Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Cumbre Iberoamericana: Reportaje

Cuba y Venezuela en el punto de mira

A las puertas de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno en Salamanca.

Enviar Imprimir

Pasiones encendidas

En este complejo escenario, las organizaciones del exilio cubano en España se han movilizado. Otras, desde varios países, han trasladado su base de operaciones a la península ibérica. La Fundación Nacional Cubano-Americana, MAR por Cuba, Plantados por la Libertad y más de una decena de estas agrupaciones, se encuentran en estos predios para intentar movilizar a la opinión pública española.

Grupos radicados en España, entre ellos la Unión Liberal Cubana, la Plataforma Cuba Democracia Ya! y la Agrupación de Cubanos de Salamanca, han organizado un extenso programa de actos, que va desde la organización de conferencias hasta la realización de manifestaciones públicas.

De cara a la Cumbre, una veintena de agrupaciones opositoras suscribieron esta semana en Madrid la denominada "Posición Común de la Disidencia Interna y el Exilio", que fija el punto de vista de los firmantes sobre la transición a la democracia en la Isla y lo que esperan de la comunidad internacional para esa etapa.

En el documento, los organizadores coinciden en señalar que no desean "ni violencia, ni guerra civil, ni intervención extranjera" en la solución del problema cubano. Durante la presentación de la "Posición Común", de siete puntos, los opositores de 24 organizaciones ideológicamente diferentes, dijeron que su "Hoja de Ruta" "sólo será viable" si los Estados democráticos y los altos organismos internacionales "se unen" a este "llamamiento", señaló la AFP.

Un momento conflictivo en la agenda colateral del foro iberoamericano pudiera generarse el sábado 15, con motivo de una manifestación anticastrista convocada en Salamanca, pues grupos de españoles que defienden al régimen de La Habana harán un marcha similar.

La presunta asistencia de Fidel Castro, confirmada por el gobierno de Madrid a pesar del tradicional silencio de La Habana, enfrenta en algunas tribunas públicas y medios de comunicación a quienes se preguntan si un "régimen dictatorial" tiene derecho o no a participar en este tipo de foros.

"La silla de Cuba debe permanecer vacía, hasta tanto sea ocupada por el representante democráticamente electo por el pueblo cubano", expresó Sylvia G. Iriondo, presidenta de MAR por Cuba, quien se desplazó hasta España para participar en los actos colaterales de la Cumbre. "Resulta una incongruencia que a estas alturas, después de 46 años de dictadura, aún se esté invitando al régimen a participar", agregó.

Sin embargo, para el portavoz de Arco Progresista, lo contrario es justamente lo "preciso" en casos como el de Cuba: "Aun en la situación en que está, y por la misma situación en que se encuentra, es preciso que Cuba participe en estas Cumbres. La mejor arena para el gobierno es el aislamiento; la mejor arena para nosotros es la inclusión, en todos los foros habidos y por haber", señaló Morúa.

Más allá de la asistencia de Castro, la preeminencia del tema cubano está asegurada. Este jueves 13, a las cinco de la tarde, comienza el "lado cubano" de la Cumbre con la inauguración de una exposición dedicada a las Damas de Blanco, candidatas al Premio Sajarov de los derechos humanos; entre otros actos a favor y en contra que se efectuarán en los días sucesivos.