Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Williams, Cine, Obituario

Muere el actor Robin Williams

Las autoridades indicaron que los primeros indicios señalan que se trató de un suicidio

Comentarios Enviar Imprimir

El actor de Hollywood Robin Williams, de 63 años, fue encontrado muerto en su casa de la localidad de Tiburón, en el norte de California, informa BBC Mundo.

El departamento forense de la oficina del alguacil del condado de Marin, donde Williams tenía su casa, indicó que la muerte pudo ser causada por asfixia.

Williams ganó el Oscar como mejor actor de reparto en 1998 por su actuación en la película Good Will Hunting.

Según explica desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, las autoridades informaron que los servicios de emergencia recibieron en la mañana del lunes una llamada para acudir a la residencia del intérprete en la localidad de Tiburón, cercana a San Francisco.

Cuando llegaron a la vivienda, no pudieron hacer nada por salvar la vida de Williams, quien fue declarado muerto en el lugar.

Al parecer, el actor fue visto por última vez con vida en la casa en la que falleció y en la que vivía con su esposa el domingo.

Según la prensa local, Williams había ingresado en julio a un centro de rehabilitación. En el pasado, el actor había sido franco al discutir en público sus problemas de adicción a las drogas y el alcohol.

La mujer de Williams, Susan Schneider, publicó un breve comunicado en el que pidió que se respete la privacidad de la familia.

“Esta mañana perdí a mi esposo y a mi mejor amigo, al tiempo que el mundo perdió a uno de sus artistas más queridos y a un ser humano maravilloso”, señaló Schneider en la nota.

“En nombre de la familia de Robin pedimos privacidad en un momento de un profundo dolor. Mientras se le recuerda, esperamos que el foco no esté en la muerte de Robin, sino en los incontables momentos de alegría y risa que dio a millones de personas”, concluye el comunicado.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama dio sus condolencias a la familia: “Williams llegó a nuestras vidas como un alienígena, pero terminó tocando cada elemento del espíritu humano”.

“Nos hizo reír, nos hizo llorar. Entregó su inconmensurable talento libre y generosamente a quienes más lo necesitaban: desde nuestros soldados estacionados en el extranjero hasta los marginados en nuestras propias calles”, agregó el mandatario.

El también famoso comediante Steve Martin publicó en su cuenta de Twitter que “no podría estar más aturdido por la pérdida de Robin Williams, un hombre íntegro, gran talento, compañero actor, un alma genuina”.

Martin y Williams actuaron juntos en 1988 durante una temporada de Esperando a Godot en Broadway.

La comediante y presentadora Ellen de Generes también le rindió homenaje en Twitter: “No puedo creer la noticia sobre Robin Williams. Dio tanto a tanta gente. Tengo el corazón destrozado”.

Steven Spielberg, quien dirigió a Williams en Hook, expresó su consternación: “Robin era una tormenta de genio cómico y nuestra risa era el trueno que lo sostenía. Era un amigo y no puedo creer que se haya ido”.

Otro director, Chris Columbus, que trabajó con Williams en Mrs. Doubtfire, dijo que haberlo visto en acción fue un “privilegio mágico y especial”. Agregó que “hemos perdido a uno de nuestros cómicos más inspirados y talentosos, uno de los más grandes actores de esta generación”.

El actor Danny DeVito, gran amigo que dirigió a Williams en Death to Smoochy, manifestó estar devastado: “Demasiado triste para pensar en esto. Todo lo que puedo pensar es la alegría que era estar con él”.

Ben Stiller, que trabajó con él en la franquicia de Una noche en el museo escribió en su cuenta de Twitter que “un tuit no puede ni describir la enormidad del corazón, el alma y el talento de Robin Williams. Esto es muy triste”.

Los tuits de famosos y anónimos no paran de rendir homenaje a un hombre que dejó huella, como actor y como ser humano.

Actor versátil y con un talento único

Williams nació en Chicago, en el estado de Illinois, como hijo único de un ejecutivo de la industria del automóvil. Creció en un ambiente económicamente holgado y no mostró en su infancia y primera adolescencia interés por la interpretación. Se concentró en cambio en sus estudios y en la práctica de deportes.

En 1967 la familia de Williams se trasladó a Marina County, en California. En el colegio en el que continuó sus estudios, se despertó su interés por el teatro. A raíz de ello abandonó los estudios de política, con la intención de iniciar una carrera de actor. La casualidad le llevó a ingresar en la prestigiosa academia de interpretación Juilliard School en Nueva York. Tres años después, Williams regresó a California y se instaló en San Francisco, buscando su oportunidad para actuar en comedias teatrales. En 1976 tuvo una prueba y fue contratado, lo que marcó el inicio de su carrera.

