Actualizado: 16/10/2017 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Pintura, Exposición

Caravaggio en La Habana

No hay que olvidar que el mito de Narciso no es desconocido para los cubanos; el gran poeta José Lezama Lima, en 1937, publicó un extenso poema, “Muerte de Narciso”

Comentarios Enviar Imprimir

Con una notable asistencia de público quedó inaugurada en la tarde del viernes la exposición “Caravaggio en Cuba”, una muestra que ha traído a La Habana el bellísimo “Narciso en la fuente”, creado alrededor de 1599 por Michelangelo Merisi, llamado Caravaggio, y doce cuadros más, de varios pintores que tienen relación tanto temática como estilística con él.

La muestra fue inaugurada con las palabras de Fernando Rojas, viceministro de Cultura y del viceministro italiano de Relaciones Exteriores Ricardo Villardi. Se encontraban presentes personalidades de la cultura cubana como Miguel Barnet, presidente de la UNEAC; Moraima Clavijo, directora del Museo Nacional de Bellas Artes; y también el cardenal Jaime Ortega. Fernando Rojas en nombre de la cultura cubana, agradeció a las autoridades culturales de Italia por el privilegio que significa contar en La Habana con una muestra tan importante del arte italiano y, a su vez, el viceministro de Relaciones Exteriores expresó que se encontraba en La Habana para hablar de cultura, un tema que engrandece a las naciones.

El público asistente tuvo la oportunidad de dirigirse enseguida a la sala que guarda la muestra para encontrar, en el lugar preferente, al “Narciso”, definido en un mundo nocturno, gracias a una rotunda iluminación lateral, en fuerte contraste con la sombra y a la vez perfectamente integrado a la irresistible pasión que le arrastra a la muerte en una ejecución de peso y equilibrio admirables.

Caravaggio, artista con fama de hombre violento e intratable, nunca aceptó en su arte las fórmulas preconcebidas. Por eso se convirtió en un maestro en el tratamiento poético de la luz, sin descuidar un énfasis peculiar en la representación del cuerpo humano.

Sin embargo, no hay que olvidar que el mito de Narciso no es desconocido para los cubanos. Fue el gran poeta José Lezama Lima que, en 1937, publicó un extenso poema, “Muerte de Narciso”. Allí expresó:

“Rostro absoluto, firmeza mentida en el espejo.
El espejo se olvida del sonido y de la noche
Y su puerta al cambiante pontífice entreabre.
Máscara y río, grifo de los sueños”.

Esta es sin dudas, una razón más para que La Habana abra sus brazos a “la perfección que muere de rodillas”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.