Actualizado: 06/12/2021 17:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

analistas

Analistas consideran que los militares en el poder podrían garantizar las reformas

Diplomáticos en La Habana califican al gobierno de Raúl Castro de 'búnker'.

Comentarios Enviar Imprimir

Los generales que Raúl Castro colocó en su gobierno no necesariamente anuncian mano dura en la era post Fidel, sino tal vez posibilidades reales de reformas económicas dentro de los límites del socialismo, dijeron analistas citados por Reutres.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que Raúl Castro comandó durante casi medio siglo hasta suceder el domingo a su hermano, son la institución más eficiente de Cuba, indicaron.

El holding militar Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA) controla cerca del 25 por ciento de su economía y del ingreso de divisas, según expertos y empresarios extranjeros.

GAESA administra hoteles, una aerolínea, compañías de autobuses y de alquiler de automóviles, una cadena de tiendas, fábricas de armamento y hasta plantaciones de cítricos y criaderos de ganado.

Al nombrar vicepresidente al general Julio Casas Regueiro, su número dos en el Ministerio de las fuerzas Armadas durante décadas y jefe de GAESA, Raúl Castro podría haber enviado un mensaje fuerte y claro, señalaron.

Casas "es el arquitecto de las reformas dentro del Ejército", dijo Hal Klepak, historiador militar canadiense autor de un libro sobre las FAR.

El general de 72 años combatió bajo las órdenes de Raúl Castro en la Sierra Maestra y es considerado el cerebro de la modernización de las FAR tras la desaparición en 1991 de la Unión Soviética.

"Para poder mejorar la economía, lo más importante es enviar la señal de que las reformas pueden hacerse en paz y sin amenazar los logros de la revolución", comentó Klepak, ex investigador del Royal Military College of Canada.

"Quién puede hacer eso? El Partido Comunista no tiene cómo. Sólo las FAR pueden asegurar a los 'dinosaurios' que el Ejército no reprimirá como hicieron los chinos en Tiananmen ni el socialismo se desmoronará como en Europa Oriental", opinó.

Raúl Castro ha admitido que la economía cubana es ineficiente y los salarios que paga el Estado no alcanzan para llegar a fin de mes.

Desde que asumió provisionalmente el poder con la enfermedad de su hermano, en julio de 2006, aumentó las expectativas de mejoras económicas. Pero para ello tendrá que reactivar la producción.

Raúl Castro colocó a más militares veteranos en su Ejecutivo: el general Leopoldo Cintra Frías, jefe del Ejército Occidental, y el jefe de Estado Mayor de las FAR, general Álvaro López Miera. Ambos son ahora miembros del Consejo de Estado

Otro de sus generales de confianza, el ministro del Interior, Abelardo Colomé Ibarra, continúa como uno de los cinco vicepresidentes.

Frank Mora, un analista de defensa del National War College, en Washington, opinó que difícilmente las FAR puedan tener más influencia en la cúpula del poder en Cuba.

"Son la única institución confiable, percibida como creíble y eficiente para ayudar a Cuba a superar los desafíos", dijo.

En su visión, los militares encabezarán cualquier tipo de reforma y transferirán sus métodos de gestión empresarial a la sociedad civil.

"No hay nada nuevo. Simplemente las reformas serán así más consistentes", comentó.

Klepak cree que Raúl Castro sigue la máxima del filósofo renacentista Nicolás Maquiavelo: si vas a emprender el peligroso camino de las reformas, rodéate de gente leal.

Además, el equipo que lo acompañará en el poder durante los próximos cinco años mantiene todas las opciones abiertas. "Es un equipo que puede ir en cualquier dirección. Es capaz de garantizar las reformas, pero, si algo saliera mal, es leal a Raúl, a Fidel y ofrece continuidad", dijo Klepak.

Decepción en las calles

Sin embargo, la conformación del nuevo gobierno y el discurso de Raúl Castro ante la Asamblea Nacional del Poder Popular Nacional parecen haber dejado a la población decepcionada, según los testimonios recogidos por las agencias en los últimos días.

"Nos dejó colgados de la brocha", afirmó Rey, un bicitaxista de 57 años quien, como muchos, dijo haberse quedado esperando reformas prometidas para mejorar la situación económica.

"No esperaba un paquetazo de medidas (…) pero sí algunas concretas, al final todo se quedó en anuncios", declaró a la AFP. "¡Qué decepción!, agregó.

Para Irma, ama de casa de 57 años que mantiene un pequeño negocio privado de comida en el barrio del Vedado, Raúl "perdió una buena oportunidad para echarse al pueblo en el bolsillo; no cumplió las expectativas de cambios".

"Yo pago 2.000 pesos mensuales de impuestos y no puedo emplear a quien yo quiero ni vender lo que quiero", se quejó Irma, quien tiene que comprar la materia prima para su negocio en divisas y al final lo que obtiene "es muy poco".

De los anuncios del pasado domingo, el peor recibido parece haber sido el nombramiento de José Ramón Machado Ventura, de 77 años, como vicepresidente.

"Estoy de acuerdo con Raúl, me parece bien que se haya quedado, el país vive una coyuntura especial, pero no estoy de acuerdo para nada con la elección de Machado Ventura", dijo a la AFP Pedro, un obrero de la construcción.

"Hablamos mucho de renovación y fíjese bien en ese gobierno, parece un asilo", añadió.

"Sangre joven e ideas frescas es lo que necesita este país", dijo por su parte Xiomara Castellanos, una jubilada de 67 años.

Machado Ventura, visto como un ideólogo de línea dura, fue precisamente el miembro del Consejo de Estado que menos sufragios recibió durante la votación de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el domingo.

El nuevo gobierno "es un búnker", opinó un diplomático extranjero en La Habana.

La elección de Machado Ventura "es un duro golpe para la generación intermedia", la de quienes están en los cuarenta y en los cincuenta años, declaró un diplomático occidental.

"Mucha gente está descartando este proceso como un cambio insignificante, pero creo que están subestimando a Raúl (Castro)", opinó sin embargo Brian Latell, experto de la Universidad de Miami.

"Se espera que Raúl Castro haga cambios que Fidel nunca habría hecho", dijo. Esos cambios, según Latell, estarán concentrados en dos reformas mayores de la estructura de gobierno cubana.

Para Latell, un ex agente de la CIA que investigó a los hermanos Castro en los sesenta, y es autor del libro Después de Fidel: Raúl Castro y el futuro de la Revolución cubana, el nuevo gobernante puede dar mayor participación en altas posiciones del gobierno a dirigentes más jóvenes, que estaban desilusionados del papel de Fidel.

En el terreno económico se espera que Raúl Castro "afloje las riendas a la economía, permitiendo un avance hacia una mayor economía de mercado", dijo.

Marifeli Pérez-Stable, vicepresidenta de Diálogo Interamericano, consideró que la nueva composición del poder en Cuba muestra un mayor protagonismo de las Fuerzas Armadas, y poca renovación.

"Se esperaba un escenario de cambio que no se produjo. Hay muchos generales en cargos importantes, y antiguas figuras, algunas poco conocidas, pero que no representan una renovación", opinó.

"Habrá claramente un cambio de estilo con Raúl y posibles reformas económicas", dijo Pérez-Stable. Y subrayó que "necesariamente tiene que haber un nuevo gobierno en Cuba en poco tiempo más, porque en 5 años Raúl Castro tendrá 82".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.