Dos años después trabajó en Mork & Mindy, una serie de televisión en la que interpretaba a un extraterrestre, con el que obtuvo un éxito arrollador. La serie continuó durante años y Williams corría el riesgo de quedarse encasillado en el papel. Por ello la abandonó e hizo una primera película de cine, que pasó inadvertida. Su verdadero debut lo tuvo en Popeye, de Robert Altman, película que no consiguió el éxito esperado, pero que sí dio a conocer a Williams a las audiencias de cine. Su siguiente película fue The World According to Garp, de George Roy Hill, en la que interpretaba a un personaje difícil, agradable pero no cómico. Williams también superó esta prueba de forma brillante e incrementó su popularidad.

Entre 1987 y 1991 Williams actuó entre otras en tres películas que le valieron una nominación al Óscar como mejor actor principal. La primera fue Good Morning, Vietnam, en la que interpretaba a un locutor de radio del ejército durante la guerra de Vietnam. La segunda nominación la ganó por Dead Poets Society, en la que su papel fue de profesor de literatura de un colegio, y la tercera por The Fisher King en la que interpreta a un vagabundo.

Su talento para cambiar la voz e imitar acentos le permitió hacer papeles hilarantes, como en Mrs. Doubtfire. En la década del 90, Williams alternó papeles cómicos con interpretaciones dramáticas, realizando papeles de perfiles psicológicos muy complejos como es el caso del film Retratos de una obsesión, y se convirtió en uno de los grandes actores contemporáneos.

Desde el principio de su carrera, Williams luchó con gran esfuerzo para conservar su personalidad única como humorista y para convertirse al mismo tiempo en un excelente actor de carácter. Tenía claro que no debía perder sus cualidades propias, pero que necesitaba dominar la interpretación para ser alguien en el mundo del cine. Consiguió ciertamente realizar su objetivo. Considerado un actor de gran versatilidad tanto en comedia como en drama, gana finalmente el tardío reconocimiento de la Academia, que le otorga el Óscar por su actuación en Good Will Hunting, filmada en 1997.

En 1992 puso la voz para la película animada de Disney Aladdin, interpretando al genio de la lámpara, y en su tercera parte en 1996. Durante 1995 interpretó a Alan Parrish en la película de aventuras Jumanji, basada en un relato infantil de 32 páginas publicado por Chris Van Allsburg, junto con Bonnie Hunt y los entonces niños Kirsten Dunst y Bradley Pierce, recibiendo buenas críticas y éxitos en taquilla. En el mismo año, tiene un papel secundario en la película Nueve meses, interpretando al cómico y escandaloso Dr. Kosevich, quien recibe al hijo de Julianne Moore y Hugh Grant.

En 1996, uno de sus años de mayor éxito, actúa formidablemente en el drama cómico Jack, donde interpreta a un niño de diez años que tiene una enfermedad (similar a la progeria) que lo hace ver treinta años mayor; dirigida por Francis Ford Coppola, música de Michael Kamen y Bryan Adams, comparte protagonismo junto a Diane Lane. En el mismo año, interpreta a Armand Goldman, un homosexual dueño de un teatro-cabaret llamado The Birdcage, en la película de comedia que lleva el mismo nombre, compartiendo créditos junto con Nathan Lane y Gene Hackman.

En 1998 interpreta la vida del doctor Hunter “Patch” Adams en la película Patch Adams, dirigida por Tom Shadyac, en su lucha por obtener el título de médico con su terapia de la risa que tanto hizo entender a colegas médicos y público en general. Tuvo gran aceptación en el público, con gran éxito en taquilla, nominaciones al Óscar y Globo de Oro y ha sido una de las películas más recordadas de Williams. Tiempo después, es contratado para actuar junto con Cuba Gooding Jr. y Annabella Sciorra en el drama Más allá de los sueños.

Ya en 1999 actúa en el drama cómico El hombre bicentenario, interpretando al robot humanoide inteligente Andrew.

En 2002 protagoniza su película de acción Insomnia junto con Al Pacino y Hilary Swank, película rodada en el estado de Alaska.

2006 es el año donde actúa en un sinnúmero de films: El hombre del año, como un entusiasta conductor de televisión que se postula a la presidencia de Estados Unidos; Night at the Museum, como la estatua de Theodore Roosevelt en el museo de Nueva York junto con Ben Stiller, repitiendo su papel en la secuela de 2009; en la animada Happy Feet, hace la voz de dos personajes y comparte créditos con Elijah Wood, Britanny Murphy, Hugo Weaving, Nicole Kidman y Hugh Jackman, así como también en su segunda parte de 2011; en la comedia RV protagoniza a un ejecutivo que es obligado a suspender sus vacaciones a escondidas de su familia para conseguir un ascenso en su trabajo.

En 2007, actúa como el molesto reverendo Frank en la comedia License to Wed, junto con Mandy Moore y John Krasinski.

En 2009, trabaja junto con John Travolta y Kelly Preston en la comedia de Disney, Old Dogs.

El 9 de agosto de 2006, Williams se internó en un centro de rehabilitación (ubicado en Newberg, Oregón), luego admitió que era un alcohólico.

En 2011, ya recuperado, aparece en el documental de la BBC para Discovery Channel, en el especial Curiosidad: ¿Cómo funcionan las drogas?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.