Actualizado: 05/08/2021 10:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Conflicto nuclear

Advertencia francesa

La opinión de París sobre la necesidad de sanciones contra Teherán: ¿una declaración de guerra o el modo de evitarla?

Comentarios Enviar Imprimir

Las declaraciones del presidente francés Nicolás Sarkozy en Naciones Unidas, sobre la necesidad de sancionar a Irán, y las realizadas por su ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, quien indicó que el mundo debía prepararse para "lo peor" —por la posibilidad de una guerra con Irán, si persiste en negarse a suspender su programa nuclear—, han puesto en alerta a la opinión pública internacional y a las cancillerías del mundo. En estos casos, no se trata de una salida mediática según el estilo desenvuelto del recién estrenado gobierno francés.

La postura del ministro de Exteriores no debería sorprender, pues traduce, punto por punto, la posición ya expresada por el presidente Sarkozy: el régimen de Irán debe acatar las obligaciones del Consejo de Seguridad, si desea escapar a una alternativa "catastrófica: la bomba iraniana o el bombardeo de Irán".

El primer ministro François Fillon dio su aval a las declaraciones de Kouchner, tras el impacto causado, y confirmó que expresaban la postura del gobierno francés. La voluntad de Irán de dotarse de la bomba nuclear inquieta también a la corriente que constituye el grupo mayoritario de oposición, el Partido Socialista. Es bueno recordar que Segolène Royal expresó durante la pasada campaña electoral su oposición a los planes nucleares de Irán, aunque fuera para objetivos civiles, pues "es muy fácil utilizar el uranio destinado a centrales eléctricas en la elaboración de bombas nucleares".

A propósito de la intempestiva declaración del jefe de la diplomacia francesa, algunos analistas opinan que su postura se deriva de una reciente gira por Medio Oriente, donde se percató de la influencia que ha desarrollado Irán en la región, además de la amenaza que significa para Israel, que, según Ahmadineyad, debería ser borrado de la faz de la tierra.

UE: Mensaje interno

Otros entienden que las palabras de Kouchner están destinadas a los países miembros de la Unión Europea, para que se sumen a Francia en la aplicación de sanciones unilaterales a Irán, que París no consideraría contradictorias con las votadas por el Consejo de Seguridad de la ONU. Tal parece que Alemania es el país al cual se refería el ministro francés, por tener importantes intereses económicos en Irán. Así lo ha interpretado la prensa alemana, que se ha hecho eco unánimemente de las declaraciones de Kouchner.

Un dato relevante es que estas opiniones fueron realizadas la víspera de un viaje oficial del ministro a Moscú. Es sabido que Rusia, miembro del Consejo de Seguridad, no comparte la idea de sancionar a Irán, menos aún de aplicar sanciones unilaterales por parte de Europa, y aboga por trabajar en el marco de este organismo.

Precisamente, en el vuelo que lo condujo a Moscú, Kouchner negó ante la prensa ser un guerrerista y dijo que su mensaje es "de paz, de seriedad y de determinación", pero quería llamar la atención sobre la gravedad de la crisis en torno a Irán, cuyo papel en el contexto regional es "particularmente inquietante".

La "peor situación es la guerra, para evitarla, la actitud francesa es la de negociar hasta lo último. Sin temer a los obstáculos (…) Trabajar con nuestros amigos europeos, aplicando sanciones creíbles. Si hay una resolución de la ONU, nos alegrará. Si no la hay, nosotros construiremos, en todo caso, sanciones", expresó.

Sus palabras parecen dar razón a quienes opinan que Kouchner se dirigió sobre todo a los miembros de la UE, en particular a Alemania. Se trata de un asunto que atañe directamente a una Europa en la que prolifera el islamismo: todo cuanto suceda en Medio Oriente tiene repercusión directa en el seno de esta región. Un Irán dotado del arma nuclear se convertiría en el país de mayor peso del Oriente, y acarrearía un desequilibrio internacional de enormes proporciones. El gobierno de Teherán no tardaría en poner bajo su tutela a los que no comulgan con el terror ni con el integrismo religioso y constituiría una amenaza para los países democráticos.

Esta misma semana, la opinión francesa fue reforzada por su presidente. De visita en Naciones Unidas, Sarkozy se mostró partidario de aplicar "un arsenal de sanciones" contra el régimen de los ayatolás. "En el nombre de Francia, esta crisis sólo se resolverá si la firmeza y el diálogo van de la mano (…) La debilidad y la renuncia no llevan hacia la paz, llevan hacia la guerra", advirtió Sarkozy.

Cabe preguntarse hasta qué punto están informados los franceses de la alianza del presidente venezolano Hugo Chávez con el iraní, y están enterados de que las intenciones del primero en América Latina son las mismas que la del segundo en Oriente Medio. Aunque el estilo del gobierno bolivariano se asemeja más al espectáculo de un circo de pueblo, representa un peligro para la región.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

El presidente francés Nicolás Sarkozy (dcha.) habla con su ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, en Naciones UnidasFoto

El presidente francés Nicolás Sarkozy (dcha.) habla con su ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, en Naciones Unidas. (AP)