Actualizado: 18/10/2018 9:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Detergente, Economía, Prensa

Hace espuma, pero no limpia

Las falsificaciones del detergente Limtel responden a dos causas principales: son muy fáciles de elaborar y el producto original escasea en los establecimientos

Comentarios Enviar Imprimir

Receta fácil para producir un “detergente” en Cuba: sal, agua y genapol, un ingrediente con gran capacidad para hacer espuma. El producto puede adquirirse en algunas tiendas, al precio de 30 pesos moneda nacional, según un reportaje del diario Juventud Rebelde. Claro que, para fregar o limpiar no sirve mucho. No contiene la cantidad adecuada de sustancias destinadas a ese fin y no responde a una fórmula de laboratorio. Es tanto una estafa como una de las salidas habituales del cubano, una más de las tantas que abundan en la sociedad imperante en la Isla. Usted decide cómo juzgar los hechos.

Las falsificaciones del detergente Limtel, utilizado en el país, responden a dos causas principales: son muy fáciles de elaborar y el producto original escasea en los establecimientos.

Los reporteros de Juventud Rebelde conversaron con varios administradores de establecimientos, quienes dijeron que entre los detergentes “el Limtel es uno de los de mayor demanda, sin embargo, solo lo reciben una o dos veces al mes y en cantidades insuficientes, por lo que se agota en dos o tres días tras su llegada”.

Por su parte, las falsificaciones del producto pueden llevarse a cabo de esta manera:

“La fórmula maestra para cinco litros está compuesta por una lata de leche condensada de genapol, la misma cantidad de sal de cocina —mientras más blanca mejor— y agua, hasta que se logre una mezcla menos densa. Se pueden utilizar todo tipo de colorantes, los que vienen para las pinturas o para el merengue de los dulces”, señaló un fabricante clandestino.

Tanto la elaboración y venta de estas falsificaciones se realizan con la participación de quienes trabajan en empresas estatales. Ingredientes como el genapol pueden ser adquiridos mediante la compra a trabajadores de alguna fábrica. Para la distribución se emplean vendedores callejeros, pero también los productos se introducen en la red de comercio estatal, para incrementar la agilidad de las ventas y, como consecuencia, las ganancias.

Las materias primas, incluidas las necesarias para envase, provienen por lo general del robo en empresas e industrias estatales. En artículos como el detergente, “el más fácil de falsificar es el de la marca Limtel, debido al tipo de envase, ya que se utiliza también para ron, vinagre, leche condensada y otros productos”.

El reportaje de Juventud Rebelde detalla reuniones y cartas con las que los funcionarios estatales han tratado “sobre la calidad del detergente y ejecutar operativos para detectar productos adulterados”. Pero como especifica el mismo diario, los problemas continúan.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.