Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Música

«Llegó la hora de llamar las cosas por su nombre»

Gorki Águila, líder del grupo Porno Para Ricardo, afirma que no necesita ningún recurso poético para señalar al culpable del 'infierno que vive Cuba'.

Enviar Imprimir

Después de pagarle a nuestro taxista, entramos en un rascacielos de concreto de la era soviética, descascarado y en muy mal estado. Los rockeros nos esperan dentro. Han estado discutiendo cómo podrán seguir de ahora en adelante con su música. Ayer recibieron una citación de la policía que no presagia nada bueno para su objetivo de poder continuar produciendo un arte libre.

El documento acuñado, que yace visible sobre la mesa, no tiene la menor traza de ser una invitación amistosa.

¿De qué se trata exactamente?, le preguntamos a Gorki Águila Carrasco, cantante del grupo Porno Para Ricardo, en entrevista para 'Encuentro en la Red'.

Se trata de una citación de la policía acuñada con el sello de la República de Cuba, del Ministerio del Interior, de la Policía Nacional Revolucionaria. Está firmada por un tal teniente Torres. Me han dado la orden de presentarme allí mañana a las once.

¿Qué es lo que ellos quieren exactamente de ustedes? ¿Quieren obligarlos a que no vuelvan a tocar más?

Gorki: Todo esto comenzó cuando fuimos acusados de perturbar la paz y la tranquilidad —la policía nos dijo que los vecinos estaban protestando por el ruido que hacíamos de noche. Ahora quieren decirnos algo acerca de las letras de nuestras canciones que atacan a Fidel Castro. Una vez un policía muy cínico nos dijo: "Cualquier cosa que sea lo que ustedes piensen sobre la revolución en Cuba, está prohibido que lo digan en público".

¿Entonces, las letras que ustedes escriben hablan directamente sobre Castro?

G: Sí. Tenemos una canción dedicada a nuestro comandante en jefe, que menciona su nombre completo y dice bien claro que es un hijo de puta. Todo el arte que se produce en este país está, de alguna manera, enmascarado con un doble sentido, y ya yo me cansé de esas letras poéticas llenas de insinuaciones indirectas. Ya llegó la hora de llamar las cosas por su verdadero nombre. Lo que más nos interesa decir en nuestras letras es que el infierno en que vivimos tiene un nombre y apellidos: Fidel Castro Ruz. Ya no necesito de ningún recurso poético para decirlo.

¿Le puedo citar literalmente en el artículo?

G: Claro que sí, por eso es que lo estoy diciendo.

¿Han tocado la canción de Castro en público?

G: No, porque eso sería virtualmente un suicidio. Pero sí la grabamos y al final acabó en las manos de algún oficial. Por eso es que hemos sido citados por la policía. La estrategia de ellos es intimidarnos y obstaculizarnos con la mayor cantidad de medios posibles. Nos han prohibido ya tocar en conciertos y ahora quieren que ni tan siquiera ensayemos.

¿Esta es la primera vez que los interrogará la policía?

G: Esta es la primera vez oficialmente con mi grupo actual, Porno Para Ricardo. Pero sin tener en cuenta que, estando ya con ellos, estuve preso.

¿Por qué fue encarcelado?

G: Usaron el falso pretexto de las drogas. Una chica no me dejaba tranquilo ni un momento pidiéndome drogas, entonces para quitármela de arriba, me las arreglé para conseguirle dos pastillas de anfetaminas. Y resultó que ella era una informante de la policía. A pesar de eso las anfetaminas son legales aquí: las puedes conseguir con una receta médica en cualquier farmacia.


« Anterior1234Siguiente »
Grupo Porno Para Ricardo. Gorki Águila, a la derechaGalería

Grupo Porno Para Ricardo. Gorki Águila, a la derecha. (PETR PLACÁK)