Actualizado: 01/06/2020 20:01
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Corea del Norte

El díscolo Kim Jong il

La amenaza de Pyongyang de probar un cohete en los próximos días dispara de nuevo las tensiones en Asia.

Comentarios Enviar Imprimir

El régimen de Corea del Norte puede incrementar de nuevo las tensiones en Asia, si se produce en los próximos días el lanzamiento de un misil para "colocar en el espacio un satélite", pero que en realidad es la repetición de una prueba, ya fracasada en 2006, para demostrar capacidad de alcance con cohetes balísticos de hasta 6.000 kilómetros. O sea, armas que podrían llegar al oeste de Alaska, en Estados Unidos.

No está clara la fecha del lanzamiento, pero fuentes del gobierno de Seúl informaron recientemente que podría producirse entre el 6 y el 8 de abril, conforme a los pronósticos meteorológicos.

Las fuentes, citadas por la agencia surcoreana Yonhap, afirman que Pyongyang ya ha colocado en la lanzadera el cohete que pondrá en órbita el satélite, mientras que satélites espías han detectado movimientos que podrían responder a la puesta a punto del misil.

Corea del Norte anunció que el cohete será lanzado entre el 4 y 8 de abril, desde una base en la costa noreste del país comunista.

Según la agencia meteorológica surcoreana, para el día 4 están previstas precipitaciones en la zona del lanzamiento, conocida como Musudan-ri, mientras que al día siguiente estará nublado, lo que imposibilitaría las operaciones.

El pasado 28 de marzo, desde Moscú, el secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, llamó a Corea del Norte a suspender el lanzamiento.

"Esto acarreará mayores complicaciones para la paz y estabilidad de la región", comentó Ban, y además, exhortó al régimen comunista a cumplir los acuerdos alcanzados en el marco de las negociaciones a seis bandas (las dos Corea, Estados Unidos, China, Japón y Rusia).

También la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha avisado que el lanzamiento acarrearía al régimen nuevas sanciones, por violar la resolución 1718 que le impide llevar a cabo pruebas con misiles.

Algunos analistas estiman que el aislamiento en que se encuentra el Norcorea torna imprevisible cualquier respuesta de sentido común, y que lo que busca Pyongyang es tener un nuevo "argumento" para chantajear a los otros participantes en las negociaciones, paralizadas debido a esta situación.

¿Peligro de guerra?

La tensión entre Pyongyang y Washington ha vuelto a acrecentarse, pero ello no significa necesariamente que se produzcan actos de guerra.

La trayectoria del cohete, según ha revelado la propia Corea del Norte a los organismos internacionales encargados de la seguridad marítima y aérea, cruzará el Mar de Japón (Mar del Este) y parte del Pacífico, en caso de que el lanzamiento sea exitoso. En 2006, Pyongyang hizo una prueba fallida con un misil del mismo tipo, denominado "Taepodong-2", que estalló a pocos minutos de despegar.

La Armada estadounidense ha desplegado dos buques de guerra frente a Japón. Los dos navíos, equipados con tecnología Aegis de defensa contra misiles balísticos, zarparon del puerto japonés de Sasebo, precisó el portavoz de la Armada, Charles Howard. "Querría señalar que estamos preparados para cualquier eventualidad", afirmó. Los dos navíos desplegados por Estados Unidos son el "USS McCain" y el "USS Chafee", precisó.

Sin embargo, la tecnología Aegis todavía no ha demostrado ser totalmente efectiva.

Un fracaso en la intercepción podría poner en duda el sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos, un riesgo que, según expertos del Pentágono, ningún responsable político de la nueva Administración del presidente Barack Obama desea asumir.

Si Corea del Norte y el "querido líder" Kim Jong il se deciden a lanzar el misil, lo más probable es que Estados Unidos, Corea del Sur y Japón presenten el caso ante el Consejo de Seguridad, lo que obligaría a China y Rusia a asumir una actitud ante la violación de una resolución de ese alto órgano de la ONU.

En esta coyuntura, lejos de traer beneficios para el régimen de Pyongyang, el famoso misil se puede convertir en un bumerán, obligando a que Moscú y Pekín asuman una actitud todavía más firme frente al díscolo Kim.

En definitiva, si el alcance del cohete norcoreano llega hasta Alaska, está claro que también amenaza los territorios chino y ruso. Una perspectiva nada tranquilizadora.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Soldados norcoreanos observan el lado surcoreano, en el pueblo fronterizo del Panmunjom, el 26 de marzo de 2009. (AP)Foto

Soldados norcoreanos observan el lado surcoreano, en el pueblo fronterizo del Panmunjom, el 26 de marzo de 2009. (AP)