Actualizado: 01/04/2020 15:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ecuador-Venezuela

Correa, Chávez y la tendencia

Sumado uno más a la lista del radicalismo, ahora sólo falta el puntillazo: la victoria del gran jefe.

Enviar Imprimir

Es probable que el populista de izquierda Rafael Correa, ganador de las elecciones presidenciales en Ecuador, se una a la senda de la revolución bolivariana de su amigo Hugo Chávez, quien se encamina hacia la victoria electoral este domingo. Si esto sucede, Chávez tendrá luz verde para implantar en Venezuela el proclamado "socialismo del siglo XXI".

A pocas horas de realizadas las elecciones en Ecuador, el diario oficialista Granma proclamó: "Con una impetuosidad que rompió rancios esquemas y componendas políticas y una agenda de cambios profundos para un país en crisis, el joven economista Rafael Correa conquistó la presidencia de Ecuador".

El nuevo presidente ecuatoriano ha prometido que no será una nueva versión ni de Chávez, ni de Fidel Castro; pero el programa electoral de su coalición Alianza País muestra todo lo contrario: se opone a la renovación en 2009 del acuerdo sobre el uso conjunto con Estados Unidos de la base aérea de Manta, a media hora de vuelo de Colombia y usada para el control de las operaciones de narcotraficantes desde el vecino país. También Correa reiteró en su primera rueda de prensa, tras su triunfo en las urnas, que no suscribirá un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Washington.

La convocatoria de una Asamblea Constituyente para refundar las instituciones, que considera corruptas —como hizo Chávez y ahora intenta el presidente boliviano Evo Morales—, es otro de sus proyectos conflictivos. Al igual que Morales, confrontará a un parlamento hostil, en el que Alianza País no tiene diputados, por lo que se augura de nuevo una difícil presidencia en esta inestable nación andina.

El parlamento ecuatoriano ya destituyó por "loco" al presidente Abdalá Bucaram en 1997, sin ningún dictamen médico, y también a Lucio Gutiérrez en 2005, declarando el puesto vacante a pesar de que estaba todavía dentro de su despacho oficial.

Equilibrio roto

El resultado de las elecciones ecuatorianas define el nuevo equilibrio político en América Latina, donde se han celebrado diez elecciones presidenciales polarizadas entre izquierda y derecha.

En ese maratón electoral latinoamericano, socialistas o socialdemócratas han vencido en cuatro países (Brasil, Chile, Perú y Costa Rica), mientras que los conservadores han ganado en tres: Colombia, México y Honduras. La izquierda más radical venció a su vez con el líder indígena Evo Morales en Bolivia, el sandinista Daniel Ortega en Nicaragua y ahora Rafael Correa en Ecuador.

Además, durante la campaña electoral, Correa no se cansó de usar el argumento de lo beneficioso que resultaría para Ecuador su amistad con el presidente venezolano. El economista, de 43 años y amigo de Chávez, estimó "maravilloso" que bajo su gobierno Caracas pueda ayudar a Ecuador a reestructurar su deuda externa de 11.000 millones de dólares.

"Venezuela tiene 53.000 millones de dólares en reservas líquidas por los excedentes petroleros, nuestra deuda externa es de 11.000 millones de dólares, nos pueden reestructurar muertos de risa", señaló.

Con estos antecedentes, resulta poco creíble que Correa pueda mantener una posición equidistante de Chávez, Castro y Morales, sus aliados naturales.


« Anterior12Siguiente »