Actualizado: 17/07/2019 10:29
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela, Maduro, Rusia

¡Agárrate, pana!

La Historia se repite, primero como tragedia y luego como… más tragedia

Comentarios Enviar Imprimir

En Rusia la revolución que derrocó al régimen zarista y dio origen a una fragilísima democracia de muy corta duración resultó interrumpida y liquidada por el putsch protagonizado por el ala bolchevique del Partido Socialdemócrata de Rusia, la minoría dentro de un partido minoritario que, sin embargo, convertido en Partido Comunista de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, único permitido, ejerció un poder absoluto (sus máximos dirigentes) mientras duró esa unión. Represión, genocidios, geofagia, irrespeto a los más elementales derechos humanos caracterizaron los poco más de setenta años de su existencia.

En 1933 el partido Nacionalsocialista Obrero de Alemania (Nazi por sus siglas) logra mediante una alianza con otros partidos en el parlamento una Ley habilitante que confirió a Adolfo Hitler, su jefe, poder absoluto. No se celebraron más elecciones, los horrores del nazismo aterran a quien los conoce y se desata la II Guerra Mundial cuyas consecuencias aún sufre Alemania y la humanidad.

En China una historia similar. La inmensa mayoría del pueblo chino, analfabeto, ni siquiera conocía de la existencia del término “socialismo”, muchísimo menos de Marx o Lenin, sin embargo, el Partido Comunista Chino ejerce aún una dictadura que ha provocado hambrunas de millones de muertos, épocas tan trágicamente absurdas como la del “Gran Salto Adelante” o la “Revolución Cultural” y hoy ha generado 40 millones de millonarios y 900 millones de chinos por debajo del nivel (chino) de pobreza. Millones emigran hacia cualquier parte a pesar de los pregonados éxitos económicos del país.

Corea sufrió una cruenta guerra cuando el Norte gobernado por el Partido de los Trabajadores de Corea invadió en Sur, llegando a tomar su capital, obligado a retroceder, luego de la entrada de tropas chinas vuelve a avanzar, las tropas de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) con mayoría absoluta estadounidense los obligan a la retirada y al fin se firma un armisticio, no la paz, hasta hoy. Hambrunas desoladoras y represión en un país convertido en búnker artillado son hoy las consecuencias de que el citado PTC se negara a participar en las elecciones libres auspiciadas por la ONU en 1948 y en consecuencia se concretara la división del país.

En Cuba, un golpe de estado en 1952 interrumpió la estabilidad democrática y el proceso de cubanización de la economía, la lucha por restaurar la avanzada Constitución de 1940 y su Código electoral de 1943 involucró a todo el pueblo cubano. Derrocado el dictador, habilísimas maniobras urdidas por estalinistas nativos con asesoría soviética y el carisma mediático de Fidel Castro provocaron miles de fusilados y encarcelados por largas condenas dictadas en juicios “sumarísimos” sin elementales garantías procesales, frustrando el anhelo libertario.

Todo eso provocó la guerra civil que convirtió a Cuba en teatro de la pugna entre los soviéticos suministrando al gobierno todo tipo de recursos y armando un ejército de 1,2 millones de efectivos en un país de entonces apenas seis millones de habitantes. Los estadounidenses limitados por los mecanismos de la democracia, la división de poderes y una prensa libérrima haciendo lo mismo en menor escala con los opositores.

Cuba se convirtió en escenario del casi desencadenamiento de una guerra nuclear. Al final se consolidó un régimen dizque “socialista” de estatalización total del país y negación de elementales derechos humanos. No se eligen gobernantes en ninguna instancia desde 1948 ¡70 años!

Con esos antecedentes puede pronosticarse lo que espera a los panas en el futuro cercano:

  • Habrá desaparecido o casi la industria petrolera y petroquímica.
  • Ídem flota mercante, de pesca, en fin, el resto de los sectores económicos.
  • El llano inmenso estará cubierto de marabú.
  • La dieta cárnica y láctica se habrá sustituido por soya importada.
  • Los autos de hoy serán los almendrones[1] del futuro.
  • Chávez será el Comandante Supremo Eterno y Maduro será Primer Ciudadano Eterno u otros títulos rimbombantes.
  • De sus dirigentes solo sabrán que reciben, presiden, despiden, llaman, exhortan, constatan según los medios de propaganda del gobierno, únicos permitidos.
  • De lo anterior se enterarán por el único diario con cuatro paginitas y un Noticiero de TV.
  • Los accesos incómodos a Internet estarán bloqueados.
  • Sus salarios y pensiones se congelarán, pero los precios no.
  • Nada sabrán de sus futuros Miguel Cabrera en la Gran Carpa.
  • Carecerán de privacidad, el Gran Hermano observa.

Completar el pronóstico llevaría varias páginas, por ahora: ¡Agárrate pana!

Pana es un apelativo amistoso en Venezuela y la zona del Caribe.


[1] Automóviles estadounidenses de sesenta años y más.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.