Actualizado: 22/03/2019 14:06
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia

El combustible del futuro

¿Resolverá el helium-3 lunar el problema energético de la Tierra?

Enviar Imprimir

¿Qué es el helium-3?

Un informe reciente del Instituto de Geoquímica y Química Analítica de la Academia de Ciencias de Rusia explica que el helium-3 se ha acumulado durante un millón de años en la Luna, donde hay cerca de 500 millones de toneladas de ese producto, unos 70 kilogramos por kilómetro cuadrado. En la Tierra no hay más de 500 kilogramos en total.

Según esta fuente, un kilogramo de helium-3 genera 19 megavatios de energía, que sirven para alumbrar Moscú por seis años, y 30 toneladas satisfarían las necesidades energéticas del planeta por un año. Y lo más interesante es que el costo de la electricidad generada en la tierra por cualquiera de los métodos conocidos excede 10 veces el costo de transportar helium-3 desde la Luna hasta la Tierra.

Los científicos rusos afirman que los vehículos espaciales norteamericanos tienen muy poca capacidad de transporte, por eso han diseñado un motor nuclear para un vehículo de carga lunar reutilizable, que puede transportar 10 toneladas de peso a la Luna y viceversa. Este sería el primer paso para pensar en una base permanente en el satélite.

Experiencia lunar y espacial rusa

Nikolai Moiseev, ex director de la Agencia Aeroespacial Rusa (ahora la Agencia Espacial Federal), explicó que en 1959 las naves espaciales soviéticas tomaron las primeras fotografías de la cara oculta de la Luna y luego, en los años setenta, los Lunakhod (robots lunares) trajeron a la Tierra muestras de rocas lunares que todavía se estudian en los institutos afiliados a la Academia de Ciencias de Rusia.

Pero después el Kremlin engavetó los programas lunares. Leonid Simonov, de la Academia de Ciencias de Rusia, dijo a Encuentro en la Red que Rusia teme que si Estados Unidos se hace con las reservas energéticas de la Luna podría consolidar sus ambiciones de dominio sobre los demás países.

"Su interés de conquistar la Luna está en el helium-3, que se forma en la superficie del Sol como resultado de las reacciones termonucleares y que es llevado por el viento sobre el Sistema Solar. Como en la Luna no existe atmósfera ni campos magnéticos, esas partículas se depositan sobre su superficie", añadió Simonov.