Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Poesía, Visita de Benedicto XVI, Disidencia

Manuel Díaz Martínez: “El Papa fue utilizado totalmente” por el régimen cubano

“Las Damas de Blanco y el Movimiento Cristiano Liberación son círculos católicos de oposición pacífica y dialogante al régimen de Castro”; a quienes el régimen teme “por ese peso moral y esa actitud de aguante”, dice el poeta, y añade: “¡Que vaya el Papa y no les dedique un minuto a estas dos agrupaciones!”…

Comentarios Enviar Imprimir

El poeta y periodista cubano Manuel Díaz Martínez (Santa Clara, 1936) ha manifestado en entrevista con el diario canario La provincia que el hecho de que Su Santidad Benedicto XVI no se reuniera con la oposición cubana durante su visita a la Isla “ha sido un error muy grande”.

Díaz Martínez fue entrevistado este martes por el rotativo a propósito de la presentación de su obra Objetos personales (1961-2011), un volumen que recoge su quehacer poético de los últimos 50 años, en la Casa Museo Benito Pérez Galdós de las Palmas de Gran Canaria.

Preguntado, hacia el final de la entrevista, sobre la negativa del Papa a reunirse con la oposición de la Isla, el reconocido poeta, también miembro correspondiente de la Real Academia Española, responde: “Eso ha sido un error muy grande”, y añade: “Las Damas de Blanco y el Movimiento Cristiano Liberación son círculos católicos de oposición pacífica y dialogante al régimen de Castro”.

Estos dos grupos opositores, señala Díaz Martínez, “han sido muy vapuleados por el régimen, que les tiene miedo por ese peso moral y esa actitud de aguante”, y agrega indignado: “¡Que vaya el Papa y no les dedique un minuto a estas dos agrupaciones!”

Díaz Martínez considera que el Papa fue utilizado por el castrismo y que estaba enterado del control ejercido por el régimen sobre los cubanos que acudieron a las misas celebradas durante su visita a las ciudades de Santiago de Cuba y la capital cubana.

“La Seguridad del Estado reprimía a los movimientos opositores que intentaron acercarse al Papa y controlaron las multitudes que se reunieron con él”, dice.

Y afirma: “Sí, el Papa fue utilizado totalmente, pero yo no creo francamente que él lo ignorara todo”.

El autor de Sólo un leve rasguño en la solapa habla sobre el volumen Objetos personales, que “recoge algunos libros míos, no todos, porque yo suprimí los iniciales”, ya que “no los tomo como referencia de lo que he hecho en mi poesía”, y señala que ‘El amor como ella’, “un largo poema”, es desde su punto de vista “el inicio” de su madurez como poeta.

Con prólogo del poeta y periodista cubano Raúl Rivero, Objetos personales es el número 26 en el catálogo de la Biblioteca Sibila-Fundación BBVA de Poesía en Español.

Respecto al volumen añade que lo ha concebido como un “libro de referencia”, precisamente por el proceso de “poda” que realizó a la hora de armar la selección.

Censura, intelectuales y revolución

Con su obra inicial enmarcada en la primera generación del 50, Díaz Martínez explica al respecto que los poetas del momento intentaron hacer “una poesía más abierta, más de comunicación inmediata”, teniendo en cuenta “las circunstancias históricas”, el período del inicio de la revolución castristas, en que se iniciaban en la literatura.

Su generación, explica, es “en general una reacción al esteticismo y el hermetismo prevaleciente en la generación anterior, que es la de Orígenes”, aunque señala que “los poetas de Orígenes nos sirvieron siempre como referecias intelectuales válidas”.

Sobre el comienzo de la censura en el campo intelectual ejercida por el naciente régimen e interrogado sobre el “momento de inflexión”, que dio lugar a varios años de “ruptura entre la intelectualidad cubana y la revolución”, Díaz Martínez señala como “primer incidente” la censura, precisamente, en 1961 del documental P.M., de Sabá Cabrera Infante.

El material fílmico, indica el poeta, “Fue visto por la dirección cultural de la Revolución en aquellos primeros años como un documental que se había hecho a espaldas de la realidad que el país estaba forjando, porque es un documental que da la idea de lo que era La Habana de noche. Y La Habana de noche en esos momentos seguía siendo la de siempre”.

“Criterios muy extremistas quisieron ver en esta película como una especie de marginación de la realidad con guardias de milicias, guardias costeras para evitar ataques exteriores y demás. En realidad en aquel momento convivían las dos realidades. Los que hicieron el documental, que no tenían nada contra la Revolución, fotografiaron una de las caras”, continúa.

Y añade que la intervención de Fidel Castro en el conflicto “creó una gran crispación en las filas de los intelectuales”, lo que supuso para Díaz Martínez su “primer desencanto” con el proceso que se iniciaba.

El escritor cubano se refiere además a algunas figuras intelectuales que prestaron su apoyo a la revolución, como Susan Sontag, Julio Cortázar y Gabriel García Márquez.

Al respecto cita al demócrata Václav Havel cuando decía que “el socialismo real no se puede describir, para saber lo que es hay que vivirlo día a día” y agrega que “eso fue lo que hicieron estos intelectuales americanos y algunos europeos que no vivían en Cuba y miraban la revolución por sus letreros o por lo que leían en el periódico Granma”.

Díaz Martínez agrega que algunos de estos intelectuales luego se desencantaron, “pero para eso tuvieron que pasar una temporada en el infierno”, al aludir a períodos en estos que residieron en la Isla.

Sobre la amistad que une al escritor García Márquez con Fidel Castro, el periodista residente en Las Palmas de Gran Canarias cree que el colombiano está estudiando “ese personaje (…) posiblemente para escribir una gran novela”.

Respecto a algunos de sus trabajos como editor (dos ediciones de Rimas de Bécquer), Díaz Martínez reconoce “abiertamente y con gran orgullo” la influencia de Gustavo Adolfo Bécquer en su obra, escritor al que considera “uno de los creadores de la modernidad en la poesía española”.

Y sobre lo que representa el humor en su trabajo y en su vida, el poeta cubano dice: “Me gusta mucho el humor, no puedo vivir sin él”

“El humor está en el centro de mi personalidad, soy muy irónico y siempre trato d e buscar el lado simpático, cómico, risible, de las cosas. Quizá esto me ha ayudado mucho no sólo a hacer poesía, sino a vivir.”


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.