Actualizado: 03/02/2023 19:25
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Fallece la cantante Graciela Pérez Grillo

Muere en Nueva York, a los 94 años, la "Primera Dama del Latin Jazz" y fundadora de la célebre Orquesta Anacaona.

Comentarios Enviar Imprimir

Graciela Pérez Grillo, una de las pioneras de la música cubana, considerada por la crítica como la ´´Primera Dama del Latin Jazz´´, principal cantante por más de 20 años de la orquesta de su hermano Machito y una de las fundadoras de la Orquesta de Mujeres Anacaona, falleció el miércoles en un hospital de Nueva York. Tenía 94 años, informó la agencia Efe.

El cantante Willie Colón y el representante de artistas Richie Viera confirmaron por separado la muerte de Pérez Grillo.

Según Viera, la cantante falleció por causas naturales en el hospital Cornell Medical Center de Nueva York.

Colón dijo en su página oficial de Facebook que se trataba de "una muy triste noticia''.

Grabó numerosos discos y viajó alrededor del mundo cantando pegajosos sones cubanos y boleros.

Durante años encabezó el cartel de presentaciones en el famoso club nocturno Palladium de Nueva York.

Esta es Graciela, Intimo y sentimental, Yo soy así y La fabulosa Graciela con Machito y su orquesta son algunos de sus trabajos en solitario más representativos.

El legendario percusionista cubano Cándido Camero, quien grabó el último disco con ella, titulado Inolvidable, Cándido & Graciela (2006), le dijo al diario El Nuevo Herald de Miami que será difícil sustituirla.

"No creo que nadie pueda ocupar el lugar que ha dejado la Reina del Jazz Afrocubano, mi amiga, mi hermana, Graciela Pérez'', expresó consternado, según publicó la página de internet del diario el miércoles.

En 2008 Graciela celebró su 93 cumpleaños junto a un grupo de importantes figuras de la música latina, que le rindieron tributo en Nueva York.

En ese acto, en que la cantante interpretó algunos de sus temas más conocidos, participaron el salsero dominicano José Alberto "El canario'' y su orquesta y tuvo como invitados a Xiomara Laugart, el guitarrista y al compositor David Oquendo.

Asimismo, estaba prevista la participación del percusionista Orlando "Puntilla'' Ríos y su orquesta Nueva Generación. ´´Puntilla´´ Ríos falleció días antes del concierto. La Orquesta de Ríos, Nueva Generación participó como estaba previsto en el concierto, que se convirtió no sólo en un homenaje a la cantante sino también al percusionista.

Por entonces, la agencia Efe informó que la cantante estaba inmersa en la grabación de un disco, en el que participaban el guitarrista y compositor David Oquendo, el famoso saxofonista Paquito D'Rivera, el trompetista Chocolate Armenteros, todos cubanos, y el bajista de origen puertorriqueño Andy González, y que contaba también con la aportación de Rios.

En 2008 Graciela también celebró su 75 aniversario de carrera profesional, que comenzó a los 17 años en su Cuba natal, y anunció la salida de un disco en que hacía dúo con sus compatriotas, las Hermanas Márquez, y "El canario''.

Al parecer, fueron esas sus últimas actividades públicas.

Graciela emigró de Cuba en 1943 para establecerse en Nueva York, donde se dio a conocer con la orquesta de Machito, que dirigía Mario Bauzá, con la que trabajó por treinta y dos años.

Durante su larga carrera musical, Graciela no brilló por una voz extraordinaria ni tampoco por interpretaciones singulares, sino por una constancia y apego a lo que un poco estereotipadamente podría considerarse cubanía, que ella siempre mantuvo viva.

Un ejemplo de ello son sus versiones de ¡Ay! José (el 69). Esta canción —´´pervertida´´ desde el texto al título— desborda o contiene su picardía en dependencia de la entonación de quien la interpreta. En esto último, nadie supera a Rita Montaner. Por su parte, Graciela la canta con más vitalidad y desenfado que gracia, en las dos versiones suyas más conocidas, apenas variaciones sobre un mismo tema.

Hasta la década de 1960, la música popular cubana trata dos temas, el sexo y la comida, con un equilibrio magnífico que va del derroche a la sublimación, sin perder nunca la alegría. Nadie ha podido superar a Rita en combinar ambos motivos con un placer nunca culpable. Graciela nunca intentó sentar cátedra ni romper patrones, sino mantener fiel a un estilo a través de los años, que fue acumulando décadas como si el tiempo se hubiera detenido en Puerto Rico o Nueva York y se limitara a repetir un camino cubano que había transcurrido en su mayor parte fuera de la Isla.

Graciela fue fiel a todo ello, con modestia, alegría y ganas de vivir en familia y rodeada de amigos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.