Actualizado: 02/06/2023 20:28
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Yuniesky Betancourt, José Contreras

Yuniesky Betancourt y la familia de Contreras habrían llegado a EE UU ayudados por un agente del béisbol

Enviar Imprimir

El torpedero Yuniesky Betancourt y la familia del lanzador José Contreras se encuentran dentro de un grupo de cubanos que supuestamente ingresaron ilegalmente a Estados Unidos con la ayuda de un agente de beisbolistas y sus colaboradores, informó la fiscalía en Miami, según AP.

Betancourt y otro pelotero cubano, Zaydel Beltrán, forman parte de un grupo que ingresó clandestinamente a Estados Unidos en bote el 4 de diciembre de 2003 y luego fue trasladado a Los Angeles, según la documentación presentada en el caso contra el agente Gustavo Gus Domínguez y otros cinco individuos.

La documentación revela las identidades de los jugadores y familiares supuestamente involucrados en el caso por contrabando de emigrantes. El auto de acusación, de 53 cargos, fue anunciado en octubre.

Domínguez y los demás acusados se declararon inocentes de contrabando de emigrantes ilegales, conspiración y otros cargos relacionados. El juicio se pondrá en marcha a comienzos del mes próximo en Cayo Hueso. No quedó claro, a partir de la documentación, si Contreras o Betancourt deberán rendir testimonio.

Los peloteros cubanos eventualmente pudieron declararse agentes libres y Betancourt firmó un contrato con Seattle en abril de 2004 para jugar con los Marineros, según la documentación.

Domínguez le había informado a directivos de las Grandes Ligas que ambos peloteros huyeron de Cuba rumbo a México, donde establecieron su residencia y obtuvieron pasaportes mexicanos.

Betancourt viajó en auto de Los Angeles a México para tramitar la visa para ingresar a Estados Unidos, pero se determinó que su pasaporte mexicano era "fraudulento".

Fue detenido por las autoridades mexicanas, pero dejado en libertad posteriormente e ingresó a Estados Unidos el 10 de octubre de 2004, pidiendo el asilo.

Betancourt, de 24 años y residente en Boca Ratón, Florida, no fue implicado en el caso de contrabando. El año pasado vio acción en 157 partidos con Seattle y bateó para 289 con 8 jonrones y 28 dobles.

Beltrán, a quien tampoco se le procesó por delitos, fue enviado a la República Dominicana para poder entrar después a Estados Unidos. La documentación no dice cuál es su actual paradero y no aparece inscrito con ningún equipo de las mayores o menores.

La fiscalía también dice que la esposa y dos hijas de Contreras, pitcher de los Medias Blancas de Chicago, entraron ilegalmente a Estados Unidos en junio de 2004 por Big Pine Key, Florida, a bordo de un bote, con la ayuda de Roberto Yosvany Hernández, uno de los acusados.