Actualizado: 18/10/2017 20:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Derechos Humanos

Exiliados en España se muestran escépticos ante la primera reunión entre Madrid y La Habana

Enviar Imprimir

Organizaciones de exiliados cubanos afincados en España expresaron el lunes escepticismo ante la primera reunión sobre derechos humanos que los gobiernos de España y Cuba mantendrán este martes y el miércoles en La Habana, al considerar que el régimen castrista no aceptará abordar la situación de los presos políticos, informó EFE.

La reunión bilateral responde al mecanismo de diálogo político que se acordó durante la visita a Cuba del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, los pasados 2 y 3 de abril.

El gobierno español, que estará representado por el director general de Política Exterior, Rafael Dezcallar, ha anunciado que se abordarán todos los asuntos, incluido el de los más de 250 opositores que están en prisión.

Sin embargo, el régimen cubano, según ha declarado su canciller, Felipe Pérez Roque, en presencia de Moratinos, rechaza tratar esta cuestión al entender que es de índole interna y que no existen presos políticos en la Isla.

El coordinador de Unión Liberal Cubana (ULC) Antonio Guedes, manifestó que la liberación de los presos debería ser el primer requisito para entablar un mecanismo sobre derechos y libertades.

Guedes afirmó que este tipo de foros ya se constituyó en el pasado, pero fracasó por la actitud del régimen castrista.

Instó al ejecutivo español a no actuar "por sí solo" y a buscar una "política común" con la Unión Europea (UE) para lanzar un "mensaje claro" a favor de la libertad y del diálogo con todos los sectores de las sociedad cubana.

También pidió a Madrid llevar a cabo una política "a medio y largo plazo" hacia Cuba, en lugar de apostar por lo que consideró "complicidad" con el régimen de la Isla por intereses económicos.

El presidente de la plataforma Cuba Democracia Ya, Rigoberto Carceller, se mostró pesimista al opinar que no existe una agenda clara ni una previsión de hablar con quienes ven vulnerados sus derechos.

Según EFE, Carceller reconoció la "buena intención" del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pero afirmó que eso no basta. "Hablar con el régimen de Cuba es un diálogo de sordos", dijo.

El director de la Asociación Española Cuba en Transición, Matías Jové, consideró "una obra de teatro de mal gusto" que se cree un organismo para hablar de derechos humanos cuando el régimen cubano dice que no se va a hablar de presos.

Jové opinó, en declaraciones a EFE, que el gobierno español está dando un "balón de oxígeno" al régimen cubano, además de hacer "concesiones de antemano".

El mecanismo de diálogo sobre derechos humanos es el primero entre el gobierno de la Isla y un país miembro de la UE.

La delegación cubana estará encabezada por el viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Multilaterales, Abelardo Moreno.