Actualizado: 20/01/2022 14:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

América Latina

Atenea y una bravuconada

La propuesta de Chávez de organizar unas fuerzas armadas conjuntas divide a sus propios amigos.

Comentarios Enviar Imprimir

Declarar que pronto se bañaría en una playa boliviana, ser mandado a callar por el Rey de España, prohibir a Alejandro Sanz presentarse en Venezuela o decir que la victoria de la oposición en el último referendo venezolano fue "una mierda", son sólo algunas de las sorpresas que ha regalado Hugo Chávez en su ya larga estadía presidencial.

Recientemente, el jefe del palacio de Miraflores saltó todos los muros cuando pidió a los líderes del Alba —Alternativa Bolivariana para las Américas— conformar una estrategia de defensa conjunta para articular las fuerzas armadas, es decir, ejército, fuerza aérea, marina, inteligencia, y enfilarlas contra "el imperio de los Estados Unidos", ya que, para todos, "el enemigo es el mismo".

La alianza militar que propuso el mandatario no halla su origen en agresiones sufridas por Chávez y Venezuela a manos de soldados norteamericanos, sino en hipotéticos planes que se fraguan en Estados Unidos. Tales planes se parecen mucho a los que generan las invasiones "esperadas en Cuba" desde hace décadas.

Poco después de concretado el Banco del Alba y concluida su VI Cumbre, lanzó Chávez su iniciativa, acompañado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, contra quien, por cierto, continúan las acusaciones de corrupción. Éste apoyó la oferta del mandatario venezolano y aprovechó el momento para descargar una andanada contra Bogotá, también al compás de su homólogo. Ambos mantienen diferendos —amañados unos y reales otros— contra el presidente Álvaro Uribe.

Preocupante y descabellada

A pesar del más reciente ofrecimiento de Caracas (72 millones de dólares para combatir la pobreza en Nicaragua, dijo Ortega), en la nación centroamericana no recibió buena acogida la propuesta de Chávez. De acuerdo con el abogado y ex embajador nicaragüense en la OEA, Carlos Tünermann, su país "no tiene ningún enemigo que lo esté amenazando", y precisó que de darse el caso "existe el Tratado de Asistencia Recíproca de la OEA y el Tratado Marco de Seguridad Democrática de Centroamérica", a los que Managua pertenece.

Medios de prensa nicaragüenses calificaron de "preocupante" y con "graves consecuencias" el espaldarazo de Ortega a Caracas. Además del titular ("Las Guerras de Ortega"), el diario La Prensa sostuvo que con sus declaraciones el mandatario ha puesto "en pie de guerra" al país contra Colombia y Estados Unidos. El Nuevo Diario, por su parte, llamó "desatinada" la actitud del presidente y recordó que la Constitución de 1987 prohíbe a Nicaragua involucrarse en guerras internacionales.

Para varios analistas, sin embargo, lo de Ortega fue un exabrupto propio de quien busca sacar a Chávez ayuda económica y material, y se espera que ya en su país volverá a los fueros habituales de presidente pragmático, realista y oportunista, escribió La Prensa. Aunque quizá exageradamente, tampoco se descarta que el líder sandinista arrastre a Nicaragua a una nueva guerra civil, como la que desplegó contra los "contras" en la década de 1980. De cualquier modo, habrá que contar con la Constitución y el parlamento. La mayoría legislativa ya se manifestó en desacuerdo, señalan personalidades de distintas casas políticas.

Mientras el diputado Wilfredo Navarro llamó a la oferta "disparate" secundado por Ortega, otro parlamentario, Francisco Aguirre, asumió como "descabellada" la idea de amalgamar "a nuestro ejército con el venezolano". Entretanto, el diputado Enrique Quiñónez, presidente de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos del Congreso, entre muy duras declaraciones afirmó que Ortega "junto a Chávez, maneja un discurso confrontativo".

Como guinda de la torta, la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, aseguró que "la oferta de una alianza militar de Ortega compromete nuestra soberanía y nos pone en curso de colisión con países hermanos. Ahora queda claro que las regalías y viajes en aviones ejecutivos de lujo, que el presidente Chávez ha otorgado al presidente Ortega y su familia, sí tienen un alto costo para Nicaragua, porque comprometen nuestra soberanía y nos involucran en posibles conflictos internacionales sobre los cuales nada tenemos que ver", señaló la entidad política.

La Paz, Quito y La Habana

El presidente boliviano es sin duda uno de los más cercanos a Caracas. Cuando un periodista le preguntó en La Paz a Evo Morales sobre su opinión acerca de las fuerzas militares del Alba, el ex líder cocalero respondió: "Yo estoy escuchando de su voz". La expresión significa "me acabo de enterar".

Al gabinete boliviano parece bastarle con sus graves conflictos internos y se demora en considerar la propuesta venezolana. "Es algo que hay que tratarlo en el seno del gobierno. No hemos asumido ninguna posición porque ni siquiera se ha considerado", afirmó el ministro de Defensa, Walker San Miguel.

Lo anterior no fue obstáculo para que el jefe de bancada en la Cámara del oficialista MAS (Movimiento al Socialismo), César Navarro, considerara la oferta de Chávez como un paso positivo para defender la soberanía colectiva. El diputado, sin embargo, colocó un punto: "Es un deseo muy importante, pero a largo plazo".

Más que apostillas puso a la iniciativa Gustavo Torrico, también diputado del MAS, quien despachó que "el ALBA nació como un elemento de integración comercial, pero empezar a hablar de fuerzas militares y comandos conjuntos, yo creo que es adelantarnos mucho a una integración que todavía no se ha dado en el ALBA".

Si se presenta aún como aliado fiel de Venezuela, últimamente Ecuador ha dejado trazas de discrepancia. Estuvo en la VI Cumbre del Alba en la desmejorada condición de invitado, y ya se sabe, además, que Quito se niega a considerar a las guerrillas colombianas como fuerzas beligerantes. Fue en esa ciudad que el ministro de Defensa, Wellington Sandoval, se encargó de advertir que Ecuador se excluirá de cualquier iniciativa que no siga su línea de paz y respeto a la autodeterminación de los pueblos.

En entrevista para Radio Democracia, al titular le preguntaban por cocos y él respondía piñas, pero no manifestó, a pesar de estimar que el enemigo es el mismo (el imperio), una palabra a favor de la iniciativa Chávez.

Pero que Sandoval evadiera una respuesta explícita, no significa mucho si el mismísimo Granma, órgano del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, silenció absolutamente el convite de Chávez. Para los estrategas cubanos las palabras de su máximo hermano, en pro de cuyas ideas de integración latinoamericana la Isla estaría dispuesta "a renunciar a su soberanía y la bandera", como dijera el caricaturesco Felipe Pérez Roque, nunca tuvieron lugar.

Resulta demasiado riesgoso que por seguir la última voltereta del mandamás venezolano, el Pentágono vuelva a asumir que Cuba representa una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Las fuerzas conjuntas emergieron de la cabeza del ex golpista como la legendaria Atenea de la testa de Zeus. Con la pequeña diferencia que Atenea salió ya armada y lista para el combate, en tanto la emanación de Chávez no pasará de una bravuconada, batida primero por la efectividad de la burla y luego por el olvido.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Colombianos disfrazados de Hugo Chávez y del comandante de las FARC, Raúl Reyes, en un desfile de carnaval en Barranquilla. (AP)Foto

Colombianos disfrazados de Hugo Chávez y del comandante de las FARC, Raúl Reyes, en un desfile de carnaval en Barranquilla. (AP)