Actualizado: 03/12/2021 11:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Bienal de La Habana, Gastronomía

Proyecto gastronómico independiente busca acortar distancias entre Washington y La Habana

Según sus organizadores, el “Proyecto Paladar” es totalmente independiente, no tiene ninguna relación con instituciones del Gobierno cubano y es financiado mediante donaciones de ciudadanos estadounidenses

Comentarios Enviar Imprimir

Un singular proyecto gastronómico reúne en Cuba, en el marco de la Undécima Bienal de La Habana, a diez prominentes chef de la ciudad de Nueva York y diez empresarios de la incipiente industria de los restaurantes privados cubanos, con el objetivo de “zanjar las brechas de la cultura, el idioma y más de medio siglo de animosidad entre Washington y La Habana”.

De acuerdo a un reporte de AP, El “Proyecto Paladar”, que toma el nombre de los populares restaurantes privados de la Isla, es totalmente independiente, no tiene ninguna relación con instituciones del Gobierno cubano y es financiado mediante donaciones de ciudadanos estadounidenses.

Durante diez días los chefs se turnarán para preparar y servir comidas gourmet en el patio trasero de un centro cultural en el sector colonial de la ciudad.

Los comensales —en su mayoría amantes del arte que han venido para asistir a Bienal, y cubanos a quienes se invita al azar para participar en las comidas gratuitas— son recibidos con un mojito y conducidos hasta una mesa para doce personas en homenaje al número máximo de comensales que el Gobierno permitió a los paladares cuando abrieron por primera vez en la década del 90.

Destaca el reporte de AP que la fusión de cocinas estadounidense, italiana, japonesa y hasta birmana, con los platos típicos de la Isla es una inusual experiencia culinaria en un país donde muchos restaurantes estatales e independientes sirven platos previsibles y aburridos.

Sus organizadores también consideran que el proyecto constituye un espectáculo que acorta la brecha entre “vecinos distanciados y entre distintas clases sociales”, en alusión a que especialistas en arte comparten experiencias con chóferes y guardacoches frente a un plato de comida.

“El modo más fácil e interesante de comprender otra cultura es por el estómago”, afirmó Sara Jenkins, directora culinaria del proyecto y propietaria de los restaurantes Porchetta y Porsena en el barrio bohemio West Village de Nueva York. “Y la forma más fácil y menos complicada de hacerse amistades es compartir el pan en la misma mesa”.

El proyecto, inspirado en los negocios privados que florecen en la Isla

De acuerdo al reporte de AP, el “Proyecto Paladar” es creación de Craig Shillitto, un arquitecto, artista y diseñador de restaurante de Nueva York que se fascinó al leer sobre el auge de los restaurantes privados en Cuba después que el presidente Raúl Castro resucitó una política de los años 90 que permitió su existencia, y después levantó muchas restricciones que les permitió florecer.

Muchos paladares, recuerda la agencia, son todavía poco mejores que los mediocres restaurantes estatales cubanos y deben lidiar diariamente para hallar ingredientes en una isla desde hace tiempo acostumbrada a la escasez. Algunos languidecen mientras compiten por el número limitado de turistas y otros extranjeros, y el número reducido de cubanos con ingresos suficientes como para comer en restaurantes privados.

Pero cada vez más propietarios de paladares están conformando una vanguardia de restaurantes creativos con chefs experimentadores que buscan elevar el nivel culinario.

Reacciones: un proyecto muy interesante

En el lanzamiento del proyecto, el viernes por la noche, Jenkins, con su delantal profesional, daba los toques finales a una olla de salsa birmana de coco, leche y curry, preparándose a verterla sobre filetes de pargo. Para acompañar el plato principal había una salsa tártara de atún y una ensalada de mango.

Las conversaciones en la mesa transcurrían animadamente mientras los comensales trataban de presentarse, con algunos tímidos intentos de incursionar en el idioma de los otros, o apelando a los participantes bilingües para traducir las reacciones ante cada sabor: “¿Es esto perejil?” ''¡No, es menta!”

“Me parece una experiencia que nunca se ha hecho en la Bienal, un proyecto sociocultural muy interesante”, comentó Kenia Echenique, de 25 años, abogada y actriz que se abanicó la boca con la mano después de probar el curry, aunque dijo que lo disfrutó después del impacto inicial del picante. “Creo que esto puede enriquecer nuestra cultura, nuestros paladares, y contribuir a un intercambio entre nuestros países”.

“En la cocina todo es sencillo. Una salsa es una salsa”, filosofó Héctor Higuera Martínez, socio de cocina de Jenkins y responsable del elegante Le Chansonnier en el barrio El Vedado, de La Habana. “Son cosas en común, digamos; independientemente de la barrera del idioma ha sido espontáneo”.

“Es difícil poder educar a las personas porque realmente están muy ligados a nuestra historia el arroz, los frijoles, el cerdo asado”, observó Higuera. Muchos chefs se atienen a “lo más fácil de encontrar. Pero creo que hay muchas personas que están deseosas de probar otras cosas”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Relacionados

ARTE, PROYECTOS INDEPENDIENTES

Proyecto Paladar en la XI Bienal de La Habana

Un singular proyecto gastronómico reúne en Cuba, en el marco de la Undécima Bienal de La Habana, a diez prominentes chef de la ciudad de Nueva York y diez empresarios de la incipiente industria de los restaurantes privados cubanos, con el objetivo de “zanjar las brechas de la cultura, el idioma y más de medio siglo de animosidad entre Washington y La Habana”. [Vozdeamérica]

Comentarios