Actualizado: 19/05/2024 23:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Alimentación

Investigadores de EE UU y la Isla concluyen que el Período Especial ha sido bueno para la salud

Según un estudio, la escasez de alimentos y el aumento de la actividad física por la falta de transporte ayudó a reducir las muertes por enfermedades cardíacas y diabetes.

Comentarios Enviar Imprimir

Investigadores de universidades de Estados Unidos y Cuba han llegado a la conclusión de que la pérdida masiva de peso de la población cubana durante el llamado Período Especial fue beneficiosa para la salud, al ayudar a reducir las muertes por enfermedades cardíacas y diabetes, informó Reuters.

Un equipo de la Escuela Johns Hopkins de Salud Pública de la Universidad estadounidense de Loyola y de la cubana de Cienfuegos, estudió los efectos de la crisis económica en que se sumió la Isla en los años noventa, tras el colapso de la Unión Soviética, y que aún no ha sido superada.

La falta de combustible obligó a los cubanos a utilizar bicicletas o caminar grandes distancias para desplazarse, debido a la falta de transporte, al tiempo que disminuía dramáticamente la cantidad de calorías en sus dietas.

Como resultado, disminuyó la obesidad y también el número de muertes atribuidas a la diabetes, enfermedades coronarias y paros cardíacos, según el estudio, publicado la semana pasada por el American Journal of Epidemiology en su página web.

Entre 1997 y 2002, las muertes causadas por la diabetes cayeron un 51%, la mortalidad por problemas coronarios un 35%. Los paros cardíacos disminuyeron un 20%, de acuerdo con el estudio.

Los investigadores dijeron que la crisis económica entre 1990 y el 2000 fue una oportunidad única de observar el impacto de la pérdida de peso en toda la población de un país, ocasionado por una reducción sostenida de la ingestión de calorías, sumado a un aumento de la actividad física.

"Este es el primer, y seguramente el único, experimento natural nacido de desafortunadas circunstancias", dijo Manuel Franco, del Departamento de Epidemiología de la Escuela John Hopkins de Salud Pública.

En la investigación "grandes efectos sobre la diabetes, enfermedades cardiovasculares y la mortalidad de todo tipo fueron relacionadas con la sostenida pérdida de peso de la población como resultado de una mayor actividad física y una reducida ingestión de calorías", agregó.

No quedó claro si los científicos estudiaron la incidencia de la escasa alimentación y del drástico deterioro de las condiciones de vida en otras enfermedades como la polineuritis o la depresión.

Los cubanos están aún traumatizados por el hambre que sufrieron durante los noventa, entre otras cosas porque buena parte de la población no ha recuperado los niveles de alimentación de la década de los ochenta.

Según el estudio, en 1993 el 27% de los adultos cubanos perdió un 10% de su peso. La falta de alimentos llevó a un declive de ingestión de energía de 2.899 calorías diarias en 1988 a 1.863 en 1993.

El Fondo para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas considera que el mínimo requerido por una persona es de entre 2.200 y 2.300 calorías diarias.

Hasta el día de hoy, la alimentación sigue siendo uno de los principales problemas que afectan a los cubanos, aunque el consumo de calorías ha vuelto a situarse entre los parámetros internacionales y la obesidad vuelve a aparecer, según los investigadores.

El estudio especifica que en 1987, un 30% de los habitantes de La Habana fueron catalogados como físicamente activos. En 1995 la cifra se había disparado al 70% debido al uso masivo de bicicletas y a las caminatas por la falta de transporte público.

De acuerdo con Manuel Franco, un español, la obesidad vuelve a aumentar actualmente a un nivel que es aproximadamente la mitad de la tasa del 30% existente en Estados Unidos, reportó Reuters.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.