Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Juegos Panamericanos

Brasil amenaza a Cuba en el segundo lugar del medallero

Estados Unidos mantiene el primer puesto con amplia ventaja.

Enviar Imprimir

AFP/ Río de Janeiro. Con la quinta marcha puesta, Brasil intentó este miércoles sin éxito apoderarse del segundo lugar que ostenta Cuba en el medallero general de los Juegos Panamericanos de Río-2007, pero la Isla resistió para mantener una exigua diferencia de una medalla de oro a su favor.

Al finalizar la jornada del miércoles, los norteamericanos sumaban 75 preseas doradas, seguidos de Cuba (35), Brasil (34), Canadá (23), Colombia (11), Venezuela (9) y Argentina (9).

Disputadas todas las finales previstas en el programa, el anfitrión se colocó casi a la par de los cubanos, gracias a las medallas que alcanzaron sus representantes corriendo, saltando o dando golpes.

Y si la arremetida no tuvo mayores resultados fue sólo porque los cubanos se defendieron como leones en el tatami de la lucha grecorromana, donde Odelis Herrero y Roberto Monzón ganaron los oros de las divisiones de 74 y 60kg.

En el estadio Joao Havelange el brasileño Hudson de Souza retuvo el título de los 1.500m al ganar la medalla de oro con un tiempo de 3 minutos 36.32 segundos, nuevo récord del evento.

De Souza, campeón en Santo Domingo-2003 y de 30 años, destrozó el anterior récord de los Juegos, de 3:40.26, logrado por su compatriota Joaquim Cruz en Mar del Plata-1995.

El Río-Centro, un complejo ubicado en la periferia de Río de Janeiro, el kárate deba sus frutos al anfitrión por intermedio de Juárez Santos y Luceila Ribeiro.

Santos se quedó con el oro de la división de +80kg, mientras que Ribeiro ganó la presea dorada correspondiente a la categoría femenina de -60 kg.

También sumó para la causa de los sudamericanos la veterana Maurren Maggi, que se agenció la medalla de oro del salto largo con 6,84 metros.

Maggi, de 31 años y campeona en Winnipeg-1999, regresó a lo más alto del podio cuando en su segundo intento logró la marca ganadora, aunque muy lejos del récord del evento de 7,45 m, que ostenta desde Indianápolis-1987 la legendaria Jackie Joyner-Kersee.

Por otro lado, la mexicana Paola Espinosa conquistó la primera de tres medallas de oro alcanzadas el miércoles y que sacaron a su país del ostracismo.

En la prueba de plataforma femenina 10 metros y con 380,95 puntos, la azteca se impuso a la estadounidense Haley Ishimatsu (plata) y a la brasileña Juliana Veloso, quienes respectivamente totalizaron 364,60 y 356,25.

Pocos minutos después la también mexicana Ana Guevara se convirtió en tricampeona panamericana, tras vencer en la final de los 400m con un tiempo de 50.34.

Guevara, titular en Winnipeg-1999 y Santo Domingo-2003, revalidó de forma fácil su corona al relegar a la segunda plaza a la bahameña Christine Amertil, quien marcó 50.99, y a la medalla de bronce a la cubana Indira Terrero, que hizo 51.09.

Igualmente, su compatriota Romary Rifka puso la frutilla en la torta al ganar la prueba de salto alto con una marca de 1,95 metros, para convertirse en la primera saltadora de su país que se titula en citas continentales.