Actualizado: 29/11/2021 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Béisbol: Grandes Ligas

Nueva oportunidad

Los bateadores Tony Oliva y Orestes 'Minnie' Miñoso, y el lanzador Luis Tiant, son los candidatos cubanos a Cooperstwon este 2007.

Enviar Imprimir

Este martes 27 de febrero, tres cubanos que jugaron en las Grandes Ligas tendrán oportunidad de ingresar al Salón de la Fama del béisbol estadounidense, a través del Comité de Veteranos, que escogerá a los nuevos integrantes del prestigioso recinto.

Los bateadores cubanos Tony Oliva y Orestes Minnie Miñoso, y el lanzador Luis Tiant, integran la boleta, que cuenta con 27 jugadores y 15 managers, ejecutivos y árbitros.

Hablar de Miñoso es disertar de béisbol, de Cuba y muchas otras cosas más. Ha sido de los peloteros más carismáticos y queridos por los fanáticos, jugadores, managers y público en general, así como uno de los más populares dentro de la organización de los Medias Blancas de Chicago.

En 1951 se convirtió en el primer jugador negro en debutar con los Patiblancos. Consumió turnos al bate por siete temporadas consecutivas, y finalizó su carrera con 298 de promedio. Disparó 186 cuadrangulares, empujó 1.023 carreras y anotó en 1.136 ocasiones, durante sus 17 años de carrera. Estafó 205 almohadillas y fue escogido por la revista Sporting News como el Novato del Año en 1951.

Miñoso promedió para más de 300 en nueve oportunidades. Fue líder en bases robadas en sus tres primeras campañas, participó en siete Juegos de las Estrellas y obtuvo tres Guantes de Oro.

Su número nueve fue retirado en 1983 por los Medias Blancas. Lideró en triples en 1951, 1954 y 1956, en hits en 1960 y en dobles en 1957, y alcanzó con los Cubans de la Liga Negra el campeonato de 1947.

Un pelotero en toda su extensión

Tony Oliva (Pinar del Río, 1938) está considerado entre los mejores jardineros de su generación: un pelotero en toda la extensión del término. Finalizó su carrera de 15 temporadas —en la novena de los Mellizos de Minnesota, con la que promedió para 304— con 220 cuadrangulares, 329 dobles y 947 empujadas, y cruzó el home plate en 870 ocasiones.

Desde 1964, fue elegido consecutivamente en ocho ocasiones para participar en el Juego de las Estrellas. Recibió el premio al Novato del Año de la Liga Americana en la temporada de 1964, campaña en la cual lideró en average, con 323, 217 hits, 109 anotadas, 43 dobles, 374 total de bases y 84 extrabases. Esta actuación le valió para finalizar cuarto en la votación del Jugador Más Valioso.

Fue el primero en la historia de las Mayores en ganar títulos de bateo consecutivos en sus dos primeras campañas.


« Anterior12Siguiente »