Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literarura, Literatura cubana, LGBT

«Un ciervo herido», de Félix Luis Viera

Un ciervo herido es de esas novelas que contribuyen a informar a los lectores de otras latitudes y del futuro sobre las terribles verdades que ocultan las hemerotecas cubanas, plagadas de informaciones falsas, inicuamente idílicas

Comentarios Enviar Imprimir

La editorial Verbum, España, ha reeditado la novela Un ciervo herido, de Félix Luis Viera (Santa Clara, Cuba, 1945), la cual aborda el tema de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (Umap), que en realidad fueron campos de trabajo forzado establecidos por el régimen comunista en la provincia de Camagüey, Cuba, de 1965 a 1968, donde fueron confinados religiosos de distintas filiaciones, los llamados “lumpemproletariado”, homosexuales, y en fin, jóvenes y no tan jóvenes que quedaban fuera del “hombre nuevo” que la dictadura pretendía “construir”.

Con esta entrega, Verbum de cierto modo conmemora los 50 años de las Umap, uno de los episodios más negros que ha llevado a cabo el castrismo en su ya larga presencia en la Isla, y cuya existencia ha mantenido oculta la prensa oficial.

Con la falsa premisa de que serían reeducados, los llamados “soldados” Umap fueron víctimas además de innumerables maltratos, castigos y humillaciones que solo con el paso del tiempo se han ido conociendo, mediante testimonios de las víctimas y de diversas investigaciones de estudiosos de la realidad cubana.

Hoy, 50 años después, muchos de los “exsoldados” Umap han muerto. Es natural, tras aquellas alambradas estuvieron encerrados hombres aun de 30 y 40 años de edad. Sobreviven sobre todo los que —como el autor de Un ciervo herido— contaban con poco más o menos de 20 años cuando fueron llevados.

Un ciervo herido es de esas novelas que contribuyen —paradójicamente, podría pensar alguien, si es ficción— a informar a los lectores de otras latitudes y del futuro sobre las terribles verdades que ocultan las hemerotecas cubanas, plagadas de informaciones falsas, inicuamente idílicas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.