Actualizado: 13/12/2019 11:14
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Béisbol

El pitcheo más preciado de Contreras

Personaje de 2006: José Ariel Contreras, uno de los grandes lanzadores de la Gran Carpa, acuña su mejor actuación fuera de los diamantes.

Enviar Imprimir

José Ariel Contreras, lanzador cubano de los Medias Blancas de Chicago, se frota las manos cuando piensa en la oportunidad de tener como rival a su gran amigo y compatriota Orlando El Duque Hernández, de los Mets de Nueva York, en un duelo de la próxima serie mundial de 2007.

"Sería algo mágico y excitante. Seguramente los aficionados disfrutarán de un espectáculo muy especial; te puedo asegurar que tanto los Mets como los Medias Blancas tienen material suficiente para quizás encontrarse en octubre", adelantó.

Por estos días, el "Titán de Bronce" —como definiría el gobernante Fidel Castro a Contreras— no cabe de orgullo; su esposa Miriam Murillo lo convirtió en papá por tercera ocasión (Nylan, de 14 años, y Naylenis, de seis), tras el nacimiento de José Florentino Jr., primer varón de esta unión... una noticia inesperada, pero igual de emotiva.

La pareja lo había intentado sin éxito durante seis años, hasta un día: "mi hija menor Naylenis se me acerca durante el último entrenamiento de primavera en Arizona y me dice, 'mi Mamá tiene un bebé en la barriga...', y mueve el brazo como si fuera a lanzar la pelota", explicó.

En principio, el astro de Chicago se mostró un poco desconfiado hasta que personalmente despejó todas las dudas cuando vio el resultado de la ecografía (examen de ondas sonoras que determina el tamaño, la posición del feto y hasta el sexo del bebé).

"Con la llegada del niño, mi vida y la de mi familia se ha transformado de forma positiva... estamos locos de contento en la casa, las dos niñas, Miriam, además de mi mamá y mis ocho hermanos allá en Cuba", aseveró.

Lo mejor de la vida

En medio de tanta alegría, Contreras acaba de celebrar su cumpleaños número 35: "No le puedo pedir más a la vida: primero, jugué desde la base hasta integrar el equipo nacional cubano; más adelante vine al mejor béisbol del mundo con el club más famoso —los Yankees de Nueva York— y después conseguí un anillo de serie mundial con los Medias Blancas en 2005... Nada más parecido a la felicidad", asumió.

Sin embargo, Contreras se ha tenido que reponer de golpes duros, dentro y fuera del diamante de juego.

Apenas han pasado dos años del fallecimiento de su anciano padre en la Isla. El progenitor de Contreras permaneció, hasta sus días finales, bien atento a la carrera del hoy famoso hijo, y de acuerdo con el lanzador, siempre fue su fanático número uno.


« Anterior12345Siguiente »