Actualizado: 07/12/2022 17:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Encuentro en la Red

Cine

Adam Sutler en La Habana

El filme 'V for Vendetta': ¿Qué pasa cuando los pueblos temen a sus gobiernos?

Enviar Imprimir

Al salir del cine en la noche de estreno, una amiga me comentó que le había gustado muchísimo V for Vendetta, a pesar de tratarse de una película de ciencia ficción. Estoy de acuerdo y a la vez en desacuerdo con ella. Sí, me gustó mucho la película. No, no es ciencia ficción.

Para muchos de los espectadores, la trama se desenvuelve "en una futurística (sic) Gran Bretaña totalitaria", una sociedad devastada por la crueldad y la corrupción gubernamental. Para mis compatriotas, el mismo miedo a la crueldad y la corrupción del gobierno, el mismo canal de televisión transmitiendo sin cesar las ideas y opiniones del Canciller Infalible, la misma eterna omnipresencia de la policía política y esa necesidad de mostrar una cara que diga "sí", mientras todo adentro dice "no": todos estos elementos "futuristas" son parte de la vida diaria y lo han sido durante 47 largos años.

Los paralelos entre la ficción tan brillantemente dirigida por James McTeigue y la maquiavélica realidad orquestada por Fidel Castro son múltiples.

Al igual que el canciller Adam Sutler en la hipotética Inglaterra del futuro, Castro controla todos los medios de comunicación en Cuba. Al igual que Castro, el canciller Sutler tiraniza con mano dura a una sociedad altamente militarizada, y tiene un archienemigo declarado, al que sólo se le conoce un pseudónimo: "V" (de vendetta).

Por su parte, Castro ha movido cielo y tierra para convencer tanto a la población bajo su yugo como a la prensa internacional de que la causa de cualquier problema, desde los apagones diarios hasta la escasez de sal (¡en una isla!) o la creciente disminución de su capacidad oratoria, es culpa de su adversario favorito, su doctor Moriarty, a quien podríamos llamar "A" (de América: sinécdoque, en el mundo anglo, de Estados Unidos de América).


« Anterior12Siguiente »