Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Economía, Cambios, Deshielo

Negocios extranjeros entran en Cuba por delante de EEUU

España y China a la ofensiva mientras caen las compras a EEUU. ¿Estudia Obama el facilitar o permitir las operaciones financieras y bancarias con la Isla?

Comentarios Enviar Imprimir

Promotores chinos y británicos están construyendo lujosos campos de golf. México y otros países están invirtiendo en una zona de desarrollo. Y Vietnam ha firmado un acuerdo para construir un hotel, siguiendo el ejemplo de hoteleros canadienses y españoles, según un artículo de The Financial Times.

¡Bienvenidos a Cuba! Inversionistas europeos, asiáticos y latinoamericanos están mirando la isla caribeña y tratando de conseguir acuerdos antes que sus rivales estadounidenses, mientras los lazos entre La Habana y Washington se deshielan después de décadas de hostilidad. Todos tratan de adelantarse a Estados Unidos.

Cuando el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, abrió una embajada estadounidense en La Habana en julio, fue un hito en el camino hacia traer inversiones estadounidenses al país comunista. Ejecutivos estadounidenses han estado llegando a La Habana desde diciembre pasado cuando el Presidente Barack Obama dio señales del histórico acercamiento.

Desde el gobernador de Arkansas Asa Hutchinson y el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo hasta Penny Prizker, secretaria de Comercio estadounidense, los funcionarios visitan a Cuba para impulsar el comercio en industrias como la agricultura, la educación y las telecomunicaciones.

Pero mientras muchos negocios están intrigados por la perspectiva de aprovecharse de un mercado virgen cercano, las empresas estadounidenses enfrentan obstáculos que no impiden a sus rivales internacionales.

Tom Daschle, exlíder mayoritario del Senado de EEUU y codirector de The Cuba Consortium, un grupo que ayuda a los negocios a navegar la apertura, dice: “Hay gran interés en hacer negocio con Cuba, pero hay impedimentos significantes, en particular la ley Helms-Burton”.

Carlos Gutiérrez, antiguo jefe ejecutivo de Kellogg y secretario de Comercio bajo George W. Bush, quien este año les pidió a sus colegas republicanos que apoyaran la apertura, está de acuerdo que Helms-Burton, el embargo impuesto por el Congreso de EEUU, es un impedimento importante. “El Presidente ha hecho prácticamente todo lo que puede por orden ejecutiva”, dice el exsecretario, de acuerdo a The Financial Times.

Sin embargo, al parecer Obama puede hacer mucho más.

El Presidente está revisando distintas “opciones” para relajar el embargo comercial y financiero a Cuba mediante acciones ejecutivas, dijo este miércoles el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, de acuerdo a un cable de la agencia Efe.

“Dentro de sus autoridades, el Presidente ha relajado algunas restricciones comerciales (…), y sigue buscando, examinando y revisando futuras opciones” para profundizar en ese sentido, afirmó Kirby en su conferencia de prensa diaria.

“El Presidente (Obama) va a seguir revisando sus acciones, las oportunidades que tiene dentro de su autoridad actual” para suavizar el embargo a la Isla, agregó el portavoz.

Kirby no precisó en qué podrían consistir esas medidas, y la Casa Blanca no se ha pronunciado por ahora al respecto, pero al parecer Obama está dispuesto a mover fichas y poner en la práctica algunas medidas sin que necesariamente se produzca un avance en el tema de los derechos humanos en la Isla.

Todo parece indicar que las recientes visitas, tanto de políticos como de empresarios estadounidenses, rendirán algún fruto, con independencia de la situación política imperante en Cuba, y que la economía se impondrá sobre otros aspectos.

En este sentido, Europa y Estados Unidos han entrado, o están a punto de entrar abiertamente, en una competencia comercial que beneficia sobre todo a La Habana.

El gobierno cubano ha jugado con habilidad —y también apremiado por las circunstancias económicas imperantes en el país de falta de liquidez— una carta que a su vez estaría contribuyendo a la premura de cierto sector empresarial estadounidense para que se produzca un cambio en las medidas económicas, financieras y comerciales vigentes contra el Gobierno cubano.

Cuba ha incrementado sus importaciones de productos chinos y europeos en lo que va de año, mientras las importaciones provenientes de EEUU se han reducido sustancialmente, según el último reporte del Cuba Standard Economic Trend Index (CSETI), el índice económico creado por Cuba Standard.

El reporte destaca un aumento del 76,6 % de importaciones provenientes de China así como de España (42,4 %), Holanda (34,5 %), Alemania (24,7 %) e Italia (23,9 %) en comparación con el mismo periodo del año pasado.

España anunció esta semana la firma de un convenio para refinanciar la deuda a corto a plazo que Cuba tiene con el país europeo, que asciende a 201,5 millones de euros ($222 millones), incluyendo principal e intereses, y corresponde a impagos desde el año 2000.

