cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música, Censura

Excluidos de la radio y la televisión cubanas los contenidos “vulgares y banales”

Danilo Sirio López, presidente del ICRT: “Ya se decidió, no se pone un número más grosero, no se pone un número más banal, no se pone un número de letra ofensiva”

Comentarios Enviar Imprimir

Finalmente la polémica sobre la difusión de música y productos audiovisuales considerados “vulgares, banales y ofensivos” terminó este miércoles en la Asamblea Nacional cubana (Parlamento unicameral), cuando el presidente del Instituto Nacional de la Radio y la Televisión (ICRT), Danilo Sirio López, anunció que esos contenidos no se emitirán en la programación nacional, reportó Efe.

“En los canales nacionales (de radio y televisión) ya se decidió, no se pone un número más grosero, no se pone un número más banal, no se pone un número de letra ofensiva y tampoco vídeos-clip que atenten o denigren la imagen de la mujer, sea cubano o no”, dijo Sirio López al presentar un informe a los diputados.

Al intervenir en una de las 12 comisiones que se reunieron previamente a la sesión plenaria de la Asamblea Nacional que tendrá lugar hoy, el titular del ICRT dijo que “el desafío es ofrecer un producto audiovisual de mejor factura, alejado de toda vulgaridad”.

“El empeño en la promoción de intérpretes y autores que contribuyan a esas incorrecciones deforma el gusto musical de la población”, afirmó el funcionario según el reporte de Efe.

Además indicó que junto con el Instituto Cubano de la Música se debe promocionar lo mejor del repertorio nacional y dar espacio al talento existente en todas las provincias del país.

En los últimos tiempos, funcionarios del área cultural y miembros de la Unión de Escritores y Artistas de la Isla han criticado la promoción y difusión de “entregas pseudoartísticas” y “expresiones vulgares, banales y mediocres” consideradas más “notorias” en el caso del género musical reguetón.

Incluso, el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, indicó que se trabaja desde hace meses en crear una norma jurídica para preservar “la promoción del buen gusto”, a cargo de un equipo de especialistas y musicólogos, que deberá ser acatada por las instituciones estatales, añade el reporte de Efe.

Rojas expresó, sin embargo, que la norma no podía ser un “decálogo de prohibiciones”.

Por su parte, el presidente del Instituto Cubano de la Música, Orlando Vistel Columbié, declaró a finales de noviembre que las instituciones culturales están llevando a cabo un proceso de “depuración” de sus catálogos artísticos, a fin de “erradicar cualquier práctica que por su contenido se aparte de la legitimidad de la cultura popular cubana”.

Añadió en esa ocasión que, además de las medidas de prohibición, se debía realizar una “labor de orientación, esclarecimiento y convencimiento acerca de los valores que debemos promover” entre los encargados de la programación.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.