.

El informe, sabiamente, se limita a recomendar estudiar experiencias en la Europa del Este. Recomienda esperar a que haya un gobierno estable y plenamente dueño de sus actos, al tiempo que anuncia que el gobierno norteamericano no permitirá el desalojo arbitrario de nadie en sus actuales domicilios de Cuba.

El balance histórico muestra el fracaso sonoro de la política del embargo. Por el contrario, resultan evidentes los beneficios políticos concedidos al régimen castrista, que de esa manera pudo ocultar las carencias de su sistema económico. Por tanto, la oportunidad que ahora se abre es única. Bush podría aprovechar una extensión más allá de lo urgentemente razonable de la suplencia de Castro, para retar a Raúl con una oferta espectacular: el levantamiento incondicionado del embargo.

Esta operación no solamente está avalada por decenas de estudios sopesados, sino que también está bajo la presión de los sectores y los Estados productores de alimentos que en un goteo ya considerable comercian con Cuba. Incluso The Wall Street Journal, nada proclive a apoyar al castrismo, alaba la misma sensata medida. ¿Qué haría Raúl ante esta insólita oferta?


« Anterior12Siguiente »