Actualizado: 15/11/2018 8:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Narcotráfico, México, Cuba

El cubano antecesor del «Chapo»

Sobre la vida delictiva de Alberto Sicilia Falcón

Comentarios Enviar Imprimir

El 30 de abril de 1945 nació en la ciudad de Matanzas Alberto Sicilia Falcón, su niñez en la “Atenas de Cuba” estuvo salpicada de múltiples problemas en la escuela donde su carácter agresivo y al parecer también su homosexualidad fueron elementos para una conducta evaluada en aquel entonces como desordenada y problemática.

A los quince años ya de elevada estatura y bien parecido marchó al exilio donde se unió a diversos grupos conspirativos, tuvo vinculación con la CIA y utilizó posteriormente esos contactos para su negocio de narcotráfico. A los 20 años se inició en el negocio de la prostitución en Miami y ya a los 23 comenzó sus andanzas con las drogas por lo cual podemos decir que fue un “precursor” del auge de los 80 de ese diabólico comercio en Miami.

Se trasladó a Tijuana, México y allí fomentó un imperio del narco que abarcó América, tanto el Norte como el Centro y el Sur, y se extendió a Europa e incluso Asia con lo cual fue también un antecesor del capo Chapo Guzmán. Sus ganancias se calculaban en más de $20 millones mensuales que derrochaba en fastuosas fiestas en sus lujosas residencias, yates y hoteles en Acapulco, a estas concurrían no solo elementos gansteriles, sino también artistas de fama, empresarios y políticos. Gustaba de los autos europeos y poseía cuatro Roll-Royces.

Era temido por amigos y enemigos ya que su personalidad sicopática se manifestaba en liquidar personalmente, y con una carcajada maligna, tanto a unos como a otros que se le interpusiese en sus negocios. Mantuvo relaciones sentimentales con más de una mujer, con lo cual lo podemos calificar como bisexual, entre ellas estuvo Irma Serrano, cantante y actriz conocida como “La Tigresa de la Canción Ranchera”, o simplemente como “La tigresa”, la cual había tenido por esos años una vida bastante promiscua y entre sus amantes estuvo el presidente de México Gustavo Díaz Ordaz.

Alrededor de finales de los 60 o inicio de los 70, Sicilia Falcón fue contactado por la CIA con el propósito de que utilizando sus conexiones e influencias se convirtiese en un suministrador de armas a las guerrillas anticomunistas y las bandas paramilitares que estaban floreciendo en Centroamérica con ello redondeaba sus negocios ilícitos y obtenía protección para sus actividades en EEUU; de cierta forma esto fue un preludio a lo ocurrido con los Iran-Contra de los 80.

A principio de julio de 1975 fue aprehendido en la lujosa residencia que poseía en la exclusiva Colonia de Pedregal y después de fuertes presiones, forma eufemística de decir que fue torturado, confesó sus crímenes y sus relaciones con la CIA. De inmediato lo trasladaron para la tenebrosa y temida prisión de Lecumberri, que fue construida en 1900 bajo la dictadura de Porfirio Díaz.

En esta cárcel organizó una escapada que también lo inscribe como un antecesor del “Chapo” ya que se fugó el 26 de abril de 1976 por medio de un túnel que con 80 centímetros de ancho y 40 metros de largo conducía desde la crujía L del presidio hasta una casa, que fue comprada medio año antes de la fuga, ubicada en Tercera Cerrada de San Antonio Tomatlán sin número, en la misma se encontraron herramientas, placas de acero que soportaban la excavación, instalación eléctrica, carretillas, guantes, seguetas, taladros, picos, palas, barretas, mascarillas para oxígeno, tanques de acetileno, sierras, así como colchones y un plano detallado del penal y el túnel a construir.

El escándalo que esto provocó conmovió a las más altas esferas del gobierno ya que quedaba manifestó que había existido corrupción y evidentes componendas, no solamente con la dirección de la prisión sino con la alta oficialidad de la policía. Como una forma de aliviar esta situación la prisión fue clausurada y posteriormente convertida en el Archivo General de la Nación.

El 2 de mayo de 1976, los periódicos informaron de la recaptura de Alberto Sicilia Falcón y fue enviado bajo fuerte custodia a la cárcel de máxima seguridad La Palma ubicada en el municipio de Almoloya de Juárez, estado de México, allí permaneció hasta que salió en libertad en 1999. De su vida posterior al salir, con solo 54 años, nada sabemos, ¿estará vivo o le habrán cerrado la boca para siempre y vivirá acompañando a sus víctimas en el paraíso eterno de los narcos?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.