Actualizado: 06/12/2019 17:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

cubanos Curacao

Tres cubanos acusan a una compañía de Curacao de utilizarlos como esclavos

Los cubanos presentaron una demanda en Miami contra la empresa, que dicen actuó en complicidad con La Habana.

Enviar Imprimir

Tres cubanos han presentado una demanda ante los tribunales federales de Miami contra la Curacao Drydock Company, a la que acusan de haberlos utilizado prácticamente como esclavos en complicidad con el gobierno cubano.

Uno de los demandantes, Alberto Rodríguez, relató que las autoridades cubanas lo citaron de urgencia en diciembre de 2001 a una reunión en el Ministerio de Transporte, y le dijeron que viajaría a trabajar a un astillero de Curacao, informó la AP.

Según Rodríguez, durante los tres años siguientes fue un esclavo virtual junto a decenas de compatriotas suyos, que eran obligados a trabajar durante largas jornadas por centavos al día, en condiciones peligrosas.

El hombre, que escapó en octubre de 2004, y los otros dos cubanos que junto a él presentaron la demanda, dijeron que en el astillero de Curacao sufrieron heridas de gravedad, no les permitían moverse de manera libre y eran obligados a ver videos con horas de discursos de Fidel Castro "ensalzando las virtudes de la revolución".

"Nos humillaron, nos explotaron", recordó Rodríguez en una entrevista.

Los demandantes buscan una recompensa no determinada por los daños causados por la Curacao Drydock Company Inc. Sostienen que fue una componenda en la que el régimen cubano ofreció mano de obra barata a cambio de dinero.

"Curacao Drydock Co. sabía que los trabajadores (…) que ofrecía el gobierno cubano no eran individuos libres, sino que estaban sujetos al régimen autoritario (…), que eran obligados a cumplir con la voluntad del Estado cubano", expresa la demanda, presentada por el abogado de Miami John Andres Thornton.

Si los hombres se negaban a trabajar en Curacao, podían permanecer en prisión al regresar a Cuba o no se les permitiría obtener otro trabajo y sus familiares se veían afectados negativamente, dijo Thornton.

El gobierno de Cuba tenía agentes en Curacao que vigilaban a los trabajadores, que podían ser entre 50 y 100 por vez, expresó.

"El trabajo forzado es una variante moderna de la esclavitud", consideró Thornton.

Rodríguez, Fernando Alonso y Luis Casanova, sostienen que el temor y la intimidación eran comunes en el astillero de Curacao, y las condiciones de trabajo eran terribles.

Curacao es una isla holandesa autogobernada ubicada en las Antillas Menores, frente a la costa de Venezuela.

Curacao Drydock es una compañía privada cuya sede está en el puerto de Willemstad. En su sitio de la Internet se presenta como "la mejor opción en el Caribe" para reparar embarcaciones, incluyendo cruceros de Estados Unidos, barcos de empresas petroleras y de carga.

En una declaración escrita entregada por sus abogados en Miami a la AP, la empresa dijo que busca "mantener los máximos estándares alcanzables de hábitos de trabajo seguro" y que todo su personal está entrenado en políticas de seguridad.

El comunicado indicó que muchas de las alegaciones de la demanda están focalizadas en Cuba, no en la compañía.

No obstante se "está realizando una investigación completa de las alegaciones", indicó la declaración.

Los abogados de la compañía pidieron al juez federal James Lawrence King que desestime el caso, al considerar que la demanda debería haber sido presentada en Curacao y que la única relación entre la empresa y Estados Unidos "es el hecho de que los demandantes residen ahora allí".

Aún no se han fijado fechas para las audiencias.

Tres llamadas telefónicas a la Sección de Intereses de La Habana en Washington en busca de un comentario del gobierno cubano no fueron respondidas, según la AP.