Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Evo, el diálogo y la cumbre

Mientras las negociaciones parecen no llegar a ningún puerto, el presidente luce intransigente, amparado por la declaración de Unasur.

Comentarios Enviar Imprimir

Resulta difícil aventurar un criterio sobre el intenso diálogo que llevan a cabo en Cochabamba las representaciones de cuatro prefecturas autonomistas y el gobierno de Evo Morales. En un diálogo donde se combinan los argumentos y las amenazas, el resultado anunciado hoy, como la flor de Malherbe, puede marchitarse mañana.

Aunque aplacado en su violencia, pero sin salir de las calles, el pulso enseña sus credenciales en la mesa de negociación. Si es cierto que los interlocutores no aflojan en su discordia, las esperanzas de un avenimiento se mantienen latentes.

Con respecto a una de las demandas claves de las prefecturas, que se les devuelva el IDH —Impuesto Directo a los Hidrocarburos— y las regalías, se ha creado un diseño que permitiría la especificación y el acuerdo. Otros temas, en cambio, siguen tan calientes como hasta ahora.

Los prefectos, que aseguraron que su intención no es fragmentar el país, solicitan la autonomía departamental plena y su inclusión en la Constitución que se llevará a referendo. Con un no inapelable se opuso, hasta ahora, el Palacio Quemado.

El presidente Evo Morales aludió ante la prensa a las fuerzas sociales que le son afines. Arguyó el mandatario que a dichas fuerzas no le gustaría que se modifique el texto constitucional, pues, según ellas, "la Asamblea Constituyente" no habrá servido para nada, y eso "causa reacción" en los movimientos sociales, subrayó Morales en una clara amenaza.

Como anillo al dedo

Las negociaciones se llevan a cabo a instancias de la Cumbre de Unasur, que se efectuó recientemente en Santiago de Chile. La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) vino al mundo como una alternativa política a la OEA, y el ascenso del conflicto en Bolivia le vino, a su vez, como anillo al dedo.

Por una parte, Unasur entraría al ruedo político de primer nivel con una cumbre extraordinaria y, por otra, se esforzaría por alcanzar legitimidad ante los lógicos recelos contra una organización fundada como tal hace apenas unos meses.

Con Unasur cuajó una corporación política (atiende también asuntos económicos) que no cuenta con la presencia de Washington, lo cual puede ayudar a resolver más ágilmente algunos problemas en la zona.

Sabedora de lo que se jugaba, la mandataria Michelle Bachelet, presidenta pro témpore de Unasur, tuvo a bien invitar a la Cumbre a su amigo y correligionario en el socialismo chileno, José Miguel Insulza, secretario general de la OEA.

Es de justicia que donde hay un conflicto que implique a dos partes, no se puede invitar, escuchar y debatir con una sola de ellas. Y esto fue lo inadmisible de la Cumbre. Conste que los prefectos bolivianos solicitaron que al menos se les escuchara en la reunión, pero la justa petición se perdió en el viento. El debut de Unasur fue, evidentemente, parcializado.

No hay un solo punto en la Declaración Final que afecte o roce al gobierno boliviano. Ni de la forma más diplomática se le invita, por ejemplo, a abandonar sus reiteradas obstaculizaciones al diálogo.

Aquí se habla de la legitimación que en el reciente referendo recibió el otrora líder cocalero, pero es que los prefectos también fueron legitimados por el voto popular. La Cumbre calló al respecto.

¿Cuál golpe de Estado?

Sería obtuso no admitir que las intenciones y muchas de las medidas de Morales van a favor de la mayoría, en un país con un 60% de pobreza. Y desde aquí, entre otros puntos, es de donde brota su elevada popularidad. Pero más obtuso sería convencernos de que, efectivamente, a Evo lo amenaza un golpe de Estado.

¿Qué líder político viaja al extranjero cuando se siente amenazado con un golpe de Estado, ya sea civil o militar? ¿Cómo puede estar amenazado Morales si antes de la Cumbre decretó la Ley Marcial en el departamento de Pando, escenario de la muerte de 15 personas y cerca de cien heridos, el peor resultado de la violencia reinante?

Otras dos razones se entronizan en contra del mendaz, pero muy publicitado, intento de golpe: 1) Los departamentos no tienen fuerzas ni medios para derrocar a Evo, y 2) Los líderes cívicos saben muy bien que prácticamente el mundo entero se opone a la independencia de un fragmento del país.

Si se habla de la crisis, a los prefectos no les faltan razones sobre sus causas, y es sano que se recuerde que en los cinco departamentos que pulsan contra el ejecutivo (Pando, Tarija, Santa Cruz, Beni y Chuquisaca, de última incorporación), los indígenas son también amplia mayoría, señaló a la radio chilena el experto Rodrigo Álvarez, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en Chile.

Como usualmente las cumbres oficiales no suelen abordar todos los problemas que interesan a importantes segmentos poblacionales, muchos de estos mismos que excluyeron a los prefectos en la cita santiaguina participan alegremente de las cumbres alternativas y lanzan allí, entre gritos de aprobación, discursos incendiarios.

¿A quién se le ocurrió esta vez una reunión alternativa para enmendar una injusticia? A nadie. Esta no fue una cumbre sobre Bolivia, sino una cumbre para Evo Morales.

¿Cuál es la diferencia entonces entre esta cumbre y las demás, si esta peca también de tendenciosa y oblicua? ¿Ha actuado Unasur como algo que pudiéramos llamar "nuestro", en esta parte del continente? Indudablemente, no.

Debe pasar mucha agua bajo los puentes para sostener si realmente la Cumbre de Unasur significó un verdadero impulso a la paz y la democracia en Bolivia. Entretanto, en La Moneda, no se apagan los aplausos por su presunto éxito en la Cumbre.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Partidarios de Evo Morales, armados, marchan hacia la ciudad de Santa Cruz, BoliviaFoto

Partidarios de Evo Morales, armados, marchan hacia la ciudad de Santa Cruz, Bolivia, el 20 de septiembre de 2008. (AP)