Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música cubana, De la Vega, Música

Compositor Aurelio de la Vega descarta cambios en Cuba

De La Vega presentará en marzo en Miami el documental Aurelio: Rebel with a cause

Comentarios Enviar Imprimir

El compositor cubano Aurelio de la Vega no oculta su desdén por el acercamiento entre Estados Unidos y su país natal, que vetó por décadas su música, en entrevista en la que afirma que a sus 89 años sigue activo, informa la AFP.

“Yo conozco todo el truco, conozco muy bien la maquinaria, ahí lo que tenemos es un juego entre los millonarios americanos que van a vender camisetas viejas a Cuba”, mientras “el gobierno de Cuba se forrará de pesos más todavía”, dice De La Vega, considerado uno de los compositores clásicos cubanos más importantes de su generación.

El histórico anuncio hecho en diciembre por La Habana y Washington de que buscarán normalizar las relaciones tras medio siglo de enemistad, no traerá “cambio inmediato” en la isla, dice De La Vega, quien ha recibido numerosos premios por su extendida carrera que inició en Cuba, antes de salir a Estados Unidos a finales de 1950.

“Entraremos en una etapa como China. Tendremos un gobierno totalitario comunista, con un sistema empresarial de tipo capitalista y más nada, y así seguiremos”, señaló en entrevista telefónica desde Los Angeles, donde vive desde hace hace décadas, antes de presentar en Miami un documental sobre su vida, dirigido por el cubano Camilo Vila.

Dice que aunque la isla de régimen comunista cambiara, le sería muy difícil volver, porque no quiere “romper” el recuerdo “absolutamente maravilloso” que tiene de su juventud.

“Yo no quiero regresar y ver una amante que no tiene dientes y que tiene los senos limpiando el piso”, afirma De La Vega, autor de más de setenta obras para orquestas sinfónicas y conjuntos de cámara.

La música del compositor nacido en La Habana en 1925 estuvo vetada en Cuba hasta hace algunos años, cuando su nombre volvió a aparecer en los medios cubanos, todos bajo control estatal.

Haber sido por décadas un desconocido en su país fue “una cosa tristísima”, afirma el compositor al periodista de la AFP Diego Urdaneta.

“Es una cosa muy extraña de estos sistemas dictatoriales. Prohíben tal cosa, y el escritor que no está de acuerdo, no existe, y el músico que no esta de acuerdo, no existe. Toda esa serie de cosas absolutamente asombrosas. ¿Cuál es el miedo?”, pregunta.

“Es una cosa rarísima, es el miedo a la idea”, responde.

Pese a haberse jubilado de la California State University Northridge en 1993, De la Vega se mantiene activo y cosechando éxitos, como dos nominaciones al Grammy Latino en años recientes.

“Me he dedicado a terminar un poco la carrera vital. Un par de obras nuevas, (pero) sobre todo administrar lo anterior y tratar de dejar un legado autobiográfico, estoy en ese proceso”, dice.

“Tantas cosas que hay que atender, de gente amable que me pide música, sigo activo, aunque viajando menos que antes, porque voy a cumplir en cinco meses noventa años, ya eso son palabras mayores”, dice entre risas el compositor, con buen sentido del humor.

Admite que desde hace unos años le cuesta seguir el ritmo “a la juventud creativa” y dice abiertamente que estilos como el rap y el rock pesado le desagradan.

Se permite, de vez en cuando, “salir” del mundo clásico y meterse en el de la música popular: “Me hago mi baile y regreso otra vez”.

Haciendo un repaso de su carrera, De la Vega elige dos momentos cumbre: cuando el director Zubin Mehta estrenó tres de sus obras con la Filarmónica de Los Angeles en la década de 1970 y el primero de los dos premios Friedheim que recibió del Kennedy Center en Washington, en 1978.

De La Vega presentará en marzo en Miami el documental Aurelio: Rebel with a cause (Aurelio: Rebelde con causa), un repaso de su vida a través de material de archivo, dramatizaciones y entrevistas con figuras del arte, narrado por el actor estadounidense de origen cubano Andy García.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.