Actualizado: 15/04/2024 23:17
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia, Ucrania, Putin

El invierno decisivo

Los manuales que prepararon a Putin como represor de la KGB lo habrán formado en el arte del engaño y el crimen, pero nunca en la estrategia y ciencia de la guerra

Comentarios Enviar Imprimir

El presidente ruso, Vladimir Putin, está estableciendo las condiciones para una prolongada guerra de conquista en Ucrania. Durante una reunión con el Consejo Presidencial Ruso para el Desarrollo de la Sociedad Civil y los Derechos Humanos (CDH), Putin comentó que la “operación especial” en Ucrania puede ser un “proceso largo” y que la adquisición de nuevos territorios es un resultado significativo de este proceso para Rusia.

Putin se comparó favorablemente con el zar ruso Pedro el Grande al señalar que Rusia ahora controla el Mar de Azov, por el que Pedro el Grande también luchó. Esta invocación de la historia imperial rusa enmarca explícitamente los objetivos actuales de Putin en Ucrania como abiertamente imperialistas y aún maximalistas.

Putin se ha dedicado a condicionar las audiencias domésticas rusas a que esperen una guerra prolongada y agobiante en Ucrania que continúa buscando la conquista de territorio ucraniano adicional. El espacio de información ruso respondió positivamente a las afirmaciones de Putin y estableció condiciones adicionales para la prolongación de la guerra, con un milblogger comparando Ucrania con Siria y señalando que las fuerzas rusas no comenzaron a experimentar victorias significativas en el campo de batalla en Siria hasta años después de la operación.

El Kremlin ha estado estableciendo condiciones de información para la prolongación de la guerra en Ucrania desde el verano tras los estrepitosos fracasos de las fuerzas rusas para asegurar y retener sus objetivos principales. Este condicionamiento informativo es fundamentalmente incompatible con cualquier discusión sobre un alto el fuego o negociaciones. Putin no parece dispuesto a arriesgarse a perder el impulso interno deteniendo sus operaciones ofensivas, aunque sea brevemente, y mucho menos a perseguir una vía de salida por debajo de sus objetivos completos, que, como está dejando cada vez más claro, parecen incluir la reconstitución del Imperio ruso de alguna forma.

En particular, Putin está utilizando la “Comisión de Derechos Humanos” rusa como un medio para consolidar el poder político de una manera que es fundamentalmente incompatible con los principios básicos del derecho internacional de los derechos humanos.

Putin cambió la composición del CDH el 17 de noviembre, eliminando a los activistas rusos de derechos humanos que criticaban la censura del Kremlin e instalando funcionarios políticos y de poder, así como a un destacado corresponsal militar ruso.

El uso de un organismo nacional de derechos humanos para abogar y establecer condiciones para la perpetuación de una guerra genocida en Ucrania socava las declaraciones hechas por el Kremlin sobre el supuesto compromiso de Rusia con los derechos humanos. El comentario de Putin acusando a Occidente de usar los derechos humanos para violar la soberanía estatal socava una premisa central del esfuerzo internacional para proteger los derechos humanos.

Putin reiteró la posición formal de Rusia sobre el uso de armas nucleares en una declaración al CDH ruso el 7 de diciembre sin cambios notables. Afirmó que la amenaza de una guerra nuclear está creciendo, pero que Rusia no será la primera en emplear armas nucleares. Agregó, sin embargo, que, si Rusia no es la primera en iniciar el primer uso de armas nucleares, tampoco será la segunda en hacerlo, porque la “posibilidad de usar [un arma nuclear] en caso de un ataque nuclear en territorio [ruso] es muy limitada”.

Putin reiteró que la doctrina nuclear rusa se basa en la autodefensa y declaró que cualquier uso nuclear ruso sería una represalia. Putin también enfatizó que Rusia no está “loca” y es muy consciente del poder de las armas nucleares, pero no las “blandirá”. Las declaraciones de Putin apoyan evaluaciones previas de que, si bien los funcionarios rusos pueden participar en formas de ruido de sables nucleares como parte de una operación de información destinada a socavar el apoyo occidental a Ucrania, los funcionarios rusos no tienen intención de usarlos en el campo de batalla.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que el ejército ruso busca una pausa operativa en el invierno 2022-2023 para recuperar la iniciativa y llevar a cabo una contraofensiva en la primavera de 2023, Stoltenberg dijo al Financial Times en diciembre que Rusia busca “congelar” los combates en Ucrania “al menos por un corto período de tiempo para que puedan reagruparse”. reparar, recuperarse y luego tratar de lanzar una ofensiva más grande la próxima primavera”.

