Actualizado: 27/10/2020 17:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Encuentro en la Red

Denver

La sonrisa de Rosa Parks

La pionera de los derechos civiles de los negros en EE UU falleció a los 92 años de edad.

Enviar Imprimir

El primero de diciembre de 1955, tras terminar su trabajo como asistente de costurera en Montgomery, Alabama, Rosa Parks tomó un autobús a la inmortalidad. La joven negra se sentó en uno de los asientos en mitad del bus que eran permitidos a los afroamericanos pero que, acorde con las leyes de segregación, eran cedidos a los blancos si estos no encontraban asiento en su sección.

En la medida en que otros pasajeros montaron, el chofer comenzó a exigir a los negros que dieran sus asientos a los blancos. Otros cedieron, pero Rosa se quedó sentada pues le "dolían los pies". Su conciencia le dijo que era hora de decir basta a la injusticia. Por ser una mujer digna, fue arrestada.

El gesto de Rosa Parks desataría una lucha sin cuartel por el fin de la segregación racial en Estados Unidos. El caso tenía carga simbólica. Las leyes de segregación racial fueron impuestas en el siglo XIX bajo el infame lema de "separados pero iguales", en el caso de "Plessy versus Fergusson". En aquella ocasión, Homer Plessy, un mulato de piel clara, había retado la segregación en los tranvías de Nueva Orleáns al negarse a abandonar un tranvía anunciado "sólo para blancos".

El caso llegó hasta la Corte Suprema, que en bochornosa decisión de 1896 determinó que el tratamiento segregado de los ciudadanos de diferentes razas era constitucional en tanto se les otorgara "igual estatus" ante la ley. En 1955, Rosa Parks retó aquella bofetada desde otro medio de transporte.

La noticia del arresto de la joven negra corrió de voz en voz por las comunidades afroamericanas, ya movilizadas por su victoria en el famoso caso Brown versus Buró de Educación de Topeka, Kansas. En la decisión de "Brown vs. Buró de Educación" de mayo de 1954, la Corte Suprema de Justicia, presidida por el ex gobernador republicano de California, el progresista Earl Warren, determinó que las escuelas segregadas eran inconstitucionales, pues tal segregación hacía imposible la igualdad de los ciudadanos ante la ley.

En Montgomery, los líderes negros alentados por la poderosa Asociación para el progreso de la gente de color (NAACP), crearon un comité para apoyar la defensa legal de Rosa Parks contra las leyes segregacionistas. Para dirigir ese comité, los líderes negros eligieron al más brillante entre sus ministros religiosos y uno de los más grandes oradores de la historia, el doctor Martin Luther King.


« Anterior12Siguiente »
Rosa ParksFoto

Rosa Parks.