Actualizado: 15/11/2019 19:53
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Miguel Ángel Moratinos, relaciones Cuba-España

Madrid negocia con La Habana un encuentro con disidentes durante la visita de Moratinos

Exiliados piden al canciller español que exija al régimen la liberación de todos los presos políticos y el fin del hostigamiento a los opositores.

Enviar Imprimir

Las autoridades españolas negocian en La Habana una fórmula que permita al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, o a algún miembro de la delegación que lo acompañará durante la visita de dos días a Cuba que inicia el próximo lunes, mantener un encuentro con representantes de la disidencia interna, informó el diario español El País.

"España va a hacer todo lo preciso para garantizar una buena interlocución tanto con las autoridades como con los disidentes", dijo una fuente diplomática citada por el diario, pero aclaró que eso no significa necesariamente que el ministro vea a los disidentes.

Una fórmula alternativa podría ser que un alto cargo de Exteriores se entreviste con la oposición después de que el ministro haya abandonado la Isla, según el diario.

Otras fuentes, citadas por la agencia Europa Press, fueron más concretas y afirmaron que previsiblemente el director general para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores, Javier Sandomingo, permanecerá un día más en La Habana para entrevistarse con varios disidentes.

La última vez que se produjo un contacto de un alto funcionario español con opositores cubanos fue en septiembre de 2006, cuando el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, viajó a la Isla para asistir como invitado al Cumbre del Movimiento de Países No Alineados.

Ese encuentro molestó al régimen cubano, que en represalia canceló sus reuniones con León.

Según Europa Press, la decisión de que no se produzcan encuentros con la disidencia mientras Moratinos esté en la Isla podría considerarse un intento de no "irritar" al gobierno cubano.

"Queremos resultados concretos", dijo una fuente conocedora de la negociación que se sigue en La Habana, citada por El País, pero no precisó si se refería a la liberación de presos políticos.

El diario dijo que la cancillería española habría preferido no anunciar el viaje del ministro hasta que estos temas estuvieran cerrados, pero tuvo que hacerlo este miércoles, porque la noticia ya estaba en los medios.

Además de Sandomingo, acompañarán a Moratinos las secretarias de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y de Cooperación Internacional, Leire Pajín.

La visita a la Isla habría sido pactada hace dos semanas con el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, quien visitó Madrid.

Exiliados piden a Moratinos que se entreviste personalmente con la oposición

Exiliados cubanos en España pidieron este miércoles al canciller español que se entreviste personalmente con representantes de la disidencia interna y le exigieron que aborde con las autoridades la liberación de todos los presos políticos y el fin del hostigamiento a los opositores.

Rigoberto Carceller, coordinador general de la plataforma Cuba Democracia Ya!, consideró que el viaje es "inoportuno", y dijo esperar que Moratinos plantee al régimen la necesidad de que haya mejoras en la situación de los derechos humanos en la Isla.

La Plataforma anunció su intención de entregar este jueves una carta al ministro en la que le advierten que La Habana utilizará la visita en su propio beneficio y en la que piden expresamente a Moratinos que no deje el contacto con los disidentes en manos de un "funcionario de segunda".

"A priori, no nos oponemos a que viaje a La Habana, pero pedimos que personalmente se reúna con los grupos disidentes. Pero bueno, somos gente soñadora y esperamos que no regrese a Madrid con las manos vacíos", dijo Carceller, quien no obstante se mostró "muy escéptico" ya que, a su juicio, "el régimen castrista no hará concesiones excepcionales".

Por su parte, Antonio Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, opinó que la visita del canciller español "no servirá para nada".

"Puede que liberen a algún preso de los que está enfermo, pero poco más", afirmó.

Coincidiendo con Carceller, Guedes subrayó la importancia de que sea el propio Moratinos quien reciba a la oposición, ya que demostraría que apuesta claramente por cambios democráticos. "Y para ello es necesario conversar con la disidencia, ya que en el futuro jugarán un papel clave en los cambios en la Isla", añadió.

Guedes también insistió en la necesidad de que el jefe de la diplomacia española presione al régimen de Fidel Castro para que libere a todos los presos políticos, "no sólo al grupo de los 75", y deje claro a las autoridades de La Habana que Madrid no hará ninguna concesión económica mientras no se produzcan "verdaderos avances" en la situación de los derechos humanos en Cuba.

En este sentido, el exiliado se mostró pesimista y dijo tener la sensación de que el gobierno español "está apostando por los movimientos desde dentro del régimen, y no por un verdadero cambio".