Actualizado: 21/09/2018 11:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Zapatos, Ortopedia, Medicina

En Cuba los zapatos ortopédicos van por el mal camino

En un país que se vanagloria de la atención médica a la población, la adquisición de los zapatos ortopédicos resulta a veces un grave problema

Comentarios Enviar Imprimir

Uno de los tantos problemas que afectan diariamente a los cubanos tiene que ver con los zapatos ortopédicos. Según reporta el propio Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, los principales problemas nacionales e insatisfacciones de los clientes de este tipo de servicio son:

  • Escasez de recursos.
  • Incumplimientos de la industria.
  • Irregularidades en la producción y comercialización.
  • Incorrectos estudios de demanda.
  • Plazos de confección y entrega de los zapatos demorados.
  • Mala calidad del producto y del servicio.
  • Escasa variedad de las líneas de diseño.
  • Fealdad del artículo.
  • Desequilibrio en la oferta de tallas.
  • Limitada información a la población.

“El calzado ortopédico profiláctico, que los pacientes de diversas afecciones emplean por prescripción facultativa, es apoyo básico para la locomoción. Sin embargo, no siempre las expectativas de los aquejados guardan correspondencia con el escenario productivo y la calidad del servicio en determinados sitios del país”, señala el órgano de prensa partidista.

En Cienfuegos, por ejemplo, de los 2.630 pares de zapatos ortopédicos planificados para confeccionar durante el pasado año, solo pudieron terminarse 2.116. O sea, un 80 % del compromiso. Aunque Granma señala que es una cifra de entrega superior a las de los dos calendarios previos.

Los problemas de esta industria son los mismos que aparecen cuando se publica un reportaje sobre cualquier deficiencia en la producción o los servicios en la Isla: el arribo de la materia prima a destiempo y la falta de una parte importante de los recursos durante el año; materiales en ciertos casos importados y suele dificultarse su adquisición; carencias de cintas métricas y que los accesorios y las herramientas de los zapateros son de muy mala calidad; obsolescencia (una palabra preferida por la prensa cubana) de la maquinaria, que tienen más de medio siglo.

Dos operarios explican que un equipo “tras un periodo de roturas debido a rodamiento y poleas, con arreglos autogestionados ahora el equipo funciona; pero como las cuchillas son muy antiguas, el grado de desgaste las ha dejado sin filo y ello repercute en que al calzado le queden rebordes”.

Uno de los aspectos más insólitos, que llaman la atención en el reportaje, es que no se cuenta con tinta negra, por lo que deben emplear la carmelita en los zapatos de aquel color.

Todo un panorama esperpéntico, que transitaría de la burla al absurdo sino escondiera una tragedia: se trata de un calzado necesario por razones médicas, no un gusto ni un lujo, en un país que aún se vanagloria de sus logros en el campo de la atención médica a la población.

Por ello, para resaltar el aspecto humano de esta situación precaria, vale la pena agregar los tres comentarios aparecidos en la página de Granma al leer la información:

  1. “Hay que Rescatar este humano servicio. Mi madre querida los necesita, y lo que hemos pasado, no se lo deseo a nadie. …es la historia de nunca acabar, ni hablar de la mala calidad. Mis respetos para aquellos q desarrollan esta labor con dignidad”.
  2. “¿Por qué no hay soportes ortopédicos sueltos, que se pueden poner en cualquier calzado y alivia la escasez de materiales y equipos?
  3. “Tengo una niña 2 años de edad, le mandaron zapatos ortopédicos, pero lo que no comprendo es que le toque al año un par solamente, cuando sabemos que los niños a esa edad todavía no saben cuidar las cosas por mas que se lo digas, tampoco digamos que son de muy buena calidad, respetando a toda persona que se desarrolla en esa labor”.

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.