Actualizado: 26/04/2019 9:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Europa

A la orden del jeque Osama

Los grupos terroristas inspirados en Al Qaeda se reorganizan a las puertas del viejo continente.

Comentarios Enviar Imprimir

Los recientes atentados de Al Qaeda en Argel representan una clarinada de alerta. En primer lugar, para la vecina Europa, pero también para los valores del mundo occidental y sus instituciones.

El acto terrorista fue oficialmente reivindicado por el grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Los objetivos escogidos representan todo el simbolismo de lo que los extremistas pretenden liquidar: una representación de Naciones Unidas, en la zona de las embajadas extranjeras, y las sedes de la Corte Suprema y el Consejo Constitucional de Argelia.

Cuando fue creado el grupo AQMI, en una fecha no precisada a principios de este año, sus miembros dijeron que la decisión fue adoptada "después de consultas con el jeque Osama Bin Laden, que dio su total consentimiento".

El comunicado de la organización terrorista, dado a conocer después de los atentados, no deja lugar a dudas acerca de sus propósitos:

"Anunciamos a la nación musulmana una buena noticia: el éxito de dos operaciones realizadas por mártires, por dos héroes en Argel, para defender la nación del Islam y humillar a los cruzados y a sus agentes esclavos de Estados Unidos e hijos de Francia".

Resulta preocupante en todo este contexto una declaración de los estudiantes de la Facultad de Derecho de Argel, acerca de que Estados Unidos fueron los verdaderos "artesanos" de esas bombas, porque tienen el propósito de "instalar una base estadounidense en Argelia y apoderarse de nuestras riquezas".

El otro ritual que se repite es casi como una conmemoración repetida del 11 de septiembre de 2001, cuando fueron destruidas las Torres Gemelas de Nueva York. El anterior atentado en Argel, contra el Palacio de Gobierno, fue el 11 de abril de este año; el 11 de marzo de 2004 le tocó a Madrid y los más recientes, en la capital argelina, fueron el 11 de diciembre.

Caldo de cultivo

Si Al Qaeda consigue llevar de nuevo a Argelia a un cierto caos, a través de una nueva espiral de violencia, afectaría mucho a los vecinos europeos del Mar Mediterráneo, que reciben una cantidad considerable de los recursos energéticos (gas y petróleo) de ese país del norte de África.

Preocupa que esta organización terrorista esté extendiendo su influencia a otros países de la región, como son Marruecos y Túnez. Libia es uno de los objetivos, porque Al Qaeda considera a Muamar al Gadafi como un personaje laico, que no practica la esencia del islamismo. Ya está formado en el exilio el Grupo de Combate Libio, con la tarea del derrocamiento de Gadafi.

Un sitio ideal para reclutar a estos jóvenes suicidas es Mali, donde el 90% de la población es practicante de la religión musulmana. El alto nivel de pobreza y la falta de trabajo para los jóvenes representan los componentes ideales para la captación.

Uno de los grupos argelinos vasallos de Al Qaeda, dirigido por Abou Mossab Abdelwadooud, estudiante universitario de Ciencias y conocido fabricante de explosivos, mantiene pequeños campos de entrenamiento en Mali.

Consultada por ENCUENTRO EN LA RED acerca de las raíces de estos movimientos terroristas, Lumena Raposo, especialista portuguesa en asuntos árabes, dijo que el analfabetismo, las difíciles condiciones económicas, falta de perspectivas, esencialmente para la población joven, y la represión de algunos regímenes, "son algunas de las razones que alimentan el terrorismo islámico".

Según Raposo, hay que agregar el radicalismo religioso y la memoria de las "glorias" de la civilización islámica, como "elementos de peso utilizados por los líderes extremistas para convencer a grupo o individuos acerca de 'la justeza de sus acciones'".

"Juntar todos estos ingredientes y pasar el mensaje de que Occidente y los cruzados están en el origen de todos los males de los países musulmanes, y por eso deben ser combatidos y destruidos, es el mensaje principal de Bin Laden", según la especialista lusa.

Una batalla a largo plazo

Este potencial peligro para Europa justifica que los servicios de inteligencia redoblen cuidados con los ciudadanos que profesen la religión musulmana, pero evitar al mismo tiempo que se extienda un ambiente de xenofobia, que sólo contribuiría a empeorar las cosas.

Según datos oficiales, los inmigrantes en Francia suman 4,2 millones de personas, de las cuales el 45% procede del norte de África, y más de 580.000 de origen argelino. Se calcula que en España residen unos 300.000 ciudadanos de origen marroquí.

Sería un grave error considerar a muchos de estos ciudadanos como identificados con el objetivo de destruir la civilización occidental, e implantar a cualquier precio el delirio teocrático. Eso sólo sería beneficioso para los intereses de Al Qaeda.

Por eso, resulta sensato actuar con mesura y reforzar particularmente los intercambios de información entre los servicios de inteligencia de los países europeos. Esta es una batalla a largo plazo y lo importante será detectar a tiempo los movimientos sospechosos de los extremistas islámicos, para impedir que tragedias como las de Londres y Madrid vuelvan a repetirse en un futuro cercano.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.