Actualizado: 15/12/2017 17:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Elecciones, Díaz-Canel, Trump

El sucesor, Castro, Trump y sus amigos

El papel de Díaz-Canel como heredero de Raúl Castro parece haber sido reforzado por Trump en la Casa Blanca y el fin del peligro que representó un presidente como Obama

Comentarios Enviar Imprimir

El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, posible heredero de Raúl Castro, apostó el domingo por la “continuidad” del socialismo y la Revolución ante el relevo generacional en el poder que al parecer se dará en el país a partir de febrero de 2018, cuando el actual mandatario abandone la presidencia, informa la agencia Efe.

“Yo no concibo las rupturas en nuestro país, creo que ante todo tiene que haber continuidad. Hay muchas personas muy jóvenes propuestas como delegados (concejales)”, indicó Díaz-Canel, previsible heredero de Castro en la presidencia, ante los medios después de votar en los comicios municipales que se celebran el domingo en Cuba.

Las declaraciones de Díaz-Canel son un paso más en la tarea de perfilarlo como futuro presidente de Cuba, al menos ante la prensa.

La vía hacia una sucesión pausada y pacífica está hoy más clara que nunca, a un año de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Con el nuevo mandatario estadounidense en la Casa Blanca, y más allá de la retórica al uso, La Habana tiene la garantía no solo de un Gobierno a 90 millas que no sirve ni de inspiración ni estímulo para los que residen en la Isla —Trump quizá ostente el récord infame de ser el gobernante norteamericano más odiado por los cubanos— sino también la presencia en el centro de poder de Washington de alguien ajeno por completo a cualquier afán por la democracia en Cuba. Si el exilio cubano no se limitara simplemente a satisfacer sus penurias emocionales —para lo cual cualquier discurso en La Pequeña Habana es suficiente— comprendería que nada hay que esperar de alguien que llegó al poder proclamando desde el inicio de su campaña electoral sus simpatías con Vladimir Putin y que luego de elegido no ha escatimado elogios hacia Xi Jinping. Con un aparente golpe de amnesia nada ajeno al azar, esos exiliados olvidan el papel que han desempeñado y desempeñan Rusia y China en Cuba. De pronto, los amigos de Putin no son los enemigos de la libertad en Cuba. Paradojas de un exilio que siempre ha equivocado su rumbo.

Preguntado por la posibilidad que sea en unos meses el próximo presidente del país, Díaz-Canel eludió pronunciarse al respecto, pero apuntó que en el futuro “habrá presidentes en Cuba siempre defendiendo la Revolución y serán compañeros que saldrán del pueblo, los elegirá el pueblo”.

Más de ocho millones de cubanos fueron convocados el domingo a las urnas para votar por los delegados municipales del poder popular, una figura que equivale a la del concejal, y muchos de ellos serán candidatos a diputados a la Asamblea Nacional en los próximos meses.

Estos comicios marcan el inicio del proceso electoral que culminará con la elección de un nuevo parlamento que deberá ratificar el próximo 24 de febrero de 2018 al nuevo presidente de Cuba, a propuesta del Consejo de Estado, lo que supondrá un recambio generacional en el poder después de casi 60 años de castrismo.

Estos comicios se celebran al día siguiente del primer aniversario de la muerte del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, motivo por el que Díaz-Canel consideró que es una “jornada electoral cargada de emoción y pasión para la gente revolucionaria”.

“Hoy estamos haciendo un voto por la Revolución, la patria y el socialismo”, un voto que enviará “un mensaje a los que quieren hacer cambiar o imponer condiciones de que este es un pueblo que no se va a doblegar, que defendió hace mucho tiempo su soberanía e independencia”, aseveró el primer vicepresidente del país.

Sobre las nuevas tensiones con Estados Unidos, que impuso recientemente nuevas sanciones económicas sobre la Isla, Díaz-Canel señaló que Cuba sigue abierta a mantener relaciones con ese país, pero “sin condicionamientos” y basadas en la “bilateralidad, la igualdad, el respeto y la cooperación”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.