Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Polonia

El obispo que fue espía

¿Sufrirá la Iglesia polaca un colapso de autoridad tras el escándalo del arzobispo de Varsovia? ¿Beneficia esta 'revisión' el proceso democrático del país?

Enviar Imprimir

Fuentes no oficiales dijeron a la prensa polaca que la Iglesia y el gobierno coinciden en que la renuncia de Wielgus se produjo en respuesta al pedido de la Santa Sede, que fue sometida a "inusitadas presiones" por la cúpula gobernante polaca.

Por su parte, el Vaticano declaró posteriormente que la renuncia del obispo polaco había sido "acertada", ya que su conducta "había comprometido el prestigio de la Iglesia"; pero atribuyó el escándalo a "una oleada de ataques contra la Iglesia Católica de parte de los antiguos represores y enemigos de la fe".

Las pruebas

No obstante, dos comisiones diferentes habían llegado al mismo veredicto: sin dudas, el obispo Stanislaw Wielgus había cooperado voluntariamente y a conciencia con la policía política comunista, hechos que el prelado había negado hasta el viernes 5 de enero.

El Instituto de la Memoria Nacional puso en internet un facsímil del expediente de Wielgus, donde consta que su "trabajo" para los servicios secretos se prolongó durante 20 años, cinco de ellos en los servicios de inteligencia.

El Instituto, que investiga los crímenes de la era nazi y la comunista en Polonia, afirma que entre el 10 y el 15% de los sacerdotes católicos colaboraron de alguna manera con el régimen comunista, aunque admite que muchos lo hicieron bajo acoso y amenaza. También dice que la Iglesia Católica polaca siempre gozó de un prestigio excepcional en el país y mantuvo, bajo el comunismo, la vigilancia sobre la integridad moral y la tradición nacional.

El diario Rzeczposlita (pro gubernamental) publicó la semana pasada que "el nuevo arzobispo de Varsovia fue un colaborador secreto y consciente de la policía comunista durante más de 20 años, y los documentos lo confirman".

Según su expediente, el sacerdote fue reclutado por la SB (policía política comunista) en 1967, cuando era estudiante de Filosofía de la Universidad de Lublin. Existen documentos firmados por Wielgus, en 1978, donde acepta la colaboración. Ya entonces era profesor de esa universidad católica polaca. También consta que recibió "entrenamiento especial" para realizar su trabajo de agente.

La Iglesia Católica polaca

La prensa internacional coincide en que en un país donde la Iglesia desempeña un papel muy importante, este escándalo tendrá profunda huella en la sociedad. La propia Iglesia había iniciado investigaciones para identificar a los colaboradores con el régimen comunista en el pasado.

Fue una iniciativa del arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz (ex secretario personal del Papa Juan Pablo II), quien declaró: "en la era comunista la Iglesia sufrió persecuciones, muchas de ellas sangrientas y brutales". Y recuerda el papel de la Iglesia en la caída del régimen.

"El asunto debe ser investigado, no podemos temer a la verdad", dijo por su parte el padre Robert Necek, portavoz de la Iglesia en Cracovia, en relación con la investigación que se realiza para identificar a los colaboradores con la policía comunista.

En la actualidad, el 90% de los habitantes de este país se declaran católicos y los polacos que acuden a misa cada domingo son la mitad de la población, el nivel más alto de Europa occidental (aunque en las grandes ciudades el índice baja hasta un 30%).

Sin embargo, la juventud se muestra menos entusiasta con las reglas católicas.

Por ejemplo, dos terceras partes de los jóvenes están de acuerdo con tener sexo antes del matrimonio y sólo una cuarta parte acepta la contracepción como un pecado. Aunque en lo que respecta a la actitud cultural y de identidad, los rituales católicos siguen siendo predominantes en todas las edades de la población.

La jerarquía católica polaca se pregunta ahora si la Iglesia sufrirá un colapso de autoridad después de este escándalo, y si este proceso beneficia realmente el proceso democrático que vive el país.


« Anterior12Siguiente »