Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión, Primavera Negra

Castro y la Iglesia negocian situación de presos políticos

Hay esperanzas de que esté en marcha un proceso, donde el avance se produzca mediante  pequeños pasos

Comentarios Enviar Imprimir

El presidente de Cuba, Raúl Castro, y dos miembros de la alta jerarquía de la Iglesia Católica realizaron un singular encuentro, marcado por la necesidad de dialogar para resolver la situación de los presos políticos en la Isla.

El cardenal  Jaime Ortega, uno de los dos eclesiásticos participantes en el encuentro, dijo el jueves que la Iglesia Católica y el Gobierno están discutiendo "seriamente'' la libertad de los presos políticos pero agregó que no podía hablar sobre los detalles.

"No puedo adelantar conclusiones acerca de fechas ni actuaciones concretas con respecto a los presos. Que el tema se está tratando seriamente, sí lo puedo decir'', dijo Ortega en una conferencia de prensa en La Habana.

Ortega hizo los en medio de la especulaciones de que podrían ser liberados dentro de poco por lo menos algunos de los 26 presos políticos que, según se informó, tienen problemas de salud.

El cardenal describió la reunión como "distinta y novedosa, en el sentido muy positivo," y agregó que se habló de resolver "viejos agravios'' y de un "alivio general de la situación de los presos y esto con amplitud, incluyendo no sólo los enfermos, aunque los enfermos en primer lugar''.

"Con respecto a los enfermos, lo esperamos'', dijo Ortega.

El arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, presidente de la Conferencia Episcopal (COCC), quien también asistió a la reunión de cuatro horas con Castro, se mostró más optimista en sus declaraciones del jueves.

Al referirse a los presos políticos, monseñor García expresó:
 
"Ese tema se tocó y creo que de ambas partes hay disposición, deseo de que  se resuelva y esperamos que eso sea así. Creo que será así'', de acuerdo a la AFP.

Monseñor García dijo creer que se trata de "un proceso'', al ser consultado sobre la posibilidad de  un acuerdo para una pronta liberación de prisioneros políticos, unos 200 según  la oposición.

"Creo que será un proceso y ese proceso tiene que comenzar con pequeños  pasos y esos pasos se darán (...) Hay buena voluntad y nosotros esperamos que  sí, esa conversación fue en esa línea'', subrayó el prelado, quien destacó la ‘‘disposición de resolver la situación'' de los presos por parte de Raúl Castro.

García comentó que el tema es preocupación constante de la Iglesia, pero  desde la muerte del opositor Orlando Zapata, el 23 de febrero tras 85 días de  huelga de hambre, "se habló de la necesidad'' de lograr un pronto ‘‘entendimiento''.

El encuentro, primero entre Raúl Castro y los jerarcas católicos para  tratar la situación del país, ocurre tres semanas después de que la Iglesia  medió para que el Gobierno evitara hostigamientos y levantara su prohibición a  las Damas de Blanco -esposas de prisioneros políticos- de marchar en reclamo de  la libertad de los presos.

La reunión antecede la visita del canciller del Vaticano, monseñor Dominique  Mamberti, del 16 al 20 de junio, la cual despertó en la disidencia expectativas  en torno a la posibilidad de una liberación de presos.

"Esto es muy importante porque muy próximamente viene el canciller y porque  en estos momentos la Iglesia está sirviendo de intermediaria. Se está valorando  la libertad de los presos. Tenemos muchas esperanzas aunque también reservas'',  dijo a la AFP la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán.

Ante las críticas y el reclamo internacional de liberación de presos  políticos, Raúl Castro afirmó el pasado 4 de abril que "no cederá al chantaje''  de las huelgas de hambre, y acusó a Estados Unidos y sus aliados europeos de  una campaña para difamar a la revolución, así como de financiar a los "mercenarios'' (opositores) de Washington.

Pero la oposición alimenta la expectativa al recordar que en 1998 el líder  Fidel Castro liberó a unos 300 presos -políticos y comunes- poco después del  viaje del Papa Juan Pablo II, una histórica visita que mejoró la relación entre  el gobierno comunista y la Iglesia, tensas en más de medio siglo de  revolución.

"Hay un signo evidente de que la relación es muy saludable. La Iglesia ha  ganado una posición como institucionalidad de la sociedad civil'', dijo el  sociólogo Aurelio Alonso.

Al informar de la reunión, que tuvo lugar en el despacho de Raúl Castro, la  nota oficial calificó de "favorable'' el ‘‘desarrollo de las relaciones entre la  Iglesia Católica y el Estado cubano''.

Cada vez con más frecuencia, la Iglesia se ha permitido alzar la voz sobre  la situación del país, advirtiendo incluso del "colapso'' de la economía y  reclamando ‘‘cambios''.

Aunque hay acercamientos entre la Iglesia y el Estado cubano, sin aspirar a  una alianza por diferencias ideológicas, filosóficas y políticas, "subsisten  desconfianza mutua, prejuicios'', opinó Orlando Márquez, director de la  principal revista católica en Cuba.

Tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959, se abrió un  período de franco enfrentamiento en el cual la Iglesia demonizó al comunismo y  el Gobierno expulsó sacerdotes y nacionalizó colegios y otras propiedades de la  Iglesia.

En los años 70, sin acceso a los medios de comunicación ni a la enseñanza  -demandas que aún mantiene- la Iglesia se enclaustró en sus templos, sin  abandonar críticas al Gobierno, que instauró un Estado ateo y limitó la entrada  de religiosos al país, entre otras restricciones.

Manteniendo ininterrumpidas las relaciones entre Cuba y el Vaticano desde  1935, el Gobierno y la Iglesia local sostuvieron un distanciamiento más  sosegado en los años 80, que volvió a la crispación tras la caída del bloque  comunista en los 90 y las fuertes críticas de los obispos en su pastoral "El  amor todo lo espera'', de 1993.

Aunque el gobernante Partido Comunista (PCC) se abrió a creyentes en 1991,  la Constitución se modificó para excluir la discriminación por credo y el  Parlamento aceptó como diputados a representantes de otras religiones, la  Iglesia Católica se mantuvo distante de ese proceso.

La histórica visita del Papa Juan Pablo II en enero de 1998 abrió un camino de diálogo y  cautelosa aproximación, que llevó a la actual relación.

"No creo que el Estado le esté confiriendo un rol a la Iglesia, yo creo que  la Iglesia ha ganado una posición como institucionalidad de la sociedad civil'',  dijo Alonso a la AFP sobre el nuevo papel mediador.

La reunión de Raúl Castro y la jerarquía católica es una ‘‘continuidad de la  mediación que la Iglesia viene realizando en favor de algunos temas de interés  nacional y que es parte de su misión, todo lo que pueda contribuir a mejorar  las relaciones entre los cubanos'', dijo a la AFP el secretario ejecutivo de la  COCC, José Félix Pérez.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.