Actualizado: 18/10/2021 10:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Ballet, Exilio, Ballet Nacional de Cuba

Bailarines cubanos que desertaron actuarán pronto en Miami

Las deserciones ponen de relieve los obstáculos insalvables que estos artistas afrontan para “desarrollar en libertad su carrera”

Comentarios Enviar Imprimir

Pedro Pablo Peña, director del Ballet Clásico Cubano de Miami, anunció que los bailarines que abandonaron la compañía de la isla y llegaron a esa ciudad se presentarán el próximo 15 de junio en el Miami Dade County Auditorium, como parte de una gala dedicada al ballet ruso, donde participará la primera bailarina del Ballet de San Francisco, la también cubana Lorena Feijoó, informó El Nuevo Herald.

Al menos seis bailarines del Ballet Nacional de Cuba (BNC) abandonaron la compañía durante su más reciente presentación en Puerto Rico. Mónica Gómez, Ignacio Galíndez y Raisel Cruz llegaron el sábado a Miami mientras que Jorge Oscar Sánchez, Ariel Soto y Lisset Santander lo hicieron en horas de la noche del lunes.

Aunque la información sobre otros dos bailarines que no regresaron a Cuba no ha podido ser confirmada, se trataría de Yinet Fernández y Yaíma Méndez, según publicó el blog Chiringa de Cuba.

En la página del BNC, aparecen Cruz, Gómez, Fernández y Méndez como miembros del cuerpo de baile y Galíndez como “corifeo”.

Desde el Ballet Clásico Cubano y anteriormente desde el Ballet Hispano de Miami, Peña se ha dedicado a ayudar y promover a los bailarines cubanos que “desertan”.

Las leyes migratorias cubanas todavía consideran “desertores” a quienes abandonan delegaciones o contratos de trabajo oficiales y pueden ser penalizados con 8 años sin poder regresar al país. Se rumora que esta medida podría ser modificada este año.

Otros bailarines han logrado abandonar la isla a través de trámites personales y luego establecerse en otros países, aunque muchos no pueden volver a bailar en escenarios cubanos por largos años.

En el pasado, otras primeras figuras como Viengsay Valdés, han sido autorizadas a bailar en galas y festivales con compañías extranjeras sin perder su membresía en el BNC, fundada por Alicia Alonso en 1948. Magaly Suaréz, quien fue profesora de esa compañía y también enseña en Estados Unidos, dice no entender “por qué algunos bailarines pueden hacer esto y otros no”.

El éxodo de bailarines del Ballet Nacional de Cuba no es nada nuevo. Desde las primeras giras que realizó la compañía al comienzo de la revolución se han producido deserciones en varios países del mundo. Pero la llegada cada vez más frecuente de bailarines a EEUU y otros países ilustra las limitaciones que ofrece la isla para el desarrollo profesional de los jóvenes, aspecto que han señalado muchos académicos.

Peña subrayó que estas deserciones ponen de relieve los obstáculos insalvables que estos artistas afrontan para “desarrollar en libertad su carrera”, de acuerdo a un cable de la agencia Efe.

En cualquier caso, a las autoridades cubanas no les queda otra salida que asumir el riesgo de las deserciones de bailarines, “si quieren tener una compañía que pueda viajar”, apuntó.

“Siempre que la compañía viaja se les queda algún bailarín en el extranjero, a veces principal”, resaltó.

Los bailarines cubanos se han quejado también de la rigidez y la falta de experimentación en las puestas en escena de la compañía cubana, reacia a incorporar tendencias o autores más contemporáneos.

A su llegada este sábado a Miami, Raisel Cruz, de 25 años, se refirió a la situación de los bailarines jóvenes dentro del BNC como “precaria y frustrante” por las escasas posibilidades de convertirse en primeras figuras dentro de la compañía, a menos que tenga “amistad muy directa con algunos profesores”.

El éxito alcanzado fuera de Cuba por los bailarines entrenados en el BNC es un incentivo muy fuerte. Las caras más conocidas son las de grandes estrellas como Carlos Acosta, José Carreño, Rolando Sarabia y las hermanas Feijoó, Lorna y Lorena, entre muchos otros.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.