Actualizado: 23/10/2017 23:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje: Economía

Aumentan los nuevos empresarios privados

En La Habana y otras provincias del país el panorama económico está cambiando, señala un reporte

Comentarios Enviar Imprimir

La salvación del sistema socialista está tomando giros extraños para muchos en Cuba, donde la gente ha comenzado a escuchar por primera vez en medio siglo palabras como “competencia”, “comercialización” y “oportunidad”, de acuerdo con un reporte de Reuters.

La agencia apunta que con el plan de más de 300 reformas impulsadas por Raúl Castro está surgiendo una nueva clase empresarial y con ella novedosas formas de pensar en un país donde el gobierno se ha resistido por años a los cambios económicos.

Según cifras oficiales, 310.000 cubanos trabajan legalmente por cuenta propia, de ellos 221.000 han recibido sus licencias para ejercer como empleados privados desde octubre, cuando Castro anunció la expansión del sector.

La medida es parte de un plan reformas que busca modernizar la debilitada economía cubana de estilo soviético, con miras a salvar el socialismo instalado tras la revolución de 1959.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desestimó recientemente los cambios como limitados, pero en la Isla muchos dieron la bienvenida al plan de reformas y creen que es el comienzo de otros cambios, agrega el reporte.

Las reformas son “una oportunidad para los cubanos, son el comienzo”, dijo Giselle Nicolás en su nuevo restaurante La Galería, en el barrio de El Vedado, en La Habana.

“Creo que Cuba está cambiando para mejor”, agregó.

En La Habana y otras provincias del país el panorama económico está cambiando, subraya el reporte de Reuters.

La gente está montando el negocio en sus puertas y aceras, donde venden desde alimentos hasta artículos para el hogar, y se ofrecen servicios de reparaciones que incluye desde zapatos y teléfonos celulares hasta relojes.

Otros emprendedores ofrecen servicio de peluquería en garajes o caminan por los barrios vendiendo flores naturales, pasteles o productos agrícolas. La prensa estatal informó esta semana que el Gobierno amplió a 1.000 los mercados para la venta libre de materiales de la construcción.

Una reunión reciente del Consejo de Ministros mostró preocupación por el número de emprendedores que están obstruyendo las aceras con sus puntos de venta, restando belleza a la arquitectura y diseño original de las ciudades.

La reunión sugirió que el Estado arrendaría a estas personas sitios que actualmente ocupan empresas o entidades estatales que no utilizan eficientemente sus espacios.

Paladar boom

El Gobierno ha dicho que 49.000, o el 22 por ciento de las nuevas licencias para trabajo privado, se concedió a vendedores de alimentos, provocando el auge de los restaurantes privados conocidos como “paladares” y la competencia entre ellos.

Alejandro Robaina, dueño del restaurante La Casa, uno de los más antiguos de La Habana, dijo a Reuters que la apertura de negocios hace que ahora deba ofrecer nuevos servicios y promover su oferta en un país donde la publicidad es casi inexistente.

Desde enero, abrió el sitio web (restaurantelacasacuba.com), un blog y una cuenta en Facebook para llegar a los pocos privilegiados que en Cuba tienen acceso a internet y llamar la atención de visitantes.

Robaina ofrece a sus clientes regulares un descuento en las comidas y clases de cocina cubana a los turistas. En el blog hay una foto en la que aparecen él, su madre, el guitarrista de Led Zeppelin Jimmy Page y el actor británico Clive Owen.

Otras paladares están ofreciendo servicios las 24 horas, entregas a domicilio y una comida gratis a clientes que hayan consumido previamente 1.000 dólares.

“Siempre hay que estar un paso adelante para que la competencia no te alcance”, dijo Robaina. “¡Qué venga la competencia!”.

Las reformas impulsadas por Castro también buscan infundir un nuevo pensamiento en las empresas estatales, destaca la nota.

El Gobierno recientemente invitó a periodistas extranjeros a visitar empresas y sitios agrícolas de propiedad estatal en la provincia de Ciego de Ávila, donde los trabajadores están ganado según lo que producen y no como en el pasado, cuando los salarios eran fijos trabajaran o no.

“La cosa importante es que el que trabaja recibe los beneficios”, dijo Jorge Félix Martín Iglesias, funcionario del Partido Comunista en Ciego de Ávila, a cargo de las labores agroalimentarias.

La mayoría dijo que ganaba el doble o el triple del salario mensual promedio, equivalente a unos 20 dólares.

“Estoy trabajando seis días a la semana, pero estoy muy contenta”, dijo una empleada agrícola mientras limpiaba vegetales recién cosechados.

Mantener el comunismo

Si las medidas pueden parecer vagamente capitalistas, vale recordar que en Cuba se mantiene el sistema comunista, resalta el reporte.

Nelson Blanco, jefe de una importante procesadora estatal agrícola y de alimentos, dijo que su salario mensual es equivalente a 40 dólares, inferior al que reciben la mayoría de sus trabajadores. Es justo, explicó el funcionario.

“El obrero que haga más esfuerzo físico, más trabajo, es el que más gana (…) el que está en la tierra bajo el sol con su guataca (…) Estoy muy de acuerdo”, agregó.

El Gobierno ha dicho que planea entregar 250.000 licencias para el trabajo por cuenta propia, pero la cifra podría subir.

Esta alternativa es necesaria para el plan del presidente Castro, quien aspira a reducir más de un millón de empleos estatales, equivalente al 20 por ciento de la fuerza laboral.

De acuerdo con el reportaje, está por ver si las reformas serán suficientes para mantener a flote el socialismo cubano, pero un psicólogo que pidió no ser identificado dijo que han tenido un efecto positivo en la población.

“La gente estaba muerta (…) ahora por lo menos están pensando, buscando ideas para negocios, aunque sean pequeños”, opinó.

Opositores al Gobierno sostienen que el país necesita cambios económicos más profundos, junto a reformas políticas al sistema de partido único.

Pero los líderes cubanos han hablado poco sobre eventuales cambios políticos y, según Richard, un zapatero recién estrenado, no son necesarios.

“Al cubano le importa la fiesta, vestirse bien, disfrutar la vida (…) al cubano no le importa la política o cosas como libertad de la prensa”, dijo mientras reparaba unos zapatos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.