De acuerdo a Cuba Standard, las importaciones estadounidenses, principalmente de productos agrícolas, que han caído en un 42,1 %. El U.S.-Cuba Trade and Economic Council reporta una cifra similar: una disminución del 44 % en las exportaciones de productos agrícolas de EEUU a Cuba en lo que va de año.

Los otros dos mercados que han disminuido sus exportaciones a Cuba son Brasil (-10,5 %) y Canadá (-9,5 %).

El presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council, John Kavulich, y el director de Cuba Standard, Johannes Werner, coinciden en que la limitada liquidez del Estado cubano lo inclina hacia compradores que pueden ofrecer incluso “productos de inferior calidad, que toman más tiempo en recibirse, si pueden pagar mucho más tarde”, señala Kavulich, de acuerdo a una información aparecida en El Nuevo Herald.

“Cuba tuvo un año mediocre en el 2014 [la Oficina Nacional de Estadísticas y Planificación ajustó el crecimiento del 2014 a 1 %], y me sorprendería mucho si esto no hubiera resultado en falta de liquidez. Y aunque las autoridades cubanas tomaron la decisión de rearrancar las importaciones este año para generar crecimiento —ahí está la causa principal del boom de las importaciones chinas— lo están haciendo con pocos recursos. Por eso el crédito es condición sine qua non”, opina Werner, según la información de El Nuevo Herald.

“Alimport, por ejemplo, ha comprado pollo en Brasil este año en vez de EEUU, a un precio más caro, pero Brasil sí puede ofrecer crédito. De hecho, los exportadores de EEUU son los únicos que no pueden vender con crédito a Cuba”, agrega.

Kavulich también cree que el gobierno cubano pudiera estar pensando en términos políticos que “al comprar menos, habrá más apoyo a soluciones legislativas en el Congreso de Estados Unidos”, de acuerdo al diario de Miami.

Los agricultores, el embargo y las elecciones

Pocos expertos esperan que el Congreso levante el embargo pronto, especialmente conforme EU entra en una temporada de elecciones presidenciales con varios candidatos republicanos, incluyendo a Jeb Bush y Marco Rubio, que expresan oposición a promover negocios que pudieran ayudar al régimen de Castro, según The Financial Times.

Así que, por ahora, los negocios estadounidenses están dirigiéndose a sectores que no están cubiertos por el embargo. Los estados agrícolas han estado presionando fuertemente para aflojar las barreras dado que EEUU ya tiene considerables exportaciones agrícolas a Cuba. “Podemos transportar ahí fácilmente”, dice Doug Keesling, quien cultiva trigo y otras materias primas en su granja de 3.000 acres en Kansas.

Pero una barrera clave de la que se queja la industria agrícola es una prohibición en la provisión de crédito y financiamiento para las exportaciones estadounidenses.

Estimados de la Universidad de Texas A&M sugieren que las exportaciones agrícolas estadounidenses al país podrían llegar a $1,2 mil millones al año si las regulaciones se relajaran y las barreras se levantaran.

El interés no se limita de ninguna manera al grupo de presión agrícola.

Deere & Co, el fabricante de equipo agrícola, ha dicho que ve a Cuba como un mercado potencial, mientras que Airbnb abrió operaciones en abril. Lagunas existentes en la ley les han permitido oportunidades tanto a las empresas médicas como a las de telecomunicaciones.

La compañía estatal cubana de telecomunicaciones y la operadora estadounidense Sprint firmaron el lunes un acuerdo para el servicio de roaming, el primero directo entre compañías de ambos países.

El convenio marcó el inicio de la Feria Internacional de La Habana, el foro de negocios más importante de la Isla que este año atrajo unas 900 compañías —entre ellas 300 cubanas— de unos 70 países y entre las que se encuentran una veintena de EEUU.

“Es un día muy especial porque a través de nuestro acuerdo podemos hacer que los ciudadanos se comuniquen libremente”, dijo a periodistas Marcelo Claure, el director de Sprint que viajó para firmar personalmente el convenio.

En septiembre, Obama relajó aún más las restricciones para permitir que los estadounidenses abrieran cuentas bancarias y que las empresas en algunas industrias, incluyendo las telecomunicaciones, abrieran oficinas y establecieran negocios en Cuba por primera vez.

“Simplemente muestra cuánto se tiene que lograr cuando esto se ve como progreso”, dice Gutiérrez, de acuerdo a The Financial Times.

Rachel DeLevie-Orie, especialista en EEUU-Cuba en el Consejo Atlántico, dice que el turismo sería un campo particularmente lucrativo ya que los operadores les venderían a norteamericanos acomodados que visiten a Cuba. En otras industrias, sin embargo, uno tendría “dificultades en encontrar ese tipo de riqueza”.

Pero añade que a pesar de los obstáculos, a los opositores del deshielo, como Rubio, les sería “increíblemente difícil si no enteramente imposible” dar marcha atrás a las iniciativas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.