Comparto totalmente la declaración de Stoltenberg de que una pausa operativa favorecería a Rusia al privar a Ucrania de la iniciativa. Una pausa operativa este invierno probablemente culminaría prematuramente las operaciones de contraofensiva de Ucrania, aumentaría la probabilidad de que Ucrania pierda la iniciativa y otorgaría a las degradadas fuerzas rusas un valioso tiempo de tres a cuatro meses para reconstituirse y prepararse para luchar en mejores condiciones.

Sin embargo, Putin sigue pareciendo poco dispuesto a perseguir tal cese de la lucha. El ejército ruso continúa las operaciones ofensivas alrededor de Bajmut y, hasta ahora, se niega a sí mismo la pausa operativa que sería consistente con las mejores prácticas militares. La fijación actual de Putin con las continuas operaciones ofensivas alrededor de Bajmut y en otros lugares está contribuyendo a la capacidad de Ucrania para mantener la iniciativa militar en otras partes del teatro de operaciones militares. Los continuos éxitos operativos de Ucrania dependen de la capacidad de las fuerzas ucranianas para continuar esas operaciones sucesivas durante el invierno de 2022-2023 sin interrupción.

Cada vez que escucho a Putin reafirmarse como el heredero de la grandiosidad de Pedro El Grande lo veo más errático y alejado de la realidad que nunca. Sé perfectamente que su procedencia como miembro del aparato represor ruso le ha dado sutiliza en sus trucos de tergiversar, engañar, asesinar y embarajar como decimos los cubanos a cuanto diplomático o jefe de Estado se ha cruzado en su camino. Pero su actuación general en este conflicto, comenzando por los errores garrafales de sus apreciaciones para iniciar una guerra total contra su estado vecino lo rebelan como lo que verdaderamente es un pigmeo del arte militar y la guerra.

Los manuales que lo formaron como represor de la KGB lo habrán formado en el arte del engaño y el crimen, pero nunca en la guerra. Todos sus argumentos esgrimidos para tratar de justificar esta guerra se han hecho polvo. Su guerra de conquista para recuperar la grandeza de Pedro el Grande ha unido estrechamente a la OTAN que se encontraba muy debilitada e incluso le ha agregado dos miembros fundamentales como Suecia y Finlandia. Los fracasos unos tras otros en el campo de batalla desde el hundimiento de su buque insignia del mar negro el crucero Moskva y los audaces golpes de Ucrania contra sus bases militares dentro de Crimea y ahora en el propio corazón de Rusia a más de 600 kilómetros de profundidad dentro de territorio ruso parece que no le dicen nada. Si Putin no fuera tan vanidoso y estúpido como suelen ser los dictadores de su estilo se hubiera informado un poco más de la clase de combatientes que son los ucranianos. Si solamente se le hubiera ocurrido abrir un libro de la conquista del espacio, y de la cohetería cosmonáutica soviética, hubiera podido entender que un pueblo que produce al genio de Sergei Pavlovich Koroliovno se le puede tratar como un pueblo de segunda clase y mucho menos sumiso. Los misiles que acaban de caer en las bases de los bombarderos estratégicos rusos en pleno corazón de Rusia. No fueron sobrantes de guerra de la época soviética, fueron misiles totalmente modernizados por los descendientes de Koroliov.

Pero el logro más grande que va a implantar Putin para la historia es haber convertido a las fuerzas armadas ucranianas en las más modernas, eficaces y combativas de Europa.

Este será mi penúltimo artículo sobre la guerra en Ucrania. Ha comenzado el invierno decisivo. A Putin le quedan tres opciones cuál de las tres más sombrías:

- Capitulación condicional

- Capitulación incondicional

- Colapso del ejército ruso con decenas de miles de prisioneros

En la primera, que parece ser la más sensata, aunque está en juego su ego personal, consiste en retirarse del territorio ucraniano con la condición de negociar el mantenimiento del arrendamiento de las bases rusas en Crimea al precio que se acuerde con el gobierno ucraniano.

En la segunda. al no aceptar la primera se lucharía hasta la derrota total el ejército ruso en territorio ucraniano.

La tercera, al dejar pasar las dos primeras oportunidades se producirá el colapso total del ejército ruso. Esto no significa que se rinda, sino que se nieguen a continuar combatiendo. Esta variante sería muy peligrosa por las implicaciones internas en el Kremlin que producirán una lucha intestina por el poder que sí pudiera desencadenar un desenlace nuclear por algún loco que usurpe el poder.

Esperemos que sea la primera opción.

Hemos entrado de lleno en el invierno brutal de la región, seguiremos de cerca esta etapa final. Y que Dios ampare a la humanidad.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.