Actualizado: 16/10/2017 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cienfuegos, Petróleo, Venezuela

Crudos fracasos

Inaugurada por Hugo Chávez y Raúl Castro a partir de un proyecto heredado de la era soviética, la refinería de Cienfuegos no procesa siquiera crudo venezolano en la actualidad

Comentarios Enviar Imprimir

Es el escenario perfecto para montar una obra de teatro, filmar una película, ¿poner en marcha una ópera?, o simplemente sacar una fotografía que resuma los fracasos económicos y las alianzas fallidas del Gobierno cubano: la refinería de Cienfuegos

La planta que el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, y el entonces gobernante interino de Cuba, Raúl Castro, inauguraron en un diciembre de 2007 que ahora perece muy lejano.

Además de una importante empresa económica en la Isla, la puesta en marcha del proyecto pareció demostrar que, para Cuba, el empecinamiento era recompensado con creces; que el patrocinio con fines políticos, ansias de dominación y expansionismo y fines estratégicos resultaba rentable para un país que sabía aprovechar tanto la política como la geografía y la historia, y convertirlas en fuentes para su mantenimiento.

Un gigante inconcluso de la época de la ayuda soviética había sido convertido en el mayor proyecto energético conjunto entre La Habana y Caracas, y sería capaz de procesar hasta 150.000 barriles de petróleo venezolano diarios.

Pero este año la refinería ha procesado apenas un 53 % de lo planeado y hoy por hoy ningún crudo procedente de Venezuela.

La planta Camilo Cienfuegos, la mayor de las cuatro que existen en Cuba, ubicada en Cienfuegos, un importante puerto a 260 km al sureste de La Habana, está unida con la base de supertanqueros de Matanzas por un oleoducto de 187 km de largo.

En su momento pareció una avanzada del futuro, hoy se está convirtiendo en un rezago del pasado

Para su puesta en funcionamiento, como colofón de la Cumbre de Petrocaribe de diciembre de 2007, Venezuela envió unos 550.000 barriles de petróleo y una cifra similar llegó a la Isla antes del 8 de enero.

Ahora la situación es muy diferente.

“En estos momentos no se está procesando crudo venezolano. Los envíos se redujeron sustancialmente desde el pasado año”, dijo una especialista de la refinería, que pidió el anonimato, al diario El Nuevo Herald.

Otra trabajadora dijo a El Nuevo Herald que la planta estaba refinando crudo procedente de Argelia. “La situación es inestable, este domingo arrancamos nuevamente, pero a veces se para y vuelve a arrancar. Todos tenemos mucho miedo de que al final nos quedemos sin trabajo. Sería un golpe tremendo”, comentó.

En julio de este año, el gerente general de la estatal PDVSA en Cuba, Luis Morillo, anunció que la refinería cerraría parcialmente por tres meses en varios períodos del año “por mantenimiento”.

“Las declaraciones confirman lo que ya se había anunciado. Cienfuegos no está operando, pero no por problemas técnicos sino porque Venezuela no tiene la cantidad de petróleo crudo mediano suficiente para enviar a Cuba para refinar. No es tanto Cienfuegos, sino Venezuela”, explicó Jorge Piñón, director interino del Centro de Energía Internacional y Políticas Ambientales de la Universidad de Texas en Austin.

El experto monitorea el movimiento de tanqueros en la zona del Caribe y comentó que “el movimiento de tanqueros también valida eso. No ha habido casi ningún tráfico a Cienfuegos en los últimos tres o cuatro meses”.

Construida con ayuda soviética entre 1985 y 1990, la refinería nunca llegó a producir al nivel esperado, pues su puesta a prueba coincidió con la crisis económica en que cayó Cuba tras la desintegración de la Unión Soviética, y por su ineficiencia fue paralizada luego de un año de explotación.

Varios países se interesaron por la planta en los años 90, incluso se llegó a suscribir un acuerdo que establecía la creación de una empresa mixta para su

explotación con el consorcio mexicano Mexpetrol, pero el pacto, que suponía una inversión inicial de unos $200 millones, fue relegado por causas no precisadas.

El 28 de abril de 2005 Cuba y Venezuela acordaron modernizar y ampliar la refinería, y crearon para ello la empresa mixta PDV-CUPET S.A.

La primera etapa de rehabilitación de la planta concluyó en diciembre de 2007, a un costo de $166 millones, y posibilitó procesar 65.000 barriles diarios de petróleo. Una segunda fase, con una inversión prevista de $1.300 millones, elevaría esa cifra a 150.000 barriles al día, en cuatro años.

Sin embargo, este año la planta solo procesará alrededor de 9,43 millones de barriles de petróleo, apenas la mitad de lo planeado.

“Realmente se ha limitado la entrada de crudo para el procesamiento aquí en la refinería nuestra. Este año no va a cumplir el plan que tenía previsto como lo había hecho todos los años anteriores desde la reactivación (en 2007), y las causas se conocen, tema contrato, tema Venezuela y otras cuestiones”, dijo Lidia Esther Brunet, primera secretaria del PCC en declaraciones a la agencia de prensa china Xinhua.

Cuando Chávez visitó la refinería, en octubre de 2007, anunció que proyectaba convertir a Cienfuegos en un multimillonario complejo petroquímico, el cual incluiría una fábrica de fertilizantes que comenzaría a construirse en 2008, otra de petroquímica y una desgasificadora, alimentada con gas venezolano.

Los planes de ampliación de la refinería incluían —además del mencionado incremento de capacidades de procesamiento de petróleo hasta 150.000 barriles diarios— la construcción de una planta de oleofinas y de aromáticos, la ampliación de la capacidad de almacenamiento y la reactivación del oleoducto entre Matanzas y Cienfuegos.

Hoy no se habla de planes de ampliación, sino se teme una reducción de personal. El temor a despidos recorre la empresa.

“Lo que se comenta entre los directivos es que podría cerrarse la empresa mixta debido a la situación económica de Venezuela y Cuba esperaría a que otro país asumiera ese 49 % de las acciones. El gran problema es que la refinería nunca ha sido rentable porque para eso eran necesarias una serie de inversiones para el llamado polo petroquímico que nunca se hicieron”, comentó la especialista de la refinería, quien agregó que “no se ha hecho una reducción de plantilla todavía, pero ya se anuncia”.

Mientras tanto, la lista de fracasos y proyectos fallidos continúa creciendo en Cienfuegos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.