Actualizado: 09/12/2019 13:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura

Presentado en Madrid el último libro de Rafael Rojas

'Cuba está construyendo la cultura del presente a través de la memoria, y la política cultural está ligada a esas disputas por adueñarse de la memoria', dijo Rojas en la presentación.

Enviar Imprimir

El título Tumbas sin sosiego. Revolución, disidencia y exilio del intelectual cubano, con el que el historiador y ensayista Rafael Rojas recibió el Premio Anagrama de Ensayo, fue presentado este viernes en la sala Ramón Gómez de la Serna del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

El español Salvador Clotas, que intervino tras las palabras iniciales del editor Jorge Herralde, definió Tumbas sin sosiego como "una verdadera panorámica de la vida cultural cubana" y que se enmarca dentro de esa literatura —tan en boga en los últimos tiempos— que intenta "recuperar la memoria".

"Es un libro muy documentado, con tantas verdades, que realmente permite hacer grandes avances internos (…) Rojas, amén de uno de los más prestigiosos historiadores hispanoamericanos, es también un lector compulsivo que abreva de varias y diferentes fuentes", añadió Clotas, miembro del jurado del Premio Anagrama.

Rojas, por su parte, señaló que "Cuba está construyendo la cultura del presente a través de la memoria, y la política cultural está ligada a esas disputas por adueñarse de la memoria".

La cultura cubana "está sustentada en la memoria, en la revolución, la guerra civil y el exilio cubano. Un tiempo que cubre 3 ó 4 generaciones". "La Guerra Civil se ha acabado, pero se mantienen los símbolos y ahora queda una sensación de vacío, de cementerio, de orfandad, en donde los autores e intelectuales cubanos creen que sus clásicos han desaparecido, y de ahí el título del libro, Tumbas sin sosiego", expresó.

Según Antonio Elorza, otro de los presentadores del volumen en el Círculo de Bellas Artes, en Tumbas sin sosiego el autor "busca las razones para que la sociedad cubana no se hunda".

Es "un estudio coral", colectivo, pero el autor utiliza un procedimiento audaz, que es ahondar en las individualidades, con retratos —perfiles inacabados los llama Rojas— de Cintio Vitier, Lezama Lima, Heberto Padilla, entre otros intelectuales cubanos.

"Estamos ante una obra imprescindible. Un libro de estructura laberíntica y circular, un extraño laberinto que gira en torno a un tema central, con tiempos de espera y vacíos cargados de peligro, con muchas y ricas observaciones. Libro que aborda tanto el exilio interior como exterior, la difícil tarea de reconstruir la memoria. Todo ello salpicado de interesantes referencias culturales", dijo Elorza.

Tumbas sin sosiego, señaló Rojas, "puede leerse como una breve historia intelectual de Cuba". El libro "es el pago de una deuda de amor que tengo con la cultura cubana, pero quiero dejar claro que en todo momento he querido desligar esta cultura de las formas políticas del gobierno en el último medio siglo en Cuba".

El autor advirtió que un periodo venidero no debe relacionarse con la etapa revolucionaria de la misma manera que esta lo hizo con la anterior y añadió que se debe evitar segregar la historia.

Asimismo, sostuvo que "los líderes del futuro en Cuba deben enfrentarse a un cambio sobre todo de fondo".

Exiliado en México desde hace 15 años, Rafael Rojas es profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) de México y autor de más de una docena de libros, entre los que destaca El arte de la espera. Notas al margen de la política cubana y Un banquete canónico.

Además es codirector de la revista Encuentro de la Cultura Cubana (Madrid) desde 2002 y miembro del consejo editorial de I stor. Revista de Historia Internacional (México).