Actualizado: 22/05/2024 18:46
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

América Latina

Fantasmas y fracasos

Democracia y subdesarrollo: ¿Hace falta 'un cambio de modelo'?

Enviar Imprimir

El Estado en...

El Estado en peligro

El problema político de Latinoamérica no es que la democracia esté en peligro. Todo lo contrario. En algunos países de la región jamás ha habido la oportunidad que hoy existe de consolidar instituciones, prácticas y reglas de juego democráticas. En otros, la situación tiene más claroscuros, y en algunos, ciertamente, el panorama es complicado. Más realista que el derrotismo parece ser concluir algo similar a lo que notificó el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), cuando en 2004 hizo público su informe sobre la salud democrática de la región: "No hay malestar con la democracia, hay malestar en la democracia".
Resulta intrigante que ese malestar se esté agudizando cuando la región está logrando las mayores tasas de crecimiento de los últimos 30 años, las tasas de inflación más bajas, tiene sus cuentas externas en números negros y la deuda pública comienza a ceder. Es decir, cuando, también por primera vez en mucho tiempo, parece que en algunos países se han creado las bases para intentar otro asalto a la prosperidad, esta vez basado en la idea de crecimiento sostenible y socialmente responsable.
El problema que acecha a la región es que se están haciendo más nítidas las líneas divisorias entre los países que realmente tienen conciencia de ser una nación —Brasil, México y Chile— y aquellos otros que, tras un buen número de fracasos, comienzan a temer que las abismales brechas que se han abierto entre sus clases sociales sean irreversibles. En ellos, lo que está en peligro no es la estabilidad económica o la democracia, sino el Estado.
Y para recuperar el Estado no basta con condenar el neoliberalismo o demonizar la globalización. Hace falta tener la voluntad y la habilidad política de recuperar el proyecto de convivencia. Y para eso, la democracia sigue siendo el mejor camino. Mejor que algunas de las ensoñaciones que se escuchan estos días.


« Anterior12Siguiente »