cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Forbes

Castro critica a 'Forbes' y reta a Washington a demostrar que posee una fortuna personal

'Si prueban que tengo una cuenta en el exterior yo renuncio al cargo, a las funciones que estoy desempeñando', dijo el gobernante.

Enviar Imprimir

Fidel Castro dijo este lunes que renunciará al poder que ejerce desde hace 47 años si el gobierno de Estados Unidos logra probar que tiene una fortuna personal de 900 millones de dólares, como publicó la revista Forbes, informó la AFP.

"Si prueban que tengo una cuenta en el exterior yo renuncio al cargo, a las funciones que estoy desempeñando", afirmó el mandatario, tras calificar la información de la revista estadounidense como "infame basura" y atribuirla a una maniobra del gobierno de George W. Bush.

Acompañado de un panel de funcionarios y personalidades, Castro compareció la noche del lunes en un programa de cuatro horas y media, emitido en cadena por la radio y la televisión oficialistas de la Isla, para responder a la revista estadounidense que lo señala como el séptimo gobernante más rico del mundo.

"Los emplazo a todos, en primer lugar al presidente Bush, al ladronzuelo ese, a la CIA, a los 33 organismos de inteligencia de Estados Unidos, a los miles de bancos que hay en el mundo", aseveró.

El gobernante calificó "ridículo" atribuirle una fortuna "sin herederos": "¿para qué quiero el dinero si voy a cumplir 80 años, si no lo quise antes (…) son estúpidos?".

Castro dijo que lo quieren "pintar como uno de los tantos ladrones que ellos amamantaron", cuando "en Estados Unidos hay cientos de miles de millones de dinero robado".

"Descarados, desvergonzados, bandidos, busquen la lista para que lo publiquen", manifestó.

Forbes ubicó a Castro por encima de la reina de Inglaterra y calculó su fortuna teniendo en cuenta "su poder económico sobre una red de compañías estatales" como el Palacio de Convenciones, la corporación Cimex, y Medicuba, que vende vacunas y otros productos farmacéuticos.

Al programa asistieron el periodista Ignacio Ramonet, director del periódico Le Monde Diplomatique; el presidente del Banco Central, Francisco Soberón; el ministro de Cultura, Abel Prieto; el director del Centro de Inmunología Molecular, Agustín Lage; la científica Concepción Campa, y el historiador de La Habana, Eusebio Leal.

"No es la primera vez que esta revista propaga por el mundo este poderoso infundio (…) Se trata de una inminente acción de los servicios de inteligencia de Estados Unidos", dijo Soberón, quien vinculó al dueño de la revista, Steve Forbes, con Bush.

Como "prueba irrefutable" de la confianza de parte de la comunidad económica internacional en el gobierno cubano, Soberón afirmó que Cuba "recientemente" colocó una emisión en bonos por 400 millones de euros en la bolsa de Londres, pagaderos en un año y al 7% de interés.

"En nuestra economía centralmente planificada (…) es totalmente imposible que alguien de la más alta dirección del país pueda disponer de cuentas en el exterior (…) Con absoluta autoridad moral (…) afirmamos que su máximo dirigente constituye un ejemplo de dignidad y pulcritud", agregó.

La revista "está atacando" las bases "de nuestro sistema político, el tipo de economía que estamos construyendo, es mentiroso y es perverso, pero desde el punto de vista del enemigo es coherente", expresó Lage.

"En toda la vida de Fidel no hay nada que pueda indicar el menor apego por lo material (…) Escogieron mal al millonario, fue una mala selección mediática", afirmó por su parte Prieto.

Lage y Campa dijeron además que los ingresos de la biotecnología se destinan a la expansión de ese sector, a cumplir los gastos de los medicamentos de la población y a las investigaciones científicas.