Actualizado: 05/12/2019 10:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

Agonía de la democracia

Chávez contra Bolívar: Tras hacer del Parlamento una extensión de Miraflores, el presidente prepara nuevas estocadas.

Enviar Imprimir

En una de las últimas sesiones del actual Parlamento venezolano, César Pérez Vivas, diputado de la oposición, dijo que "en enero nacerá un nuevo Parlamento, como el de Gómez y Pérez Jiménez (dictadores anteriores), con 167 diputados que seguirán las decisiones del autócrata; pero algún día el pueblo volverá a recuperar estos espacios. Hoy muere el Parlamento democrático, mañana comienza el de la dictadura".

El pasado 8 de diciembre se informó que las elecciones legislativas de Venezuela llevaron a las fuerzas pro gubernamentales a copar todos los escaños y dejaron fuera del juego parlamentario a la oposición, según confirmó el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Las autoridades electorales ratificaron que el Movimiento V República (MVR), el partido del presidente Hugo Chávez, obtuvo 114 escaños y los 53 restantes quedaron para grupos o personas que comparten su proyecto político. La abstención fue del 74,41 por ciento, según el CNE.

La ausencia de opositores en la Asamblea se debe a que sus dirigentes retiraron los candidatos, con el argumento de que había irregularidades en el sistema automatizado de votación.

La primera conclusión es que Chávez continuará en el Palacio de Miraflores, pero sólo con poco más del 25 por ciento del apoyo del electorado. Ahora, tendrá un Parlamento donde la unanimidad está garantizada, algo así como lo que sucede en la tierra de su mentor, Fidel Castro.

Un escenario en el que todos pierden

La retirada de la oposición de los comicios fue interpretada por algunos medios de comunicación como un grave error.

Según el diario mexicano La Jornada, "los comicios legislativos realizados en Venezuela han dejado en esa nación sudamericana un escenario incierto y cargado de paradojas. Debe mencionarse, en primer lugar, la abrumadora victoria lograda por los partidarios del presidente Hugo Chávez, quienes, ante la retirada de la oposición del proceso electoral, lograron hacerse casi con la totalidad de los escaños de la Asamblea Nacional. A primera vista, ello se traduciría en un triunfo incontestable y rotundo. Sin duda, la nueva composición legislativa permitirá al mandatario modelar las leyes a discreción, por más que la orientación política, social y económica de las modificaciones sea, en buena medida, un enigma; catapultarse para un segundo período en la presidencia y remover la prohibición de un tercero".

"La oposición, por su parte, cometió, también en una primera lectura, una colosal equivocación al abstenerse de participar en la contienda. Con ello los opositores han quedado completamente marginados de los procesos legislativos y, lo más grave para ellos, afrontan una circunstancia de atomización y desbandada. Es posible que la polarización política en Venezuela haya llegado demasiado lejos, hasta el punto de generar un escenario en el que todos pierden. Cabe esperar que la sociedad de ese país hermano encuentre vías para recomponer la convivencia".


« Anterior12Siguiente »